Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9 8 2005 77 Los veranos BENICASIM CERRÓ POR TODO LO ALTO SU UNDÉCIMA EDICIÓN CON LAS ACTUACIONES DE de ENRIQUE VILA- MATAS, A PUNTO DE PUBLICAR SU ÚLTIMA NOVELA, DICE QUE NO ES MASÓN, PERO SÍ SEGUIDOR DEL EL PRÍNCIPE GUILLERMO COMPARTIRÁ RESIDENCIA CON SU NOVIA TRAS EL CONSENTIMIENTO DE LA FAMILIA REAL BRITÁNICA NICK CAVE Y OASIS BARÇA Anna Netrebko, la nueva gran diva operística de nuestros días, ha triunfado en Salzburgo con un título maldito en la reciente historia del festival: La traviata Una Violetta imperial TEXTO: JUAN ANTONIO LLORENTE FOTOS: AGENCIAS Y D. G. posible para hacer pasar su SALZBURGO. De no ser por tránsito de la berlina al hall las sillas falso rococó que aún del teatro a una efímera indan servicio en el departamenmortalidad de prensa y televito de Prensa del Festival, nada sión. queda en Salzburgo de La traYa sobre el escenario, el esviata de 1995, aparte de una pectáculo fue ganando fuerza sombra de frustración de por momentos en un montaje aquel fallido intento de Morfirmado por Willy Decker, entier de programar aquí por pricumbrado aquí la pasada edimera y última vez esta conocición por su trabajo en La Ciuda ópera de Verdi. Una prodad Muerta que esta tempoducción que dejó cadáveres rada viaja al Liceo barceloen el camino. Empezando por nés. Decker plantea la histoRiccardo Muti, que desde enria a través de las sensaciones tonces no había vuelto a pisar de una Violetta Valery próxiel foso salzburgués hasta hace ma a expirar. En blanco y neunos días. O el responsable esgro, con el rojo de su vestido y cénico de la producción, el esel de las serpentinas pañol Lluís Pasqual, víctima involuntaria La reventa esparcidas por el suecodel atropello, que tarllegó a ofre- lo del tercer acto como único toque de dó en reponerse antes cer 1.500 lor. O las floreadas de aceptar un nuevo euros por cretonas que se apodemontaje operístico. De ran del segundo, que, ahí el revuelo levanta- una entrada gracias a la labor ludo en esta segunda para La minotécnica de Hans oportunidad, mayor traviata Toelstede, irán palideque la que, hace poco ciendo lentamente hasta llemás de una semana, se organigar al gris. El montaje se ajuszaba por el regreso de la batuta al concepto de sobriedad abta milanesa. Hasta el punto de soluta, para reducirse a un esque, ocho horas antes del espacio vacío cerrado por el intreno, el reventa que en un menso ciclorama- -muy en la gran cartón había escrito línea Peter Brook- -que en Quiero una entrada, pago lo vuelve el trabajo, cuando Vioque sea traducía a cifras la letta muere atendida por el oferta: 1.500 euros. Gana usmismo personaje- -un anciated y gano yo repetía de un no doctor muerte- -testigo camodo hipnótico. A saber cuánda segundo de su tránsito, y to estaba decidido a pagar el que de vez en cuando le ofrece destinatario final, sin duda una camelia blanca, como desacompañante de alguna de las tello de falsa esperanza hacia pseudoviolettas que, a partir de las siete, con corpiños se (Pasa a la página siguiente) ñoritaescarlata hacían lo im- Anna Netrebko, en la célebre escena del Brindis de La traviata