Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 8 2005 Los Veranos 79 FACTOR 32 Por ROSA BELMONTE EL NUEVO CANDELABRO Cuando a Elsa Pataky le preguntan por el hecho de ser la mujer más deseada dice que no le gusta ese apóstrofe asta hace poco el espécimen que más se me aparecía por todos sitios era Carlinhos Brown. Qué fatiga. Era como la señora Danvers de Rebeca Volvías la cabeza y ahí estaba, en un anuncio, en una valla, en un concierto. No sé si es que no tiene casa y se ha quedado a vivir en España. Ahora la que se aparece es Elsa Pataky. Es más mona, eso sí, pero su lanzamiento como Ninette no deja de llamar la atención. Nada tiene que envidiar al del último Harry Potter. Y lo más curioso es que probablemente, más allá del buen hacer de quien se encarga de la promoción de la película de Garci, la principal razón esté en el arrobamiento espontáneo que produce su bellezón clásico entre el personal masculino. Lo entiendo. A la chica le duele la cara de ser tan guapa. Y encima presenta la película y se fotografía en brazos de los hombres de Ninette y un señor de Murcia Garci, Carlos Hipólito, Javivi o Eduardo Gómez (el padre del portero de Aquí no hay quien viva Con semejantes señores hasta Lola Gaos se vería atractiva. Pero lo mejor es que cuando le preguntan por el hecho de ser una de las mujeres más deseadas dice algo así como que no le gusta ese apóstrofe (o, según otra versión: No me considero la mujer más deseada, pero si me han puesto ese apóstrofe De momento, la perla del verano. Garci me libre de compararla con Sofía Mazagatos, pero el apóstrofe patakyano es el nuevo candelabro. H a otra rubia del momento es Antonio Canales. Pedazo de peluca que le han colocado para Sangre de Edipo espectáculo que se estrena en Mérida. No me resisto a recordar que se trata de un montaje dirigido por Hansel Cereza, uno de los fundadores de La Fura dels Baus y coreógrafo aéreo del Cirque du Soleil. No sé qué me impresiona L La otra rubia del momento es Antonio Canales. Pedazo de peluca que le han colocado para Sangre de Edipo Abajo, Elsa Pataky FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ Y ABC más, si el nombre o lo de ser garín es más grave porque lo coreógrafo aéreo. Pero a lo hace adrede. que iba, que digo yo que podría Antonio prestar la peluna de aviones. Dejo Palca a Kyril de Bulgaria, porque ma por Madrid, que también existe (y donde es lo único que le falta a éste para pareSi Haakon se hace frío) y casi no dejan bajarme cer Patrick Swayze veía fondón, a me avión. Quizá con del en Le llaman Bodhi El príncipe de Urdangarín se razón. Llega el apaPreslav, con su cuer- le ven los flo- rato al finger y la po serrano, hace un tadores (de puerta que no se abre. Cuando pasa flaco favor a todos carne) un cuarto de hora, el los que van con él a comandante pide la playa. Si Haakon disculpas y explica que la dese veía fondón, al día siguienmora se debe a que la normate (en las páginas de Última tiva obliga a que las ruedas hora es a Iñaki Urdangarín tengan calzos y que están esa quien se le ven los flotadoperando a que los coloquen. res (de carne) Le debe de paPasa otro cuarto de hora y el sar como al novio de Carmen comandante (que es humorisMartínez- Bordiú: es dejar la ta porque durante el vuelo haalta competición y los entrebía dicho que en Madrid hanamientos diarios y empezar bía tormentas pero a redondearse. Otra cosa que se aprecia Canales po- que las iban a quitar en el Duque de Paldría prestar todas a nuestra llegada) el comandante, ma es que viste el su peluca a digo, suelta: No sé mismo bañador que sus hijos. Kyril de Bulga- cómo explicarlo. Al Ana Botella y ria para pare- parecer han robado Maria Antòcerse a Pa- los calzos y están buscándolos por tonia Munar trick Swayze do el aeropuerto Y (presidenel pasaje muerto de ta del Conrisa y pidiendo que sell de pusieran los toboganes para Mallorca) tambajar del avión. Yo no sé si lo bién han coincide los calzos era verdad pero dido en Ibiza, capor lo menos es una excusa da una por su lanueva. Aparecieron. O calzado, con el mismo ron el avión con un par de mabañador. Pero lo letas, no sé. de Iñaki Urdan- U