Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SUMARIO DEL 11- M JUEVES 11 8 2005 ABC La Policía busca al cuarto hombre de las finanzas del 11- M El argelino Mebrouk Abdelaziz es identificado por primera vez en un informe policial de enero creen que este individuo se encuentra en alguna región del norte de África y consideran esencial su localización para esclarecer lo ocurrido D. MARTÍNEZ N. COLLI MADRID. Su identidad no había trascendido. Dos testigos protegidos y fuentes de inteligencia confidenciales han llevado a los investigadores del 11- M a incluir en sus pesquisas a Mebrouk Abdelaziz Ait Amer Meziane, un argelino al que la Policía considera el cuarto hombre del aparato financiero de la célula islamista responsable de los atentados. Sus últimos movimientos en Madrid están fechados en noviembre del año pasado; ahora se encuentra en paradero desconocido aunque se sospecha que podría estar en alguna región del norte de África. Esta nueva línea de investigación aparece recogida en un informe de la Unidad Central de Información Exterior de la Policía (UCIE) fechado el pasado 31 de enero. En dicho documento, incluido en el sumario, se reconoce que existen muchos caminos aún por explorar en la búsqueda del esclarecimiento total de lo ocurrido Una de estas nuevas vías es, precisamente, la que arranca en Mebrouk Abdelaziz, cuya localización se considera imprescindible por los investigadores para esclarecer su relación con varios de los imputados en el 11- M. b Los investigadores cula completamente de los atentados, según la Policía, para la que no es descartable la teoría de la colaboración Por ello, el informe señala que ambos habrían abandonado Madrid con la intención premeditada de tener la correspondiente cobertura estrategia que también ha sido empleada por otros imputados. Sobre Mebrouk Abdelaziz, la Policía asegura de fuentes de inteligencia confidenciales que se trata de un posible miembro de una trama internacional de financiación de actividades ilícitas y que pasa la mayor parte del tiempo entre Tailandia y China. Otro de los elementos al que la UCIE da relevancia es la vinculación de Mebrouk Abdelaziz con Said Chedadi. Este último lleva en prisión desde noviembre de 2001 por su pertenencia a la célula española de Al Qaida que dirigía el sirio Abu Dahdah Segunda identidad Las investigaciones realizadas han podido determinar que Mebrouk Abdelazizi ha residido en Madrid los últimos cinco años utilizando la identidad de Said Chedadi, con quien, además, mantuvo una estrecha relación. Mebrouk alquiló el piso en el que vivía- -en la calle Alonso del Barco- -utilizando documentación a nombre del preso. Hasta tal punto llegó a utilizar esa segunda identidad, que en un reconocimiento fotográfico hecho ante la Policía un testigo que le conoció en 1999 le identificó sin género de duda como Said Chedadi. La tienda Afila es propiedad de los hermanos Chedadi ABC Entre los escombros de Leganés La Policía supo de la existencia de este individuo al encontrarse entre los escombros del piso de Leganés una tarjeta de visita de un abogado con unas anotaciones. Entre ellas, el número de móvil 699148247, del que resultó ser titular Mebrouk Abdelaziz. Otra pista fue la factura del Jin Ying Hotel en Guang Zhou (China) hallada en el registro del domicilio de Rachid Bendouda, alias Rachid el Gordo detenido por su relación con los islamistas del barrio de Lavapiés. La reserva se registró a nombre del cuarto hombre -los otros tres serían la familia Chedadi, Rachid Bendouda y Mohamed Kaddur- -del aparato financiero. La Policía cree que Mebrouk Abdelaziz y Rachid Bendouda, que se dedican a la venta de ropa al por mayor, habrían estado juntos en China desde finales de febrero de 2004 hasta el siguiente 30 de marzo, fechas que aparecen en los resguardos de los vuelos encontrados en el domicilio de Rachid el Gordo La ausencia de ambos de Madrid justo en esas fechas no les desvinUn testigo protegido de Albacete con negocios de venta de ropa al por mayor confesó a la Policía que el 10 de marzo de 2004- -un día antes de los atentados- -vio reunidos a Rachid Bendouda, alias Rachid el Gordo y a Mohamed Kaddur con Abdennabi Kounjaa, uno de los siete suicidas de Leganés. La importancia de esta cita la determinan la fecha en que se produjo y la participación del suicida, por lo que la Policía sospecha que los otros dos debían conocer pormenorizadamente lo que iba a ocurrir en referencia a las explosiones de los trenes. El informe de la UCIE destaca también la rela- Una reunión en la víspera Kaddur, fue capturado al día siguiente de la detención de Rachid el Gordo cuando desembarcaba del ferry Málaga- Melilla, hasta donde había viajado con la posible intención de huir hacia Marruecos. La Policía le intervino 17.300 euros escondidos en el coche. Por otra parte, los investigadores han empezado a investigar las actividades de Benager Boutazarzait, conocido como Abdul y Naser Este individuo toma grandes medidas de seguridad y, por fuentes confidenciales, la Policía conoce que se trata de uno de los más radicales de cuantos magrebíes tienen negocios de venta de ropa en Lavapiés Rachid Bendouda ción de Rachid el Gordo con Abu Dahdah jefe de Al Qaida en España, a quien visitó en varias ocasiones en prisión junto con Walid Altarakji Almasri, directamente Mohamed Kaddur implicado en el alquiler de la finca de Chinchón, donde se confeccionaron las bombas que los terroristas colocaron en los trenes de cercanías. En cuanto a Mohamed