Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional VIERNES 12 8 2005 ABC Touriño y Chaves se comprometen a limitar las reformas estatutarias a la Constitución Descartan fotocopias de otras autonomías y rechazan que el BNG provoque inquietud de Galicia y Andalucía apostaron por mantener posiciones comunes en las próximas negociaciones de la financiación sanitaria y autonómica ANA MARTÍNEZ SANTIAGO. Febrero es el mes límite fijado por el bipartito gallego para la constitución de una ponencia parlamentaria que arranque el consenso hacia un nuevo Estatuto de los tres partidos con representación en la Cámara, PP, PSOE y BNG. De hecho, ya está en marcha la estrategia para, en un plazo estimado de seis meses, tener encaminada la reforma del texto vigente. El paso clave será la solicitud de un dictamen al Consejo Consultivo con carácter orientativo a fin de que una comisión- -integrada por miembros de las tres fuerzas políticas de forma proporcional a su representación- -dirima los puntos de desencuentro. Mientras este trámite no se resuelva, el presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño; y su homólogo de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ya han puesto sobre la mesa de forma conjunta tres principios básicos: que los hechos diferenciales de cada Comunidad no se utilicen para la posible obtención de privilegios, que la Constitución vigente marque el límite de la modificación y que se consiga el mayor acuerdo posible. En la rueda de prensa ofrecida en Santiago de Compostela, tras mantener una reunión de más de media hora, los dos mandatarios admitieron que si bien la revisión está supeditada a las peculiaridades de cada territorio- -las fotocopias quedan descartadas- lo que no es lógico es que esto vaya en contra de la solidaridad interterritorial, la cohesión de España y el fortalecimiento del Estado de las Autonomías Descartaron, por tanto, los elementos de diferenciación y de quiebra de la unidad como país b Los presidentes nuestro será el Estatuto de todos los gallegos o no será. Ese es el desafío Manuel Chaves, por su parte, rechazó los augurios de que en Galicia se produzca una situación similar a la de Cataluña por la participación de los nacionalistas. Sostuvo que el Bloque no tiene por qué ser motivo de inquietud pese a que el vicepresidente del Gobierno gallego, Anxo Quintana, haya insistido en sus últimas intervenciones en su mensaje: Urge avanzar en el autogobierno, y cuanto antes Sin ir más lejos, si los socialistas esperan tener definido el nuevo documento en un periodo de entre uno y dos años, los nacionalistas optan por no sobrepasar los doce meses. Los populares, entre tanto, ya han marcado su posición: Si el proceso sirve para reabrir el debate constituyente por la puerta trasera, no estaremos ahí Más allá de las inquietudes sobre el modelo territorial, tanto Touriño como Chaves exploraron la posibilidad de que ambas Comunidades mantengan posiciones comunes en las negociaciones que se abrirán en el Estado español en el próximo curso político sobre la financiación sanitaria y autonómica. Los problemas comunes y los déficit y carencias que presentan Galicia y Andalucía justifican que las dos Comunidades defiendan puntos de vista muy semejantes explicaron. Touriño, ayer, entre Chaves y el canónigo de la catedral de Santiago Efe ERC advierte que si el PSC no vota el Estatuto dejará caer al Gobierno tripartito catalán I. ANGUERA BARCELONA. Sería muy difícil gobernar con el PSC si fuera el PSC el que impidiera la aprobación del Estatuto Con estas palabras, la portavoz de ERC, Marina Llansana, se sumó ayer a la tesis del adelanto electoral sólo defendida hasta ahora por PP y CiU ante el bloqueo que vive el debate sobre la reforma estatutaria catalana. Llansana insistió, sin embargo, en que Esquerra es optimista respecto a las opciones de aprobar el Estatuto, y anunció, en este sentido, que la dirección de su partido retomará los contactos a partir del 16 de agosto. Tanto el presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, como el secretario general, Joan Puigcercós, reemprenderán el diálogo con los socialis- ERC, un prototipo desechado Siguiendo esta visión, ambos dirigentes arremetieron contra las demandas de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) especialmente la petición de inclusión del derecho de secesión, y enarbolaron el requisito previo de que cualquier revisión se mueva dentro de los términos de la Carta Magna El jefe del Ejecutivo gallego fue claro en su primera reunión oficial con un presidente autonómico desde que tomó posesión de su cargo hace diez días: El tas catalanes para buscar puntos de encuentro. Respecto al hecho de que el Gobierno del PSOE esté tanteando a otras formaciones para ampliar los apoyos a los Presupuestos Generales del Estado, la portavoz republicana se mostró absolutamente confiada en la solidez de su acuerdo con los socialistas y aseguró que sólo vemos aspectos positivos en el hecho de que se amplien los apoyos Llansana reconoció que tras las advertencias del PSOE y la propuesta de reforma constitucional de Esquerra sólo se han producido contactos telefónicos entre ambas formaciones, que inscribió en la más absoluta normalidad. El consejero de Economía de la Generalitat, el socialista Antoni Caste- lls, coincidió con los republicanos en que si fracasa la reforma del Estatuto habría serias incertidumbres sobre la estabilidad del Gobierno catalán pero culpó a ERC de ese eventual fracaso por la insistencia de sus socios en planteamientos esencialistas Castells fue más allá y señaló que las desavenencias sobre el Estatuto podrían tener consecuencias en la estabilidad gubernamental de Cataluña y está claro que también las podrían tenerlas en Madrid Por si no había quedado claro, recordó a ERC que su protagonismo en el Congreso se debe a su apoyo a Maragall, al afirmar que entendería que el Gobierno español estuviese explorando otras vías que le garanticen la estabilidad Castells se refirió también a la posibilidad de que se retomen los contactos entre líderes políticos antes de final de mes, cuando debe hacerse público el dictamen del Consejo Consultivo, pero no quiso confirmar un nuevo encuentro de consejeros socialistas convocado por Pasqual Maragall para este fin de semana.