Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional JUEVES 11 8 2005 ABC Angela Merkel tiene cualquier imagen menos la de Dietrich y sin embargo no apunta a menos, ni tiene menos tozudez o filo en las uñas, como demostró ayer en la cuenca del Ruhr Angela Merkel afila su perfil TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA. CORRESPONSAL BERLÍN. La candidata democristiana a la cancillería vapuleó ayer un decepcionante septenio socialdemócrata y rechazó de plano un gobierno de gran coalición con éstos tras las elecciones del 18 de septiembre, argumento crecientemente sondeado por el sector centrista del SPD: si hablan de gran coalición es porque saben que ya han perdido A Alemania no tornará el bienestar sin crecimiento y éste, en su opinión, se habría demostrado imposible con la actual constelación de centro- izquierda. En el primero de 50 mítines electorales Merkel quiso además mostrar las uñas a quienes, desde los barones de la izquierda a los de la derecha, le han afeado torpezas y ninguneado desde una suficiencia a veces sólo masculina. Ayer el canciller se permitió medio salir en su defensa aduciendo que Stoiber y otros líderes la estarían empujando a unas expectativas demasiado altas... para luego deshacerse de ella Cierto a veces lo ha parecido y hasta el antiguo líder de la CDU, Heiner Geissler, llegó a deslizar maliciosamente que para él era un misterio quién asesora a su presidenta; lo cierto es que el estilo Merkel era tan testarudamente deshilvanado que ella misma tituló su biografía A mi manera Aparte de una preocupante falta de soltura ante las cámaras, a Angela Merkel (51) se le venía criticando su peinado de pudding desde que cada vez era menos cuestionable su mano política de hierro, tras ganar media docena de regionales y el control de una estirada CDU. Pero aquí, donde una confusión entre el neto y el bruto salarial en un plan laboral levanta la ceja académica de media Alemania, y así ha sido por dos veces, la gente necesitaba ver también que la posible primera canciller- -e hija de un modesto pastor protestante- -acudía, por fin, acordemente al tradicional acto veraniego del Festival de Bayreuth. Revolución naranja en las filas de la CDU titulaba admirativamente Die Welt en referencia al traje y al nuevo color liberal de los democristianos. En Berlín, Markus Soeder, secretario general de la CSU- -aliados báva- ros de la CDU- -repicó ayer el no a una gran coalición con quienes habrían dilapidado las reformas y adujo que no sólo vamos a ganar estas federales sino que la CDU- CSU también va a ser la fuerza más votada en el Este La última encuesta sitúa ahí, como primera fuerza, un punto por delante de la CDU (29 por ciento) a una nueva alianza populista y neocomunista, que puede jubilar a verdes o liberales como tercera fuerza federal. Canciller de todos Angela Merkel se ha abstenido de laminar como todos a Oskar Lafontaine por sus nostalgias izquierdistas, argumentando a Der Spiegel que quiere ser canciller de todos los alemanes y su biógrafo Wolfgang Stock asegura que Merkel carece de miedo y su formación científica le invitaría a analizar soluciones hasta dar con la correcta Una web sociológica que sondea la curva de carisma de los candidatos, a partir de las fotos de la semana, concluye por ahora que el canciller denota estrés mientras su retadora adolece de Angela Merkel y su look electoral EPA fuerza, por más que las encuestas estén a 28 y 42 por ciento respectivamente. El poder de irradiación de Schröder duplica por ahora al de Merkel, pero ésta lo aventaja en credibilidad. El martes el jefe de campaña del SPD, Kajo Wasserhövel, dijo confiar en la batalla del último día para que Schröder remonte los 14 puntos de rezago.