Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 12 8 2005 ABC Nacional LA COMPARECENCIA DEL MINISTRO DEL INTERIOR HECHO INCONTROVERTIBLE LA RESPUESTA DEL GOBIERNO Hay un hecho incontrovertible: un ciudadano que llega por su propio pie muere tras un encuentro violento con nueve agentes El Gobierno ha adoptado en cada momento las medidas que la situación requería, de forma rápida y proporcionada Alonso justifica a Arruche para evitar que el caso Roquetas derive en crisis política Admite que conoció los datos claves por el delegado del Gobierno, y no por el director de la Guardia Civil b El PP acusa al ministro de poner al jefe de la Benemérita al pie de los caballos y dice que debería irse a casa pero los demás grupos avalan su gestión GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. Sólo el PP puso el acento en la dimensión política del caso Roquetas pero el desarrollo de la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, José Antonio Alonso, confirmó que, más allá de los hechos concretos, ese suceso ha avivado- -como adelantó ABC- -la controversia sobre la gestión del general Carlos Gómez Arruche al frente de la Guardia Civil y, colateralmente, sobre el carácter militar de la Benemérita. Alonso concluyó su comparecencia asegurando que Arruche goza de la confianza del Gobierno pero únicamente lo hizo después de que el portavoz del PP, Ignacio Astarloa, subrayara que le ha dejado a los pies de los caballos Previamente, el ministro había dicho que el director general hizo en cada momento lo que había que hacer pero esta aseveración fue el corolario de un relato sembrado de agujeros negros respecto de su actuación. zación expresa, no fue la más importante. Alonso reveló- -sin que nadie se lo preguntara- -que no fue el director de la Guardia Civil sino el delegado del Gobierno en Andalucía quien le informó, en la noche del 25 de julio, de que en la grabación realizada por las cámaras del acuartelamiento se ven golpes y la utilización de al menos una porra eléctrica prueba clave para determinar la culpabilidad del teniente. Según el relato del ministro, no fue hasta el día siguiente cuando habló con Arruche, que le confirmó aquella información, pero fue él el que llamó a quien- -como dijo- -es su subordinado sólo relativamente ya que también depende de Defensa. En esta conversación, según detalló Alonso, le recuerdo al director general tres criterios claros del Gobierno: máxima e inmediata colaboración con el juez; urgente, rápida y eficaz investigación interna, y adopción de las medidas caute- Alonso, en su comparecencia ante la Comisión de Interior del Congreso lares que sean pertinentes El ministro matizó, en este punto, que naturalmente, el director general me dice que comparte tales criterios pero quedó patente que las primeras medidas cautelares- -aparte de las preventivas tomadas por la Comandancia de Almería- -no se adoptaron hasta que intervino el mando político, ese mismo día. Aunque este relato sembró la perplejidad entre muchos comisionados, sólo la portavoz de IU- IV, María del Carmen García Suárez, concluyó que es en la actuación de Arruche donde creemos que debería haber una asunción de responsabilidades ERC- -aunque cuestionó su actuación- CiU y PNV se decantaron por que no es momento de dimisiones sino de esclarecer la verdad Únicamente el PP señaló directamente a Alonso, pero de modo tibio, ya que Astarloa, en lugar de formular una petición expresa de dimisión, se limitó a recomendar al ministro que debería salir de aquí a su casa A que Alonso saliera del envite sin Creíamos que iba a firmar hoy mismo el decreto de disolución C. MORCILLO MADRID. Las palabras del ministro del Interior, José Antonio Alonso, han convencido poco o nada a la Guardia Civil. No nos ha defendido en ningún momento, ha estado más suave porque lo tenía preparado, pero en sus primeras declaraciones dijo lo que dijo y no se ha retractado y eso es lo que duele explica un oficial consultado por ABC. La animadversión y la falta de apoyo que percibimos es tan evidente que creíamos que hoy Declaraciones desafortunadas El ministro tachó expresamente de desafortunadas las declaraciones en las que, el 3 de agosto, Arruche minimizó lo ocurrido cuando hacía nueve días que ya disponía de pruebas fehacientes de que el teniente al mando del puesto había empleado porras antirreglamentarias e intentado obstaculizar la investigación. Pero, siendo esta la única desautori- mismo- -por ayer- -iba a firmar el decreto de disolución del Cuerpo señala otro mando madrileño. Cada vez que hay un muerto en unas dependencias policiales se abre una investigación, con qué sentido- -prosigue la fuente- -ordena ahora el ministro saber cuánta gente ha fallecido desde 1996 en los cuarteles. Esa información es pública, es otra maniobra para atizar la hoguera. La gente está muy dolida Mientras, las asociaciones del Cuerpo se pronunciaron en distintos sentidos. La AUGC calificó la intervención de Alonso de exhaustiva y detallada y volvió a pedir el cese del director general de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, porque intentó quitar hierro al asunto Para ASIGC, Alonso debería ser apartado de Interior porque no es neutral con los hechos ocurridos A su juicio, el Gobierno tiene cautivo a Arruche pues no sólo no le deja hablar sino que no le deja ir a Roquetas Buena parte de culpa de todo lo que se ha desencadenado la ha tenido Alonso, con sus declaraciones acusatorias al Cuerpo, que no ha probado. Lo mínimo que se le pide es un poco de prudencia añade un oficial.