Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Los Veranos MIÉRCOLES 10 8 2005 ABC EN PRIMER PLANO OUKA LELE fotógrafa Hoy hacen fotos incluso los pintores que antes sólo pintaban Esta singular artista primero hace con sus amigos una escena de teatrillo luego la fotografía en blanco y negro, amplía la toma y, por último, la ilumina con acuarelas líquidas. Pero también pinta: ha hecho un mural en Murcia y acaba de publicar veinte serigrafías TEXTO: TULIO DEMICHELI MADRID. No es la primera incursión que Ouka Lele hace en la poesía y en la pintura. Ya acompañó su libro de fotografías Naturaleza viva, naturaleza muerta (1985) con textos poéticos y, antes que esta colección de 20 serigrafías y poemas a la que ha titulado Floraleza ya había editado otra sobre El cantar de los cantares en Ahora, la misma editorial de Ángel Pina. ¿Cuál es la historia que hay detrás de este libro? -Manuel Hurtado, alcalde de Ceutí, un pueblo del Valle de Ricote en Murcia, me propuso hacer un mural. Yo me imaginaba que iba a ser en una iglesia románica o algo así, pero no, ya que es un pueblo moderno, con polígonos industriales, todo muy nuevo y muy árabe, entre huertas de naranjas y limones, montañas, desierto y oasis. Me entró miedo, porque era un mural inmenso: trescientos metros cuadrados (diez de alto por treinta de largo) y pensé que ése era trabajo para un hombre, que yo no podría andar subiendo y bajando andamios con un cubo de pintura. Pero vi a un pintor de brocha gorda subido a una grúa pintando una pared y dije que si me ponían una, yo encantada, porque a diferencia del andamio, desde la grúa ves la pared limpia como un lienzo. -Ahora, en Ceutí tiene nuevos aprendices, ¿verdad? -Los niños pintan piedras para el suelo del mural. Así lo hacen un poco suyo y lo respetarán, porque les ilusiona decir ¡Esa piedra la pinté yo! -No debe ser fácil cambiar el formato de las serigrafías por toda una pared... -Claro, tienes que cambiar tú... El caso es que durante las horas que no estaba en la grúa o haciendo bocetos para el mural, que se llama Jardín metafísico me puse a pintar flores y a escribir poemas sobre ellas, y ése es el Ouka Lele acaba de publicar Floraleza un libro de serigrafías y poemas origen de este libro, que no se adquiere en librerías, sino directamente en la editorial, porque es para bibliófilos. -Comenzó su carrera a fines de los 70. Desde entonces, la fotografía ha pasado a ser considerada de verdad como un arte. -Yo he sido una gran luchadora y siempre he querido deshacer estas preguntas que me hacían: Pero, ¿esto es arte? ¿Se puede colgar en casa? ¿Dónde se compra? Hoy la fotografía está de moda e incluso los pintores que sólo pintaban, hacen fotos. Fue una visión que tuve siendo muy jo- JULIÁN DE DOMINGO POESÍA Y FOTOGRAFÍA Yo he utilizado la fotografía porque me daba la realidad y podía crear poesía a partir de ella LOS NIÑOS Y SU MURAL Los niños pintan piedras para el suelo. Así hacen un poco suyo el mural y lo respetarán, porque les ilusiona decir ¡Esta la pinté yo! ven. Cuando tenía 16 ó 17 años y decidí dedicarme al arte, descubrí la fotografía y me dije que cualquiera que se dedicara a ello tenía que conocerla. Todos los grandes pintores han intentado apresar la realidad. De hecho utilizaban artilugios, como la cámara oscura, para pintarla con sumo detalle. Creo que la fotografía ha liberado a la pintura del realismo. Yo he utilizado la fotografía, porque me daba la realidad y podía crear poesía a partir de ella. Hago de la realidad algo surreal. ¿Ha cambiado la revolución digital la fotografía? ¿Sustituirá al celuloide? -Nos ha vuelto locos a todos, ha provocado una crisis total. Como que se acaba todo. A mí se me estropeó una cámara y cuando la llevé a arreglar a la Nikon, me dijeron que ya no las arreglan, así que tuve que buscarme un mecánico particular. Las cámaras con película son casi una reliquia. Yo he tomado la decisión de seguir haciendo fotos con la técnica y el soporte de siempre. Pero el mundo digital tiene ventajas, puedes escanear viejos negativos con rayaduras y recuperarlos, dejarlos como el primer día.