Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11 8 2005 21 La fiscal Jeanine Pirro lanza su campaña para disputar a Hillary Clinton un puesto en el Senado de EE. UU. Detenidos y puestos en libertad bajo fianza la esposa y el hijo menor del ex dictador chileno Augusto Pinochet Varios políticos republicanos piden que se reabra la investigación del 11- S Un congresista reveló que se había alertado sobre Atta en el año 2000 b Miembros de la comisión que investigó lo ocurrido abogan por que el asunto lo retome el Congreso, para depurar posibles responsabilidades en el Pentágono ROBERTO PÉREZ. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Las revelaciones del congresista republicano Curt Weldon sobre las graves negligencias del Pentágono para prevenir los atentados del 11- S han reabierto el debate en torno a algo que se daba por cerrado desde el año pasado, cuando la comisión independiente que se formó para investigar lo ocurrido concluyó su trabajo y emitió el informe de conclusiones. Weldon ha destapado la caja de los truenos al asegurar que el Pentágono, más de un año antes del 11- S, dispuso de un informe en el que se identificaba a Mohamed Atta y a otros tres de los 19 terroristas que luego llevaron a cabo los ataques. Este congresista basa sus afirmaciones en el testimonio de al menos tres antiguos miembros de los servicios de inteligencia. El informe fue preparado por un comando especial de investigación internacional contra el terrorismo. Lo enviaron a su central, al Pentágono, en el verano de 2000, y recomendaron que se notificara al FBI, pero la propuesta no fue atendida. Las afirmaciones de Weldon han animado a varios republicanos a pe- Mohamed Atta AP AP martes a los iraníes que no tomen decisiones unilaterales. El propio secretario general de la ONU, Kofi Annan, hizo un llamamiento a ambas partes para que retomen las negociaciones. Por su parte, el embajador estadounidense en el OIEA, Greg Schulte, emitió una nota en la que denunciaba el desprecio de Irán a la comunidad internacional y apoyaba los esfuerzos diplomáticos europeos. EE. UU. siempre ha defendido que Irán ha incumplido el TNP, que tiene un plan atómico secreto y que por ello la ONU tendría que dictar sanciones económicas. Sin embargo, en los últimos tiempos ha apostado por respaldar a la UE en su esfuerzo negociador. dir que se retomen las investigaciones en el Congreso de los Estados Unidos, por entender que los detalles que ahora han salido a la luz son un elemento fundamental que, de haberse conocido con antelación, habría sido uno de los puntos centrales en torno a los que habría trabajado la comisión. Ésta la formaban cinco republicanos y cinco demócratas. El presidente George W. Bush nombró como jefe de la misma al también republicano Thomas H. Kean, otro de quienes se han pronunciado a favor de que se reabra la investigación oficial tras las revelaciones de Weldon. Si esto es verdad, alguien debería estar investigándolo subrayó Kean. Otro republicano, John F. Lehman, que integró la comisión independiente de investigación del 11- S y que formó parte del gobierno de Reagan, también se ha mostrado a favor de que se abra una indagación oficial tras estas últimas revelaciones. La cuestión es si se vigiló a Atta antes del 11- S y, si es así, por qué no se nos habló de ello durante el trabajo de la comisión Pide que se aclare quién decidió que esa información no llegara a este órgano. Lehman, como otros miembros de la comisión que se formó para investigar los atentados, considera igualmente necesario que el Congreso retome el asunto. El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, ha eludido el asunto y ha declarado que no tenía noticias de ese supuesto informe de alerta sobre Atta y otros tres terroristas hasta esta semana, cuando ha salido en la prensa. El New York Times indicó ayer, citando a un funcionario, que el director de la Inteligencia Nacional, John D. Negroponte, estaba trabajando estrechamente con el Departamento de Defensa para esclarecer lo que ocurrió. Los hechos que ha revelado Weldon son de 1999, cuando se empezó a investigar a los terroristas, hasta los atentados de septiembre de 2001. George W. Bush fue investido presidente el 20 de enero de 2001. Londres confirma que estudia crear tribunales secretos para casos de terrorismo MARCELO JUSTO. SERVICIO ESPECIAL LONDRES. El gobierno británico confirmó que está analizando la creación de tribunales secretos para casos de terrorismo. El Ministerio del Interior británico indicó que los tribunales secretos podrían decidir si extender el arresto de sospechosos más allá de los límites actuales, en base a las pruebas recogidas por la Policía y los servicios secretos. La máxima autoridad de justicia del Reino Unido, Lord Charles Falconer, defendió la iniciativa diciendo que se debía salvaguardar la seguridad ciudadana y al mismo tiempo, los derechos individuales de cualquier acusado. Necesitamos encontrar un nuevo período de tiempo que sea razonable en el marco de una investigación terrorista indicó Lord Falco- Convencer a los no alineados Más problemas tuvo la troika para acercar posturas con el Movimiento de Países No Alineados. El problema radicaba en que estos países, algunos con programas nucleares, quieren dejar claro que la energía atómica es un derecho de todo Estado y que medidas voluntarias, como la suspensión de Irán del enriquecimiento, no deben convertirse en obligaciones. Con todo, la vía diplomática tomaba ayer nuevos impulsos. Francia recuperó la iniciativa y volvió a tender la mano. Desde el Ministerio galo de Exteriores se aseguró que la oferta europea seguía sobre la mesa y se invitaba al Gobierno iraní a volver a estudiarla, asegurando que la UE está dispuesta a discutir todas las propuestas, siempre que Irán acepte paralizar el enriquecimiento de uranio. ner. Según el matutino The Guardian, la Policía y los servicios de seguridad quieren extender el actual período de detención sin cargos de las dos semanas actuales a tres meses. El temor de las fuerzas de seguridad es que muchas de las pruebas que tienen sobre presuntos terroristas no pueden ser usadas en un juicio sin revelar la fuente de la información. La iniciativa fue duramente criticada por algunos jueces y grupos de derechos humanos. Especialistas en el sistema judicial británico, como el abogado Ian Mc Donnald, señalaron que Gran Bretaña no tiene el sistema legal adecuado para este tipo de tribunales. Si vamos a imitar el sistema francés, el problema que tenemos es que nuestros jueces no están capacitados para llevar adelante una investigación criminal. De manera que en los hechos esto se convertirá, simplemente, en un sistema para extender la detención de sospechosos sin más indicó Mc Donnald. Entre los grupos civiles existe una aprehensión similar ante el tenor kafkiano de las medidas. La idea de que habrá tribunales secretos en los que el acusado no sabrá de qué se le acusa, me causa un profundo rechazo indicó la directora de Liberty, Shami Chakrabarti. Temor en la City Mientras tanto el clima de temor que se vive en el país después de los atentados del 7 y 21 de julio, se hizo palpable ayer con las declaraciones de James Hart, jefe de la Policía del corazón financiero londinense. Harti opinó que era inevitable un atentado contra la City similar a los ocurridos en los 80 y 90 con el Ejército Republicano Irlandés, IRA. No es una cuestión de si va a ocurrir un atentado, sino de cuándo va a pasar dijo Hart.