Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 8 2005 Los Veranos 99 Tim Burton, el oscuro cuentista Llega hoy a las pantallas Charlie y la fábrica de chocolate la última fantasía del cineasta TEXTO: JOSÉ EDUARDO ARENAS no a todos aquellos sentimienA estas alturas resulta casi frítos. volo aseverar que la filmogra- -Con quien sí tiene algo en fía del genial Tim Burton se común es con Johnny Depp. puede reconocer por sus per- -Sí, es muy divertido trabasonalísimos rasgos estéticos. jar con él y cada vez ha sido Él es, posiblemente, el direcuna experiencia distinta. tor más oscuro del cine norCuanto más experiencia tenteamericano. Poseedor de una go con él, resulta mejor y más fantasía desmedida, ha consoenriquecedora. Nos comunilidado su carrera a base de camos en plan telegráfico. imaginación. Ahora vuelve al- ¿Le continua sorprendiengénero que domina con el endo? trañable clásico de Roald- -Por supuesto. Lo que más Dahl Charlie y la fábrica de me sorprendió fue como, de rechocolate Hubo que buscar pente, se convirtió en Willy el apoyo y colaboración de FeWonka. Siempre supe que era licity Dahl, la viuda de Roald un fuera de serie, pero de reDahl y responsable de su patripente parece que humonio desde 1990. ¿Por qué aceptó Se trata de biera aterrizado en por prillevar esta historia hacer histo- este planeta Siempre mera vez. al cine? rias para ni- ha sido genial, desde- -La había leído de niño. Para mí, Roald ños sin miedo el primer momento Dahl fue uno de los a ser subversi- que trabajé con él lo primeros escritores vo, oscuro y supe. estética del de libros infantiles luminoso a la- -La juega confilme el que hablaba tanto a vez expresionismo y el los niños como a los gótico. adultos. -Tiene ambas influencias... ¿Tiene algo en común con hay color y hay blanco y neDahl? gro, así que es una mezcla di- -A mí me gusta como combivertida. Me encanta volver a na la emoción, el humor y la esta mezcla. oscuridad. Siempre me afecta- ¿Por qué es tan importanaquella combinación de elete trabajar en decorados fímentos. Se trata, otra vez, de sicos? hacer historias para niños sin- -No tengo nada en contra de miedo a ser subversivo, fuernuestra época digital, porque te, oscuro y luminoso a la vez. nosotros también aprovechaSiempre me he sentido cerca- Johnny Depp, protagonista de Charlie y la fábrica de chocolate mos algo de aquello, pero me gusta seguir construyendo decorados. Si pregunta a cualquier actor, le dirán que prefieren trabajar con decorados antes que con una pantalla azul en el cogote. Los niños también quieren sentir que están allí. Porque esta no es una gran película de acción, la textura y la calidad visceral de la ambientación es muy importante. -Dijo que seria una adaptación fiel. ¿Qué ha cambiado? -Siempre hemos intentado ser fieles al libro pero creo que profundizamos un poco más para dar mas sentido al personaje de Willy Wonka y crearle un poco de fondo histórico que no viene en el libro. Pero siempre intentamos ser fieles al espíritu del libro. ¿Hasta qué punto es oscura su versión? ¿Podemos llevar los niños a verla? ¡Por supuesto! ¿No se asustarán y tendrán pesadillas? -Depende de cada uno. A mí me da pesadillas ver los teletubbies asi que... Sin City Sinfonía de una hija de perra ciudad EE. UU, 125 min. Director: Robert Rodríguez Intérpretes: Bruce Willis, Mickey Rourke, Rosario Dawson, Clive Owen JAVIER CORTIJO Hay ciudades con cicatrices en vez de bulevares, agujeros de bala en vez de cuencas de semáforos y matones secantes e inmovilizadores en vez de agentes de movilidad en bermudas. Ciudades con la pesadilla detrás de la oreja y el zumbido de un millón de ráfagas de dinamita incrustados en el tímpano. Ciuda- des que necesitan a un guía que entre en sus entrañas y guedejas y salga vivito y coleando para contárnoslo. Tenía que ser Robert Rodríguez (un director selenita, ya que tiene cara oscura, ésta, y mar de la tranquilidad infantil a base de Spy Kids y Lava girl la semana que viene también de estreno) quien le echase un par al asunto y, con la ayuda del arquitecto de Sin City Frank Miller y de su turista un millón Quentin Tarantino, nos soltase este regalito veraniego que, para muchos, es la mejor transfusión de cómic (o novela gráfica) que se le ha hecho nunca el séptimo arte. Todo es de asombro y crujir de huesos en esta película, desde el talento con que están engarzadas las tres historias peligrosas, al brutal cas- Rosario Dawson y Clive Owen, en Sin city ting que las puebla- ¿con qué quedarse, con los carrillos de granito de Mickey Rourke, la napia- cordillera de Benicio del Toro o la barba de azufre de Bruce Willis? Eso, sin hablar de la sección femenina, aunque entre las obvias Alba, Murphy y super- Dawson, uno opta por la chica Gilmore Alexis Bledel- -o, en fin, ese tratamiento de la fotografía chinesco y caravaggiano con hachazos de color sencillamente geniales. Eso, sin desdeñar guiños tan cinéfilos como Casablanca o El sueño eterno para no olvidar qué terreno pisamos. Cierto que las historias elegidas son de lo mejorcito de Miller- -ojo a cómo seguramente Tarantino mejora La gran masacre que nació al hilo de... Pulp fiction aunque quedan otras como Ida y vuelta al infierno (si creías que todo esto era sexy, espera y verás) que esperemos sean pasto de más regresos a la ciudad del pecado. Eso sí, no lleven a su madre al cine a menos que quieran acelerar la herencia.