Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 VIERNES 12 8 2005 ABC Internacional Londres detiene a diez islamistas radicales para proceder a su deportación Primera aplicación de las normas legales para combatir el terrorismo tras los atentados b Las circunstancias han cambia- do y hay que actuar así contra quienes nos amenazan declaró el ministro del Interior, Charles Clarke, al justificar la medida MARCELO JUSTO. SERVICIO ESPECIAL LONDRES. El Reino Unido detuvo a diez extranjeros por considerarlos una amenaza para la seguridad nacional. El ministro del Interior, Charles Clarke, señaló que era imperativo actuar de esta manera ante la nueva situación creada por los atentados del mes de julio. Las autoridades de inmigración detuvieron a diez personas que representan una amenaza a la seguridad nacional. Las circunstancias han cambiado y es indispensable que actuemos así contra los que nos amenazan dijo Clarke. Su Ministerio confirmó que los diez permanecerán detenidos mientras se resuelve su deportación a sus países de orígen, pero se negó a proporcionar los nombres de los arrestados. Según informó la BBC, el clérigo jordano Abu Qatada, considerado por muchos el embajador de Al Qaida en Europa, se encuentra entre los detenidos. Abu Qatada estuvo casi tres años preso en la cárcel de máxima seguridad de Belmarch, en el sur de Londres, sin que se le formularan cargos. Una dura resolución de la máxima instancia judicial del Reino, la Cámara de los Lores, obligó este año al gobierno a poner en libertad a muchos de los extranjeros detenidos bajo la ley antiterrorista y a dejar bajo arresto domiciliario a otros, entre ellos, Abu Qatada. Se acusa al clérigo de ser el mentor de terroristas como Mohammed Atta, líder de los atentados del 11 de septiembre, Richard Reid, que intentó volar un avión con explosivos ocultos en su zapato, o la célula del 11- M, que mató a 192 personas en España. tías no tenían mucha credibilidad. Se necesita algo más que un papel para convencerme de que países como Jordania y otros gobiernos del norte de Africa y el Medio Oriente garantizan los derechos humanos indicó la directora de Liberty Shami Chakrabarti. En el contexto posatentados de julio, el anuncio dividió las aguas políticas. El principal partido de oposición, la formación conservadora, apoyó el anuncio gubernamental, pero el partido Liberal Demócrata indicó que preferiría que los detenidos fueran enjuiciados en Gran Bretaña antes que en su país de origen. Más sorprendente aún, uno de los grupos más representativos de los musulmanes británicos, el moderado Consejo Británico Musulmán, apoyó la medida. Si son una amenaza, está bien que se los deporte señaló su portavoz Abdul Jalil Sajid. Blair estrena las nuevas reglas Los 10 arrestos de extranjeros y su posible deportación al Líbano son la primera manifestación de las medidas antiterroristas anunciadas el viernes pasado por Tony Blair. Las reglas del juego han cambiado dijo el primer ministro ese día, antes de salir de vacaciones. Blair anunció 12 puntos que fueron criticados por grupos de derechos humanos, abogados y políticos, algunos del mismo laborismo. El premier británico señaló que la incitación o justificación de la violencia para la realización de los ideales personales y la promoción del odio serán motivos para deportar a extranjeros residentes en el Reino Unido. Una de las medidas que desató más polémica fue la decisión de cerrar mezquitas, sitios de web, librerías y locales que promuevan el extremismo El primer ministro también anunció que se proscribiría a dos organizaciones islámicas, el Hizb ut- Tahir y el Mujaihiroun. Las mayores objeciones para los planes del primer ministro provendrán de la Convención Europea de Derechos Humanos. En los tribunales se terminará decidiendo si las garantías que el Reino Unido obtenga de otros países sobre el tratamiento de los deportados bastan para garantizar sus derechos fundamentales. entre ellas la proscripción de esas dos organizaciones. El clérigo partió a El Líbano el sábado y formuló declaraciones al servicio radiofónico de la BBC en las que aseguraba que había un malentendido sobre sus ideas. Nunca apoyé los atentados de julio. Lo que dije es que no denunciaría a un musulmán si los fuera a cometer porque como musulmán me está prohibido hacerlo En Londres, el viceprimer ministro John Prescott, a cargo del Ejecutivo durante las vacaciones de Tony Blair, le respondió con ironía que disfrutara de sus vacaciones y que no se apurara en volver. Figuras del Islam radical británico Se estima que entre los diez detenidos podrían encontrarse otras prominentes figuras del islamismo radical en Gran Bretaña. Uno de ellos es el saudí Mohammad al Masiri, quien reconoció a la BBC que tiene una página web islámica por la que grupos terroristas publicitan vídeos de atentados suicidas en Irak e Israel. Otro es el abogado egipcio y director del Centro de Observación Islámica, Yasser al Siri, vinculado a Al Masiri y Omar Bakri Mohammed. La prensa británica da por descontado que si estas personas no se encuentran entre los detenidos ayer, formarán parte de nuevos arrestos en los próximos días. Detención en Beirut Mientras tanto otro clérigo musulmán en la mira de la seguridad británica, Omar Bakri Mohammed, fue detenido en Beirut, donde se encontraba de visita. Mohammed es cofundador en el Reino Unido de Hizb ut Tahir, del que se separó para formar, un grupo aún más radical, Al Muhajiroun. La cuenta regresiva para Omar Bakri Mohammed comenzó el viernes pasado cuando el primer ministro Tony Blair anunció una serie de medidas antiterroristas, Deportación sin tortura Los grupos de derechos humanos manifestaron su preocupación ante la posibilidad de que los diez detenidos, oriundos de Jordania, Líbano, Argelia y del Norte de Africa, sean deportados a su país de origen. El titular de Asuntos Interiores, Charles Clarke, señaló que se está negociando desde hace meses con estas naciones para obtener garantías de que se respetarán sus derechos. Hemos recibido suficientes garantías de que no serán sometidos a tortura o maltrato en sus países de origen indicó Clarke. Pero grupos de derechos humanos, como Liberty y Amnistía Internacional indicaron que dichas garan- Abdul Sharif (sobre estas FOTO: EPA Y AP líneas) uno de los detenidos de ayer. A la derecha, un furgón policial llega a la Corte de Justicia de Bow Street