Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 10 8 2005 Los Veranos 87 EL RUMOR DE LA FRONTERA Traspasar la frontera es algo que sucede todos los días. Por ello existen los llamados coyotes o polleros que se dedican a adiestrar a los ilegales para que no sean descubiertos La migra de Laredo TEXTO: ALFONSO ARMADA FOTO: CORINA ARRANZ TEXAS EE. UU. Del redo. El juego del ga- Río Christi Eagle to y el ratón se libra ante las Pass Laredo Mirando City mismas narices de la Border Piedras Negras Nuevo Laredo Los Ébanos Patrol (Patrulla de FronteLaredo McAllen Brownsville El Cenizo ras) bajo los puentes internacionales que ligan a los dos LaRío Grande Reynosa Matamoros City N U E V O L E Ó N redos, con mojados tratando- -a plena luz, y en cuanto México cae la noche, y de madrugaLaredo: da- -de ganar desde Nuevo Laredo la orilla rica. A Tomás Chávez, 50 años, hijo de estaLa céntrica plaza de San dounidense y mexicana, nieto Agustín fue donde los españode mexicanos, le llaman Tom. les fundaron una ciudad que Habla para adentro, masticanacabaría siendo capital de la do mucho las palabras y sin efímera República de Río darse pisto, como si su sangre Grande india fuera mucho más espesa que las otras. Es un hombre ra ver si ha habido escalo (se reservado. Aunque los hispaaprecia a simple vista por la nos ya son mayoría en la mideformación del alambre) o gra (la Border Patrol) de Larecorte: un ranchero harto del do, no andan ni mucho menos dispendio ha plantaa la par que el resto do una escalera de tide la población, que Los guías de jera para que cuando roza el 95 por ciento. Nos citan a las seis de los ilegales pasen lo hagan limla mañana en el más borran rastros piamente. Las partisin papeles se remoto de los cuatro con una rama das de guiar por antesuelen cuarteles que la miy hacen que nas, molinos, tangra tiene en Laredo. la partida se ques de agua, depósiEs sábado y antes del tos, arroyos y línea amanecer van llegancambie de de demarcación de do los agentes del pricalzado ranchos. Hay coyotes mer turno. En la sali (o polleros: los guías ta de espera, amén de de ilegales) hábiles borrando un wanted del FBI que ofrerastros con una rama o hace una recompensa para ciendo que su partida pise soquien ofrezca pistas para atrabre la huella del primero, capar a un saudí, un cartel invimine hacia atrás o se cambie ta a alistarse- Si buscas vende calzado para confundir a tura, aquí tienes una carrera los sabuesos como Chávez, ilimitada en la frontera que recuerda a los rastreadootro en español insta a evitar res indios al servicio de los femás muertes: con la de t de derales, o a un sereno frontera convertida de las cercas (lleva en cruz, reza: RajarLas partidas un manojo de llaves se es cosa de hombres. Antes de cruzar de sin papeles que abre los candados de fincas y ranp al otro lado recuerse suelen Tom se mete da: De valientes y maguiar por ante- chos) playa ferroviaen la chotes están llenos nas, molinos, ria de Port Laredo, los panteones Tom tanques de donde cambian de lose recrea en la excursión educativa soagua, depósi- comotora los larguísibre todo al explicar tos, arroyos... mos trenes de mercancías que van a las técnicas detectiMéxico y regresan vescas para leer huecon el fruto de las maquiladollas, aunque lo que salta a la ras. En la estación se emplea vista es lo que muestra pero el mecánico Fernando Macías no dice: es imposible vigilar y uno de sus hijos. Nacido en durante las 24 horas de día los Guanajuato, nieto de españomás de 3.000 kilómetros de les, comprueba que a los Chefrontera o construir un muro vrolet y los Volkswagen enque blinde el sur de Estados samblados en México no les Unidos. Revisa las cercas, pa- La San Antonio Goliad Corpus Golfo de México Patrullera fronteriza examinando pistas en la frontera falta nada. Suelen encontrar a compatriotas escondidos. La pasión de Tom se topó con un lacre que le reventó una rueda. Un compañero de la migra pasará de largo. Sálvese el que pueda. Será Macías y su cuadrilla hispana quienes emplearán una hora de su asueto para desvivirse tratando de descolgar la rueda de recambio, darnos agua y conversación. Tras esfuerzos vanos, Chávez tuvo que reportar a la base. Llegó una anglosajona desabrida que no saludó a nadie. Para colmo, venía sin rueda de repuesto. Allí, junto a las potentes locomotoras de la Union Pacific, se quedó cojo el coche de la migra de Laredo. Todo un signo para que lo descifren los detectives de la condición humana.