Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 10 8 2005 29 Terminan las obras de los edificios afectados por el fuego en la subestación de Atocha hace un año Una campaña en 250 gasolineras aconseja repostar de noche para reducir la formación de ozono Madrid, sucursal de la mafia amarilla La capital de España y su provincia no se escapan del asedio de las mafias chinas. El pasado mes de junio, caía muerto un ciudadano del país asiático a las puertas de un karaoke situado a las espaldas de la plaza de España. Pertenecía a una de los clanes criminales asentados en nuestra región. Pero el suceso más reciente tuvo lugar el pasado lunes, cuando saltó la noticia de que había sido desmantelada en Madrid y la provincia de Málaga una banda que se dedicaba a extorsionar a empresarios chinos. En la operación han caído seis personas, cuatro de ellas, de origen asiático. Ya están en prisión, La banda captaba a trabajadores de los empresarios para conseguir datos sobre ellos, y utilizaba métodos violentos para obtener el botín, incluso con menores, según informó el Instituto Armado. La techumbre de la zona de los locales comerciales se vino abajo cuando estaba siendo hormigonada SIGEFREDO de paisano que se encontraban apostados en Méndez Álvaro dio con la pareja cuando se disponía a huir en autobús. Las dos detenciones se produjeron sin altercados. Tanto Yu Xi como Shao Xiang tenían órdenes europeas de detención. Durante todos estos meses habían estado residiendo en una vivienda de Madrid capital, aunque desde la Dirección General de la Policía no les consta que tuvieran conexión alguna con bandas similares españolas; es más, en principio, está descartado que la práctica de préstamos y extorsión a clientes de casas de apuestas y casinos se lleve a cabo en nuestro país. Yu Xi tenía un antecedente por estancia ilegal en Holanda, y Saho Xiang, por extorsión. Los dos hombres serán puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 6, en funciones de guardia, de la Audiencia Nacional. Lo más probable es que se tramite su extradición a Holanda, donde serán juzgados. Tres obreros heridos al desplomarse el forjado de un edificio en construcción Había un centenar de trabajadores en la obra, en la avenida de los Andes Á. GARCÍA MORENO MADRID. La suerte para unos, la Providencia para otros, evitó ayer una tragedia en Madrid al hundirse durante el mediodía el techado de un edificio en construcción en la avenida de los Andes. Tres obreros, del casi centenar que se encontraba trabajando en esta obra, resultaron heridos. El más grave fue un varón de unos treinta años, al que se le diagnosticó pronóstico reservado, ya que resultó con policontusiones y traumatismo craneoencefálico. Fue trasladado al Hospital Ramón y Cajal. Otro varón, de 36 años, fue calificado por el Samur como menos grave. Con un fractura en el hombro, fue trasladado al Hospital Doce de Octubre. Un tercer operario, de unos 26 años, resultó con heridas de carácter leve y, tras ser atendido por el Samur de policontusiones, fue dado de alta en el lugar. Los tres son de nacionalidad española. El accidente tuvo lugar cuando se hundió el forjado de la obra que en ese momento estaba siendo hormigonado en un edificio en el que se están construyendo viviendas y en cuyos bajos está prevista la ubicación de locales comerciales. Fue precisamente el forjado de la techumbre de esos locales comerciales, de unos doscientos metros, lo que cedió, arrastrando a los obreros que se encontraban en ese momento sobre la plataforma en la que se depositaba el hormigón. En concreto eran cuatro los trabajadores que se encontraban sobre esa plataforma. Uno de ellos tuvo la reacción de saltar y no sufrió heridas. Los otros tres se precipitaron unos seis metros de altura, junto con la estructura que se hundió. De estos tres obreros, uno pudo salir por su propio pie, mientras que los otros dos fueron rescatados del amasijo de hormigón y hierros por sus propios compañeros. Inmediatamente fueron avisados los servicios de emergencia del Ayuntamiento, que desplazaron varios vehículos de intervención sanitaria y un coche de Bomberos. La causa del siniestro tiene que ser ahora investigadas, según responsables de la obra. Por su parte, tanto los trabajadores como el personal de emergencia destacaron la suerte de los obreros, ya que pudo ocurrir una tragedia.