Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MIÉRCOLES 10 8 2005 ABC Internacional El jefe del OIEA, el egipcio El Baradei, durante la apertura de la Junta de Gobernadores del organismo nuclear de la ONU, ayer en Viena AFP La ONU pide a Teherán que vuelva a la mesa de negociaciones con los europeos El OIEA debate en Viena su respuesta a la reanudación del programa atómico persa organismo de control nuclear, El Baradei, afirma en la apertura del encuentro que Irán debe suspender su actividad para crear confianza ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. La tensión acumulada desde que Irán anunciara hace una semana que reanudaba su programa de combustible nuclear bajó ayer un par de enteros al tiempo que la Junta de Gobernadores del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) comenzaba en Viena la sesión extraordinaria convocada por la UE para decidir qué hacer ante la decisión iraní. El director general del OIEA, Mohamed El Baradei, hizo un llamamiento a la calma y apeló a iraníes y europeos a que retomen las negociaciones y eviten que aumente la tensión. El jefe la oficina de la ONU encargada de vigilar la no proliferación nuclear se refería así a los contactos que Alemania, Francia y Reino Unido, en nombre de la UE, mantienen desde hace meses con Irán para lograr un acuerdo sobre el programa atómico del país persa. Esas negociaciones entraron en crib El director del sis total la semana pasada después de que Irán rechazara la oferta de la UE para abandonar definitivamente el enriquecimiento de uranio. El Baradei confió en que este encontronazo no sea más que un pequeño incidente en el proceso y no una ruptura definitiva. El director del OIEA recordó que su oficina ha hecho grandes progresos en los dos últimos años para aclarar las actividades nucleares que Irán desarrolló en secreto durante casi una década, e insistió en que el objetivo de las negociaciones es normalizar las tensas relaciones que la comunidad internacional y Teherán han mantenido en el último cuarto de siglo iraní. También subrayó que el derecho a usar la energía atómica no implica necesariamente disponer de la capacidad de fabricar el combustible nuclear. Con un tono extremadamente conciliador, el director del OIEA llegó a asegurar que entiende la frustración iraní, aunque pidió a Teherán que vuelva a la mesa de negociaciones sin más decisiones unilaterales como la efectuada el lunes, cuando reactivó la central atómica de Isfahán. Sin embargo, el jefe de la delegación iraní en la reunión de Viena, Sirus Naseri, anunció que hoy se romperán los sellos que el OIEA instaló en noviembre en esa planta, tras el acuerdo con la UE, para empezar a fabricar gas de hexafluoruro, del que luego se extrae el uranio enriquecido. En declaraciones a la Prensa, Naseri volvió a reclamar el derecho de Irán a disponer de un programa atómico justificado dadas las crecientes necesida- Electricidad y confianza Con relación a la reanudación parcial del proceso para enriquecer uranio (el material que alimenta las centrales nucleares y las bombas atómicas) El Baradei reconoció que la suspensión pactada en noviembre entre Irán y los europeos fue voluntaria y recordó que todos los países tienen derecho a poseer energía nuclear para generar electricidad Eso sí, El Baradei indicó que la suspensión es una medida necesaria para crear confianza y resolver los aspectos poco claros del, hasta hace dos años, clandestino programa atómico Rusia cambia de postura y aboga por la moratoria ABC MOSCÚ. Rusia se sumó ayer a la intensa presión internacional liderada por la UE y EE. UU destinada a detener las actividades nucleares en Irán, cuya reanudación el pasado lunes desató una reacción en cadena en los gobiernos occidentales. El tono de la diplomacia rusa está notablemente suavizado con respecto a la profunda inquietud que manifestaron anteayer los principales países implicados en esta cuestión, y se optó por apelar a la responsabilidad del gobierno iraní y evitar la formalización de amenazas concretas. La decisión más sabia sería cesar de inmediato el enriquecimiento de uranio y continuar la estrecha cooperación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para despejar las dudas creadas por el programa iraní declaró ayer Mijail Kaminin, portavoz de la diplomacia ru-