Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 JUEVES 11 8 2005 ABC Cultura y espectáculos Es increíble que el cine dependa de un despacho del Ministerio de Cultura Luis García Berlanga dirige en la Menéndez Pelayo el curso El cine, mi vida, mi cine b Al autor de Bienvenido Mr. Marsahall no le gustan los DVD, los pisotea, y entre las pocas películas recientes que ha visto, le gustó Torrente de Santiago Segura No estoy de acuerdo con que la Academia sea reivindicativa Sobre la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas, Berlanga dice que nunca aceptéis ser presidentes de Honor de nada. Yo soy presidente de Honor de la Academia y no puedo dimitir Fue uno de sus fundadores y en el Reglamento se decía que nunca sería reivindicativa, para eso estaban los sindicatos. Ahora lo es cien por cien, y no estoy de acuerdo Al menos, añade, se está empezando a hacer una labor más continuada, ya no se trabaja sólo para preparar la gala de los Goya. Queríamos mucho glamour, pero de eso ya casi no hay concluye- Las mujeres van muy bien vestidas, pero los hombres no hay forma de ponerles un esmoquin El curso que dirige en la UIMP continúa hoy jueves con una ponencia suya que lleva por título Recuerdos de un cineasta de Atapuerca y finalizará mañana viernes con una ponencia titulada Cómo nace el plano secuencia BEATRIZ BENÉITEZ SANTANDER. Lleva la socarronería puesta encima. Un grupo de periodistas le espera en una sala del santanderino Palacio de La Magdalena. ¿Dónde me siento? pregunta. ¿Este sofá es para mí solo? Pues entonces casi mejor me tumbo, que no he dormido la siesta Luis García Berlanga se encuentra estos días la UIMP dirigiendo el curso El cine, mi vida, mi cine Dice que algún día le gustaría ser él quien entreviste a la prensa. Sobre todo a la valenciana. Les invitaría a una paella y les haría yo las preguntas. ¿Creen ustedes que vendrían? A sus 84 años asegura sentirse bien y disfrutar de la soledad. Soy un solitario, no quiero salir de mi estudio, ni estar delante de veinte periodistas que me preguntan García Berlanga asegura que sigo teniendo ideas para hacer películas, pero las rechazo. Las podría regalar; pero tampoco quiero regalarlas Las ideas, dice, son siempre sobre lo mismo, la sociedad, la jodida sociedad Define sus películas como una verborrea continuada. Una vez me invitaron a Moscú y proyectaron una película mía. Pusieron una traductora simultánea en cabina; se desmayó a los diez minutos, era imposible traducir aquello al momento Él mismo, dice, padece verborrea, pero sólo es un mecanismo para esconder mi timidez Luis García Berlanga ayer, en el Palacio de la Magdalena J. M. SERRANO ARCE Nunca me autocensuro El director de Esa pareja feliz Bienvenido Mr. Marshall Novio a la vista y Calabuch habla sobre la censura y reconoce que algunas veces me benefició, aunque sin intención de hacerlo. Ahora la censura es económica, es la que te marca el productor El censor es quien paga la película y puede pedirte que suprimas cosas, pero no creo que ahora haya censura política. También puede censurarse uno mismo, pero yo, como libertario que soy, no me autocensuro nunca de nada El cineasta valenciano reconoce que nunca ha visto sus películas, por eso a veces no sé por qué algunas de ellas han tenido tanto éxito. Desde que terminé el último plano nunca he vuelto a verlas, y esto me ha dado mucha tran- La censura a veces me benefició, aunque sin quererlo. Ahora es económica, la que marca el productor Soy fetichista y me encantan los zapatos de tacón. El año pasado le dimos a Paz Vega el premio a la mujer mejor calzada de España quilidad Aunque cita dos excepciones. En el cincuentenario de Bienvenido Mr. Marshall le invitaron a la proyección. Aceptó la invitación para hablar antes del filme y protagonizar un coloquio cuando finalizara, pero no pude marcharme. Había muchas autoridades... fue la primera vez que vi la película De su obra maestra opina que los primeros treinta minutos son estupendos, pero con los sueños me equivoqué, fue un gran error La segunda vez que vio una de sus películas fue en Baeza. Creo en los jóvenes No son sus películas las únicas que no ha visto. El director de Moros y cristianos Todos a la cárcel y París- Tombuctú que le valieron un Goya, asegura que hace treinta años que casi no veo cine, con alguna salvedad. Vi Torrente de Santiago Segura, y me gustó Le envían películas a casa, pero son en DVD y los pisoteo, incluso físicamente. No me gustan. Sólo me gustan los VHS No sabe decir si ha tenido herederos en el cine español, pero creo en los jóvenes y en lo que hacen Sobre los actores y directores jóvenes no puede opinar, porque no veo nada. Pero adoro a Paz Vega, aunque no haya visto Lucía y el sexo La invité a la radio, a un programa en el que colaboro, porque leí unas declaraciones suyas que me gustaron. Así la conocí físicamente Está orgulloso de pertenecer al jurado del premio a la Mujer mejor calzada de España porque como todo el mundo sabe, soy fetichista y me encantan los zapatos de tacón. El año pasado le dimos a Paz Vega este premio Aunque dice no estar al tanto de la situación actual del cine español, aparentemente parece que hay una crisis ¿La solución? Hay un colectivo cinematográfico que es el doblaje, pero no podemos penalizar a los dobladores y hacer que desaparezcan, aunque no queden muchos países en los que se doblen las películas En su opinión, esto también se solucionaría trasladando la ley francesa a España. Es increíble que todo el cine nacional dependa de un despacho del Ministerio de Cultura, y a mí no me gusta