Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 8 2005 45 Guillermo Rojo: Hay que decir no al anglicismo sin razón b El secretario de la RAE intervino ayer en el curso Valor y poder económico de la lengua que se celebra en la UIMP patrocinado por la Fundación Vocento B. B. SANTANDER. El español se nutre y se ha nutrido siempre de otras lenguas. Lo que sucede ahora es que este proceso ocurre muy deprisa. Por eso hay que poner en marcha una política lingüística que actúe a priori y no a posteriori porque, cuando una palabra se introduce en una lengua, es muy difícil erradicarla Ésta es una de las ideas desarrolladas ayer por Guillermo Rojo, secretario de la Real Academia Española, que participa en el curso Valor y poder económico de la lengua: una empresa española que se celebra en la UIMP patrocinado por la Fundación Vocento. Rojo asegura que es necesario hacer planificación lingüística porque tenemos que conseguir hacer un español que sirva para todos Por eso la Asociación de Academias trabaja para lograr un español panhispánico El catedrático asegura que hay que decir no al anglicismo sin razón; se trata de que el término se integre en la estructura del español de una forma lógica El español, dice, es presentado como una lengua unificada y cohesionada, pero existen variedades. Por ejemplo, en el mundo científico y tecnológico el español no es la lengua más importante. La aportación de Josep Guinovart pone de relevancia la relación de Sand con la música ABC Aurore Dupin (George Sand) participó del ambiente intelectual parisino y se codeó con los grandes nombres de la literatura y la música romántica. La galería madrileña Dionís Bennassar dedica una exposición- homenaje a la que fuera amante de Chopin George Sand, vista a través de 38 artistas contemporáneos TEXTO: ISABEL REPISO MADRID. Mírame si quieres, poco me importa Si pasas, buen viaje; si te quedas, tanto mejor para ti Estas palabras, escritas por George Sand en su obra La vallée noire bien podrían dirigirse al visitador de la exposición que, desde hoy y hasta el próximo 3 de septiembre, acoge la galería madrileña Dionís Bennassar. En ella, la figura de la controvertida escritora es abordada por un total de 38 artistas contemporáneos, entre los que se cuentan Rafols Cassamada, Toni Catany, Josep Guinovart, Frederic Amat, Nils Burwitz, Pep Coll, Natasha Zupan, Horacio Sapere, Pep Canyelles, Mercedes Laguens, María Girona, Rafa Forteza, Lourdes y Dolores Sampol, Guillem Llabrés, Biel Mesquida o Chelo Sastre. La propuesta expositiva está planteada desde un leit- motiv común a todas las obras: una misma imagen de Sand, firmada por Auguste Charpentier en 1838; y un mismo soporte, hecho de madera y vidrio. A partir de esta unicidad, cada artista aporta su propio lenguaje expresivo. Aurore Dupin, más conocida como George Sand, nació en la capital del Sena en 1804 y frecuentó los círculos artísticos de la época, a través de los que conoció a Eugène Delacroix, Theophile Gautier, Gustave Flaubert, Eugène Fromentin, Honoré Balzac, los hermanos Goncourt y Franz Lizst. El Romanticismo imperante en las artes del siglo XVII pareció impregnar también la vida de una mujer intelectualmente inquieta, que en 1832 publicó su primera obra, Indiana bajo un pseudónimo pretendidamente masculino. Sus primeros libros profundizan en la idea del amor libre, por encima de los convencionalismos sociales. Estancia en Mallorca Su intensa relación con el compositor y pianista Frederic Chopin, con quien convivió durante una década, le llevó a plasmar en un libro, Un invierno en Mallorca su estancia en la isla balear. Precisamente, con esta obra Sand abre su segunda y definitiva etapa co- Firmó su primera obra, Indiana con un pseudónimo pretendidamente masculino mo escritora, menos idealista que la primera. A partir de 1840, sus obras evidencian la militancia socialista de la autora, así como su preocupación por los problemas del ser humano. Su vida sentimental se caracterizó por un marcado individualismo que la llevó a abandonar a su primer esposo, Casimir Dudevant y a renunciar al compromiso matrimonial en sus posteriores relaciones. Entre sus amantes se cuentan el compositor y pianista Frederic Chopin, el poeta romántico Alfred de Musset, el escritor Jules Sandeau (de cuyo apellido tomó su nombre artístico) Didier y Stephane Gransagne. Comprometida sólo con sus ideales, Sand vivió ajena a los prejuicios de una sociedad con la que no comulgaba y a la que escandalizó con sus actitudes transgresoras y extravagantes. La escritora francesa murió en Nohant en 1876 y, aunque la popularidad de su obra decayó una vez desaparecida, la crítica feminista del siglo XX se encargó de recuperarla para el gran público. Hecho que no deja de ser paradójico en una mujer que, durante su vida, adoptó poses típicamente masculinas, como fumar puros o ponerse pantalones. El español genera gran riqueza Por su parte, José Luis García Delgado, director del curso, recalcó la feliz coincidencia que se está produciendo por primera vez en este tiempo, en el que confluyen el crecimiento vegetativo del español con la labor cohesionadora que está capitalizando la RAE y con el incremento del prestigio de la economía española, que está encontrando su digno lugar. El español está generando una gran riqueza, y es necesario seguir ahondando en este tema Otro de los protagonistas de la jornada fue Jaime Otero, investigador principal del Área de Lengua y Cultura del Real Instituto Elcano, quien habló sobre los argumentos económicos del español Se puede hablar de argumentos demográficos, si nos referimos a los 400 millones de hablantes, pero no sólo es una cuestión de número, sino de perspectivas de crecimiento Y las perspectivas son altas. Como ejemplo, en el cuatrienio 2004- 2008 la industria del ocio en Iberoamérica crecerá un 6,5 por ciento al año.