Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA TRAGEDIA DE GUADALAJARA LOS AFECTADOS, UN MES DESPUÉS MIÉRCOLES 10 8 2005 ABC Los vecinos dicen que si no se retira la madera quemada, la carcoma infectará lo que queda de bosque sano Los municipios se sienten abandonados, atrapados en un tablero de estrategias políticas que no entienden Tres vecinos de Luzón, ayer, se toman un respiro tras la tragedia vivida hace unas semanas Los vecinos de las localidades afectadas por el trágico incendio de Guadalajara no han conseguido pasar página. Creen que las ayudas económicas no llegarán e insisten en que les dejaron abandonados a su suerte. ABC volvió a estos municipios un mes después del siniestro Los políticos mienten. Estuvimos llamando y no nos hicieron caso TEXTO: JORGE SÁINZ FOTOS: IGNACIO GIL GUADALAJARA. Hay un espeso silencio en el inmenso paraje que hasta hace menos de un mes era el pinar más frondoso de la provincia de Guadalajara. Hay un paisaje de color negro, un cierto olor a ceniza y se puede escuchar con nitidez el sonido mudo de una naturaleza muerta. No hay insectos, no hay pájaros revoloteando... No hay vida, no hay nada. La sensación que produce al ojo humano la tierra, yerma, devastada por el trágico incendio de Castilla- La Mancha es exactamente la misma visión que transmiten los vecinos de la zona. Las heridas no han cicatrizado y el reloj parece haberse detenido para ellos a la hora que marcó el fuego. Cuando ABC visitó ayer, un mes después, las localidades afectadas pudo comprobar cómo la no declaración de zona catastrófica y la falta de ayudas tangibles han agudizado el fuerte sentimiento de abandono que denunciaron durante las tareas de extinción de las llamas. A pesar de la indignación, algunas ideas generales sobrevuelan el ambiente. Lo primero, dicen los vecinos, es sacar toda la madera inerte para evitar que la carcoma acabe con las reservas sanas de monte y poder plantearse una reforestación. Después, concretan, deben llegar las ayudas económicas para unos Ayuntamientos que sobrevivían, en parte, gracias a los ingresos por los pastos o los cotos de caza blo. Asunción Ibáñez es una de ellas. Hasta el momento sólo han prometido arreglar unas carreteras, con un dinero que ya estaba presupuestado, y poner una antena de telefonía móvil dice. Asunción no puede borrar de su mente la pesadilla vivida durante aquellos días: Los políticos mienten. Yo llamé dos veces al 112 el sábado por la tarde- -el día que se inició el fuego- -y no hicieron caso. Nos abandonaron La carretera que une Luzón con Ciruelos del Pinar ofrece el espectáculo más dantesco de la zona. La calzada atraviesa un túnel natural de árboles quemados que parece no tener fin. Nada más llegar, llama la atención el chalet de Paco y Ángela. Las llamas se quedaron a unos metros de la casa y arrasaron totalmente el jardín. Dicen que han declarado zona deprimida, como si no lo hubiera sido antes comentan irónicamente. Ahora se afanan por recuperar la normalidad. La Junta nos ha negado las indemnizaciones, porque esta casa no es nuestra primera vivienda se lamentan. Calle abajo, el alcalde de Ciruelos trabaja la leña como cada día. Jesús López cuenta que todos los ediles de la zona se reúnen los sábados para hacer frente común. La prioridad es acabar con la madera muerta, pero la realidad es que llevamos varios encuentros y todavía no hemos pedido nada en concreto reconoce. El monte vale más que los muertos En Riba de Saelices, epicentro del incendio, el tiempo se ha congelado definitivamente y no hay más conversación que la del fuego. Un grupo de vecinos discute acaloradamente sobre lo ocurrido. El monte vale mucho más que las vidas que se perdieron comenta una mujer mientras el resto del grupo le increpa por el comentario. ¿Dónde están los que encendieron la barbacoa? Ellos son los culpables dicen. Sin embargo, el alcalde de Riba, José Luis Samper, no quiere entrar en más polémicas. Confío en que la comisión dé sus frutos y espero que las ayudas lleguen. Así se lo hicimos llegar al presidente Zapatero cuenta. La estampa se repite en las localidades vecinas de Villarejo de Medina y Santa María del Espino. Los vecinos siguen buscando una solución, pero desgraciadamente todos saben que ya no existe. Un anciano de Villarejo resume el sentir de una pena generalizada que a él le enrojece los ojos. Tendrán que pasar 80 años para recuperar el pinar y yo moriré con el recuerdo de este verano concluye desde su experiencia. El alcalde de Riba de Saelices, José Luis Samper, explica sus proyectos de futuro ahora muertos. Y por último, si se puede, que el Gobierno que sea invierta en el futuro de la comarca. de estrategias políticas, y dicen que las ayudas económicas no contribuirán a devolverles su monte El seguimiento de los pasos del fuego comienza en el municipio de Luzón. Allí reside un poso de rabia muy intenso y los lugareños todavía recuerdan la tensa visita del presidente de la Junta, José María Barreda, con intentos de agresión incluidos. La plaza del pueblo ofrece una de sus imágenes más típicas. Los hombres juegan al frontenis mientras las mujeres compran frutas y verduras en un camión que ha venido a surtir al pue- No confían en la comisión En definitiva, la mayoría no confía en la comisión autonómica de investigación que tratará de aclarar a partir de hoy lo ocurrido con ese fuego que arrancó inocentemente el pasado 16 de julio en una barbacoa de Riba de Saelices y en un fin de semana se llevó por delante la vida de 11 personas y más de 13.000 hectáreas de bosque. Se sienten abandonados, atrapados en un tablero