Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 10 8 2005 Opinión 5 MEDITACIONES UNA DE DOS UE la política es oficio de especuladores se sabe desde antes de los tiempos del abajo firmante. También se da por hecho que es un imán para indiscretos con vocación de garganta profunda. Y entre la especulación y la indiscreción habrá que colocar la afirmación de Javier Madrazo de que el PSOE ya tiene planeado su desembarco en el Gobierno vasco. Tras la revelación, adelantada desde estas páginas, de los últimos enjuagues que se traen socialistas y peneuvistas para llegar a pactos en Madrid y Vitoria cabe preguntarse si el dirigente de IU- -socio de Ibarretxe en el Ejecutivo vasco- -especula o si, en un irrefrenable ataque de achares, se ha ido de la lengua antes de tiempo al ver en la maniobra su propia fecha de caducidad. ¿Qué sabe Madrazo? MARCO AURELIO Q LEER Y PENSAR 17 POLLOS A LA LA SOCIEDAD SITIADA DE ZYGMUNT BAUMAN Fondo de Cultura Económica Buenos Aires, 2005 299 páginas SALGADO abajo, vamos, para que me entiendan si no está clarito. Como hemos acabado con la unidad de España a efectos del Territorio Insalud, cada salmonelosis, como las rampas de los cojos de Paco Mira, está regulada por una legislación distinta sobre intoxicaciones alimentarias. No es lo mismo coger unas cagaleras salmonelósicas importantes en Cataluña que en Andalucía. En Cataluña, para irte por las patas abajo, le tienes que pedir permiso a Carod. En Andalucía, como a Chaves le importa un bledo, te puedes ir de vareta en plan simpático. Pero, ay, aunque la ministra Salgado (qué bueno que viniste) haya llegado de sus bien ganadas vacaciones, por la desmembración del Territorio Insalud, aquí nadie sabe cuánta salmonelosis hay fuera de su autonomía sanitaria de la Señorita Pepis. Podría morir la gente a chorros en Salamanca por una epidemia del cólera morbo que volviera, que como no tienen que comunicarlo a Madrid, pues no pasa nada y estamos todos más buenos que el jamón. En materia epidemiológica, el Ministerio de Sanidad aplica la política Concha Piquer: Que no me quiero enterar, no me lo cuentes, vecina No hay salmonelosis porque hay 17 salmonelosis autonómicas distintas. Por lo cual van a inventar provisionalmente el centralismo mientras duren las actuales circunstancias salmonelósicas. Como tuvieron que volver a inventar el centralismo tras el desastre del fuego de Guadalajara. La polémica de la Alarma 2 era el viejo debate del centralismo. Por no querer dar el brazo a torcer ante el centralismo murieron 11 criaturas abrasadas. Toda la teoría política de las ventajas de la autonomía se viene abajo ante una barbacoa o unas diarreas malayas. Ante los desastres, como estamos en una sociedad laica, en vez de lo de que cada cual rece lo que sepa le ponemos un par de velas al demonio del centralismo. Y ni aun así nos enteramos de la realidad del pollo a la Salgado, más famoso que el pollo a la Pantoja. C Anticipaciones sociológicas El oficio de vidente siempre fue ingrato y, si no, que se lo pregunten a la desafortunada Casandra. Con todo, la instauración de estructuras planetarias es un hecho cada vez más palpable. Tanto que ya no hay compartimentos estancos, disociables del todo. La realidad en su conjunto está conectada por una especie de red fluida por la que circulan planetariamente capitales, conocimientos, productos y servicios de toda índole, personas y, también, terror encapsulado tal y como se ha puesto desgraciadamente de moda desde el 11- S. Crece el bienestar y el conocimiento exponencialmente. Los avances tecnológicos instauran la velocidad como magnitud cotidiana y hacen posible eso que se denomina el tiempo real Ya no hay un escenario propicio para la memoria y la reflexión. Todo se hace inmediatez y decisión elevando las posibilidades de riesgo dentro de un mundo en el que la cercanía y la proximidad son el pan nuestro de cada día, de modo que se impone el cuerpo a cuerpo con una realidad que nos desborda sin previo aviso, trasladándonos así la sensación de vivir sitiados dentro de nuestras cada vez más asfixiantes sociedades. JOSÉ MARÍA LASSALLE UANDO el teniente general Francisco Mira Pérez, aviador antes que fraile del convento de Javier Arenas en el Ministerio de Trabajo, llegó a la secretaría del Real Patronato de Prevención y Atención a Personas con Minusvalías, realizó un descubrimiento que se apresuró a comunicarme. En España había 17 legislaciones distintas, 17, sobre medidas contra las barreras arquitectónicas que impiden la libre circulación de personas con discapacidad motriz. Usted ve una rampa para minusválidos y se cree que eso es igual aquí y en las Vascongadas. Pues no. Si tal cree, que todas las rampas de minusválidos son iguales, está tan equivocado como el general Mira cuando llegó al Real Patronato, antes de su descubrimiento. Ni el ancho de la rampa obligatoria, ni su porcentaje de pendiente, ni su longitud son iguales en todas las comunidades. Nada menos parecido a lo legislado para una rampa de miANTONIO nusválidos en Valencia que lo ordeBURGOS nado para las sillas de ruedas en Badajoz. Y Paco Mira, con toda su gracia alicantina, me decía: -Por lo visto, un cojo catalán no es lo mismo que un cojo de La Rioja, y sus sillas de ruedas necesitan rampas distintas. Así que mi trabajo fundamental en el Real Patronato va a consistir en la homologación de los cojos de España por encima de las 17 legislaciones distintas sobre sus rampas y sus sillas de ruedas. Ya Paco Mira no está en el Real Patronato de las Minusvalías y no sé si conseguiría la homologación centralista de los cojos autonómicos, su Loapa con silla de ruedas. Esto del centralismo homologador es políticamente incorrecto en materia de cojos. Y (perdón por la manera de señalar) hasta en asunto de cagaleras. Por culpa de un pollo, la España de Andreíta, coño, cómete el ídem, está amenazada por el fantasma de la salmonelosis. Se va de vareta. Por las patas