Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9 8 2005 63 La norteamericana Cisco, interesada en hacerse con el control de la empresa finlandesa Nokia Caixa Catalunya negocia la venta de su participación del 2,1 en Amena a France Telecom por 200 millones Solbes quiere subir los impuestos al tabaco y al alcohol para paliar el déficit sanitario Zapatero llevará esta propuesta a su reunión con los presidentes autonómicos económico asegura que el plan de prejubilaciones para los funcionarios no se aplicará en función de la edad de los trabajadores EFE Y. G. MADRID. El Gobierno estudia la posibilidad de subir algunos impuestos indirectos estatales con especial incidencia en la sanidad, como los que gravan el alcohol y el tabaco, con el fin de dotar de más recursos a las comunidades autónomas para financiar el déficit sanitario. Así lo asegura el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en una entrevista concedida a la Agencia Efe, en la que explica que el Ejecutivo está considerando varias alternativas, entre las que se encuentra la subida de estos tributos, que llevará a la Conferencia de Presidentes autonómicos del próximo 6 de septiembre. El titular de Economía insistió en que el Gobierno está dispuesto a coadyuvar a la solución del problema, pero reiteró que no tiene la responsabilidad principal del mismo, que se deriva del modelo de financiación autonómica aprobado en 2001 y del importante incremento de la población que ha tenido lugar desde entonces y que se ha repartido de forma desigual entre las regiones. De acuerdo con el sistema de financiación autonómica actual, los impuestos sobre el alcohol y el tabaco, así como el resto de Impuestos Especiales (Hidrocarburos, Cerveza y Electricidad) son de titularidad estatal y, por tanto, sólo el Gobierno central puede subirlos o bajarlos. Sin emb El vicepresidente Solbes, ayer en el pabellón de España en la Expo 2005 que se celebra en Japón bargo, desde 2002 las comunidades autónomas reciben el 40 de la recaudación generada por estos tributos en sus respectivos territorios y, por tanto, una subida de los mismos repercutiría directamente en los ingresos autonómicos. Además, el Gobierno está dispuesto a ayudar a las autonomías, de manera transitoria, con aportaciones presupuestarias. De hecho, los Presupuestos para 2006 incluirán ya una partida para financiar la deuda sanitaria de las comunidades. Pero estas son medidas menores, ya que la reforma del sistema de financiación pasará, fundamentalmen- EFE AFP te, según ha reconocido Solbes en diversas ocasiones, por dotar a los gobiernos regionales de más capacidad normativa para subir sus propios impuestos o crear otros nuevos. Además, apuntó que es fundamental trabajar por reducir el gasto sanitario. En la citada entrevista, el titular de Economía se refirió al plan de prejubilaciones para los funcionarios y apuntó que en ningún caso se aplicará en función de la edad de los trabajadores, sino de las necesidades de la Administración. No se está planteando que todos los funcionarios por encima de una determinada edad vayan a jubilarse explicó. ciones. Algo parecido ocurre en Europa, pero sólo con el gasóleo, afectado por los cambios de especificaciones medioambientales. Desde hace más de 25 años no se construye ninguna refinería en Estados Unidos que, sin embargo, ha incrementado exponencialmente su consumo de combustibles. No en vano, cada miércoles es esperado con avidez el dato sobre el stock americano de petróleo y productos refinados, una estadística a la que hasta hace uno año nadie fuera del sector petrolero prestaba demasiada atención y que, ahora, es capaz de producir derrumbes en la Bolsa. En estas condiciones, no es de extrañar que cada nuevo temor, cada nuevo dato negativo o cada nuevo gesto de unos y otros suponga medio dólar de aumento del precio del petróleo. De momento, el Brent se ha parado en los 62,56 dólares, su máximo nivel histórico y el West Texas se frenó en 63,99. Sólo en 1980 estuvo más caro. Una medida injusta, irrelevante e ineficaz según el sector Subir los impuestos sobre el alcohol para paliar el déficit de la sanidad sería injusto, irrelevante e ineficaz y produciría un grave daño al empleo en el sector de hostelería y turismo, que es donde, fundamentalmente, se consumen las bebidas alcohólicas. Así lo aseguró ayer a ABC el director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) José Ramón Fernández, quién explicó que no hay ningún país de la UE que utilice este impuesto para fines de Recaudación por Impuestos Especiales (Estimación Presupuestos 2005 en millones de euros) Hidrocarburos 10.164 Labores del tabaco 6.000 Las comunidades autónomas tienen cedido el 40 de la recaudación de los Impuestos Especiales Alcohol 876 Electricidad 874 Cerveza 241 Productos intermedios 20 Infografía ABC política sanitaria. Recordó que un consumo moderado de bebidas alcohólicas no es considerado perjudicial por los expertos y que la medida penalizaría a la inmensa mayoría de consumidores, que hacen un uso sensato y responsable de estos productos Explica, además, que los ingresos que se podrían obtener son insignificantes. Un incremento del 10 supondría unos ingresos extra de unos 87 millones, de los que sólo un 40 sería para las comunidades.