Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIERNES 12 8 2005 ABC ¿Es que Stoiber se ha propuesto acabar con su candidata Angela Merkel? dijo Fischer a un diario de Leipzig La sensibilidad oriental, cuyo paisaje social y empresarial se ha desertificado en lugar de florecer como prometió Helmut Kohl, estaba ya a flor de piel después que el día antes emergiera una declaración del propio Stoiber en la que prevenía contra el voto frustrado del Este Y aún, una semana después de que el líder democristiano brandenburgués relacionara el mayor infanticidio de la Alemania moderna- -9 bebés en Fráncfort del Oder- -con la decadencia cívica creada por la forzada proletarización de la sociedad por el Partido Socialista (SED) de la RDA. Un editorial del Frankfurter Allgemeine Zeitung estima que hasta a un último rescoldo de las tradiciones prusianas como es Schönbohm se le pegó la propaganda de la época pues el así llamado estado de los proletarios y los campesinos habría sido en realidad uno de policías e indiferentes. Había habido una tradición cultural proletaria en Prusia, pero como la burguesa o la campesina también fue aniquilada por la RDA, forzados todos al único derecho consignado del abandono y la negligencia cívica. La contaminación ambiental es también mayor en el Este. En la imagen, una fábrica química cerca de Leipzig REUTERS El Este alemán está deprimido y despoblado pero es una daga sobre la urna, como lo demostró en 2002, y algunos democristianos andan jugando con ella sin reparar en que pueden cortar la hierba bajo los pies y hasta la cabeza de su candidata a la cancillería Fracaso de la reconstrucción La RDA como boomerang TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El jefe de gobierno de Baviera, desde la simetría federal alemana pero toda la asimetría que le sale de su desinhibida bavaridad, tiene dificultades de nuevo para cocinar a dos fuegos la Weisswurst electoral, que es salchicha por alemana pero blanca por ser de Múnich: necesita agitar un voto bávaro aun con recursos antiprusianos (anti RDA) para quedar él bien ante su espejo electoral, pero por elevación parece estar dando de lleno a su candidata federal, Angela Merkel (CDU) que es prusiana y del Este, y pierde puntos donde más los necesita. Desafortunadamente no tenemos en todas partes ciudadanos tan inteligentes como aquí en Baviera dijo el miércoles el afortunado Edmund Stoiber (CSU) en un mítin, en el que convocó al elector a suplir ciertos déficits en Sajonia y Sajonia- Anhalt en referencia a los Länder orientales, y remató: Sobre todo no quiero que las elecciones sean decididas una vez más en el Este La desconfianza bávaroprusiana es más acusada que la que se presume definida por el Ebro, pero también más desacomplejada. En las federales de 2002, el propio premier bávaro había sido candidato federal democristiano (CDU- CSU) y perdió la cancillería por 6.000 votos. Si entonces las perdieron en el Este, fuese por las graves inundaciones, como porque Schröder tocase con Irak la fibra pacifista de la antigua RDA, algunos líderes como Stoiber o, en días pasados, el ministro del Interior de Brandenburgo, Jörg Schönbom, parecen dispuestos con sus pifias a naufragar de nuevo en los llamados nuevos Länder donde una agrupación de protesta y neocomunista sobrepasa ya (32 por 100) en un par de puntos a la CDU. El líder verde y ministro de Exteriores, que puede ser de rebote uno de los grandes perdedores de septiembre, llamó ayer públicamente a Stoiber a dis- culparse o los votantes del Este tomarían nota. ¿Es que Stoiber se ha propuesto acabar con su candidata Angela Merkel? dijo Fischer a un diario de Leipzig; el presidente del SPD, Franz Müntefering, aprovechó para adular al votante del Este: Naturalmente que son ciudadanos con todo el peso que les confiere su voto y agregó, hurgando en la competencia entre ambos líderes conservadores, que me gustaría saber si Stoiber cree que el voto de Merkel- -del Este- -tiene menos importancia que el suyo propio Resultado de ello es que el presidente de la empresa tecnológica Jenoptik, uno de los pocos destellos locales, cree que la reconstrucción del Este ha fracasado: Jena, Dresde o Leipzig seguirán latiendo dice Alexander von Witzleben, pero el resto está cayendo a un nivel que sospechamos pero no queremos admitir Esta desesperación traslucía el comentario de Schönbohm, uno de los últimos prusianos conscientes, hacia lo que hizo la RDA con Prusia occidental. Pero los analistas convienen en que, si Stoiber puede así ganar voto democristiano o chauvinista en el sur, en cambio están hurgando en la herida del Este y arrojándolo en manos de su propio chauvinismo, que ya no es prusiano sino neocomunista. Esto no le saldrá gratis a la CDU opinaba ayer en una emisora el politólogo Oskar Niedermayer. La molesta realidad R. V. BERLÍN. A falta de otra cosa, el Este disfruta de un revival de su propia identidad dilapidada tras la reunificación, a través de gestos como sus propios semáforos, la música de Rio Reiser o filmes como Goodbye Lenin y Neuruppin forever Su recurso a votar por los ex comunistas tiene parte de pataleo ante unos cambios que ni entienden ni manejan y de reivindica- ción nacionalista de la propia infancia. La República Democrática Alemana (RDA) desapareció este verano hace dieciséis años con la fuga de veraneantes y las misas de Leipzig. Pero el comentarista Thomas Schmid explica la nostalgia por aquel estado fachada que apenas encubría un aparato de represión, dado que, en realidad, es hoy cuando para algunos florece- -como prometía Edmund Stoiber AFP Helmut Kohl- -pero en las mentes: Finalmente libre de su terrenalidad, ya no existe y es sólo idea pura algo tan alemán como que la utopía no debería ser nunca molestada por la realidad. Aquélla que separó a un pueblo igualmente industrioso, pero que en pocos años hizo de unos policías y de otros ecologistas, y fabricó en un lado tristes Trabant y en el otro briosos Mercedes.