Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 8 2005 71 Raúl se confirma en la concentración austriaca como el más resistente del equipo; Ronaldo, como el más rápido Tiger Woods es el gran favorito para adjudicarse el US PGA, el cuarto major de la temporada PERFIL RASHID RAMZI Campeón mundial de los 1.500 metros Ha llegado a su mejor forma en el momento más oportuno. Después de no haber estado en la alta competición, esta temporada ha hecho valer haber sido el más rápido del año El delfín ya es el rey MANUEL FRÍAS Ramzi supera a Kaouch y Rui Silva en la final de 1.500 AFP La escuela de Ifrane es inagotable, tanto en calidad como en cantidad. De ahí ha salido su máxima estrella, Hicham El Guerrouj, cuatro veces campeón del mundo y una olímpico (en 1.500) Pero también se ha formado una pléyade de milleros acostumbrados a trabajar con la misma dureza que El Guerrouj y que si no habían destacado nunca era porque allí dónde iban tenían que correr a las órdenes del jefe. Su calidad se constataba porque meterse a una final olímpica o mundial no es ningún regalo. Pero a la hora de la verdad los galardones eran para El Guerrouj. Es el sistema de Marruecos. Entre esos compañeros de entrenamiento estaba Rashid Khoula. Era prometedor como todos los demás que trabajaban en esta escuela, pero a diferencia de otros consiguió la medalla de plata en el Campeonato africano júnior de 1999. Pero el joven se cansó de esperar su oportunidad en vista de que El Guerrouj no cedía y emigró a Bahrein, donde se nacionalizó. Había nacido Rashid Ramzi parael mundo del atletismo. Ayer consiguió la medalla de oro. Otro joven de esta escuela era Adil Kaouch. No figura en los ranking por sus triunfos ni por sus marcas. Lo más destacado que ha hecho nunca fue lanzar, y de qué forma, la carrera a El Gueroruj en la final de Sevilla 99, que la ganó en 3: 27. Casi nada. Ayer, con libertad de movi- mientos total por ausencia de su jefe fue medalla de plata. Había otro marroquí en escena, Bensghir, pero esta vez no hubo táctica de equipo. En Bahreim, donde inmediatamente ocupó un cargo importante de las fuerzas armadas de aquel país, Ramzi progresó como atleta. Había que esperar el tiempo marcado por la IAAF para competir de nuevo, por lo que ha estado un tanto escondido durante el tiempo necesario para arreglar la situación. Este año ha tenido luz verde para competir y se ha encontrado con el abandono de El Guerrouj. En atletismo no basta con ser un buen deportista, sino que hay que ser listo para aprovechar las oportunidades que se presentan. Y Ramzi ha sido listo y ha sabido estar en el sitio justo en el momento oportuno. Su palmarés, vacío de medallas, empezará a brillar a partir de ahora. Sus 25 años, tratándose de un mediofondista, son una garantía de que tiene el futuro asegurado a medio plazo. Un palmarés sin medallas Rashid Ramzi nació el 17 de julio de 1980 en Marruecos. Cambióo de nacionalidad en 2002 pasando a competir por Bahrein, aunque aún conserva el pasaporte marroquí. Mide 1,75 y pesa 58 kilos. Fue subcampeón del mundo en pista cubierta en 800 metros en Budapest 2004, que hasta ayer era su única medalla. Sin medallas desde Sevilla 99 Los atletas españoles no consiguen una medalla en la final de 1.500 metros en un Campeonato del mundo desde el que se disputó en la ciudad andaluza, cuando Reyes Estévez alcanzó el bronce, con Fermín Cacho, cuarto, y Andrés Díaz, quinto. En Edmonton 2001 el propio Estévez y José Antonio Redolat estuvieron en la final, pero acabaron quinto y sexto, respectivamente. En París 2003, como ayer en Helsinki, fueron tres los finalistas españoles, pero tampoco se alcanzaron los metales. Reyes Estévez acabó sexto; Roberto Parra, décimo, y Juan Carlos Higuero, undécimo. CASADO, EL RELEVO JAVIER MORACHO rturo Casado ha corrido esta final más protegido que en las semifinales, dejando que el desgaste lo hicieran otros. El madrileño se ha dado a conocer a nivel internacional y su quinto puesto demuestra que es el relevo del 1500 español para un futuro próximo. Le ha faltado un poco de soltura en esta final y quizás su semifinal nos hizo soñar con otro tipo de carrera. A Pero es un diamante en bruto al que hay que saber pulir y cuando esto se haga puede dar muchos éxitos al mediofondo español. En el Europeo del próximo año puede ser un candidato al oro. Muchos periodistas en Helsinki han preguntado por la joven revelación española porque a todos ha sorprendido por su envergadura y por su forma de correr. Reyes Estévez ya no tiene el cambio que le dio grandes éxitos a falta de 200 metros de meta y le faltaron las fuerzas cuando empezó la lucha por los puestos finales. Higuero ha conseguido su mejor puesto internacional, terminando muy fuerte, lo que demuestra que de haber ido más adelante a falta de 300 metros habría podido conseguir una mejor clasificación. Llegó con mucha fuerza a la recta final. La final de ayer ha demostrado que los europeos no pueden con esta distancia. Steve Cram ganó el primer mundial en el 83 en este mismo estadio y ahí se acabó el imperio británico en esta su prueba emblemática. Fue entonces cuando llegó el dominio africano, primero con el somalí Bile y más tarde con el argelino Morceli y el marroquí El Guerrouj. En Helsinki ha vuelto a ganar un marroquí, aunque nacionalizado en Bahrein.