Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 12 8 2005 Madrid 33 AFP ELENA CARRERAS Droga. No se trata, ni mucho menos, de un problema residual heredado de otros Bandas latinas. En la actualidad, son uno de los mayores quebraderos de tiempos. La situación es horrible en zonas como Las Barranquillas y El Salobral. Allí, además del consumo de estupefacientes, prolifera el tráfico de cocaína y heroína. La cercanía con algunos barrios, como San Cristóbal, extiende a esas zonas la inseguridad. muertes violentas: la de un hombre que pereció carbonizado en el interior de un coche y la de un joven ecuatoriano que cayó acuchillado en una reyerta entre dos banda rivales, en la plaza de las Peñuelas. Usera- Villaverde. La situación que se vive en estos dos distritos, agrupados en una misma comisaría policial, es de extrema delicadeza. El asesinato, el pasado 2 de mayo, de un menor de edad español a manos de un joven dominicano fue el punto de inicio de unas jornadas de infarto con revueltas vecinales, más de 40 agresiones y el miedo, por parte de la población inmigrante, a represalias. Y las hubo. Fruto de aquello nació un plan de seguridad específico para Villaverde. Sin embargo, lo que ocurrió se veía venir de lejos. A las graves carencias de servicios y conexiones de transporte se une una desestructuración social y, en ocasiones, marginal. Todo ello, unido a la existencia de varios asentamientos chabolistas- -El Salobral, Romancero Gitano o el casi extinto Plata y Castañar- la venta de droga, la colonia Marconi tomada por la prostitución y carreras de coches ilegales en plena calle. Además, tanto Villaverde como Usera son cuna y patria de los aluniceros quienes, aunque no cometen sus palos en la zona, sí salen de allí para desvalijar todo lo que se les pone por delante. Puente y Villa de Vallecas. Estos dos barrios, que conforman la zona conocida como Vallecas, cuentan con un casi ancestral currículum delictivo, que vivió su peor época en los años 80, cuando la heroína hacía estragos entre los jóvenes. La droga sigue presente, y mucho. El ejemplo más claro es el de Las Barranquillas, el mayor supermercado de estupefacientes de Europa. Pero también lo es la Cañada Real, donde, además, existen decenas de viviendas y edificaciones totalmente ilegales. Pero la delincuencia también se transforma, y el fenómeno de la inmigración mal entendida está nutriendo de jóvenes pertenecientes a bandas latinas rivales, como los latin- kings o los ñetas que tienen su propia jerarquía, código de honor e indumentaria, cabeza para las Fuerzas de Seguridad. Si en los años 90 proliferaron los skin- heads ahora lo hacen los latin- kings (ecuatorianos) y los ñetas (dominicanos) por sólo mencionar las dos tribus de jóvenes violentos más conocidas. Hace dos años, el Ayuntamiento elaboró un informe en el que se analizaban 450 puntos negros al más puro estilo pandillero americano. Es la delincuencia importada. Aunque el tejido social de Vallecas no es ni por asomo el de hace 15 ó 20 años, existen barrios y zonas, como Entrevías, en Puente de Vallecas, que no han conseguido escapar aún del zarpazo del delito. En toda la zona vallecana se han cometido cuatro asesinatos en lo que va de año, dos de ellos, en Valdemingómez y Las Barranquillas. Salamanca. Este distrito, de marcado carácter burgués, es objeto de muchos de los más sonados atracos que se cometen en la capital. Los delincuentes Usera, Villaverde, Tetuán y Centro son los cuatro distritos preferentes en los planes de seguridad de Vallecas, Usera y Villaverde tienen como destino los comercios de lujo- -joyerías, peleterías, tiendas de ropa de firma- -de la milla verde madrileña. Son platos de lo más apetitosos para los aluniceros y atracadores. Tetuán- Latina- Carabanchel. Si por un nexo están unidos estos tres distritos, es por los problemas de convivencia que está generando la inmigración, que no hacen más que reproducir los esquemas ya señalados de bandas juveniles latinas, reyertas y, en el caso de Carabanchel, un alto índice de asesinatos con respecto al resto de distritos, con dos muertes violentas en estos primeros ocho meses del año. En el caso de Latina, en la zona de Empalme, se están sucediendo agresiones a vecinos por parte de grupos de suramericanos que, sin mediar palabra, blandes armas blancas para intimidar. Tetuán es uno de los cuatro distritos preferentes dentro de los planes especiales de seguridad para la capital, junto con Usera, Villaverde y Centro. En él existe una enorme bolsa de población inmigrante, principalmente, árabes y latinos; estos últimos han montado locales de ocio en el distrito, por muchos de los cuales ha pasado ya más de una redada policial. Son lugares en lo que la Policía intercepta a numerosas personas que no cuentan con documentación reglada para residir en nuestro país y que, en ocasiones, tienen antecedentes policiales. Por último, la zona de Capitán Haya está viviendo un rebrote de la prostitución. Los Centauros el talón de Aquiles del crimen organizado Es la Sección de Reacción y Apoyo de la Policía Nacional, pero todos hablan de ellos como los Centauros Se trata de una unidad de elite, conformada por un centenar de agentes, nacida al calor de la delincuencia más brutal. Su bautismo de fuego no pudo ser más duro: comenzaron a trabajar, por esas casualidades de las que sólo sabe el destino, la jornada del 11- M. Cuando los agentes, al alba, se disponían a retirarse de las calles, el terror de las bombas se hizo presente en Madrid. Fueron los primeros en llegar a los escenarios de la tragedia. A partir de entonces, se han encontrado con las múltiples facetas de la dos. También tienen material antidisturbios, que suelen utilizar en las redadas a locales de ocio para inmigrantes, donde no se les suele recibir de muy buena gana. Los Centauros nacieron tras la estela de vacío que dejó tras de sí el Plan de Policía 2000 durante las noches. Por eso, lo de Centauros y por la fortaleza de ese animal mitológico, mitad hombre, mitad caballo. Durante el último año y medio, la Sección de Reacción y Apoyo ha pasado de ser una desconocida a convertirse en una de las más laureadas por los ciudadanos, que ve en sus hombres y mujeres un garante para la seguridad ciudadana. Los Centauros en una redada en Tetuán delincuencia: reyertas, redadas, droga, inmigración ilegal, alunizajes asesinatos, violencia doméstica... Parece que nada se le resiste a esta joven sección policial, que cabalga por las calles DANIEL G. LÓPEZ todas las noches. Su inspector jefe, José Luis Díaz Vega, asegura que la unidad dispone de todos los medios materiales y humanos posibles, desde vehículos todoterreno y motos, a otros camufla-