Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Los Veranos LUNES 8 8 2005 ABC ÁREA DE DESCANSO EL VIBOREO PAISAJE CON FIGURAS Rellene los cuadrados vacíos de este encasillado de 9 x 9, dividido en cuadrículas de 3 x 3, con números del 1 al 9, de forma que cada cifra no se repita en la misma columna, ni en la misma fila ni en la misma cuadrícula. SOLUCIÓN AL DÍA ANTERIOR Condenado a un día de cárcel por orinar en los cipreses del vecino AQUILES MATA Por Mónica Fernández- Aceytuno Un británico de 72 años ha sido condenado a un día de cárcel por regar con su orina los cipreses del vecino para evitar que crecieran y le taparan la vista. Cada noche, al amparo de la oscuridad, el hombre que nadie querría tener como vecino orinaba sobre estos árboles provocando que se encogieran y deterioraran. El dueño, extrañado, montó guardia y grabó la escena que le sirvió para denunciarle. UN MUNDO PARA ÍÑIGO E s éste el primer verano que Íñigo se fija en las cosas, con sus ojos grandes, que son un mundo. Mira una tela de araña y quiere del naranjo una naranja pequeña y verde mientras sonríe y señala, con su dedo diminuto, un mirlo y dos mariposas que vuelan a poca altura sobre el suelo. Todo parece nuevo, acabado de poner sobre la Tierra para este niño. El mundo nace con cada recién nacido. SECRETOS DE MUJER Por Marta Barroso y Teresa de la Cierva PASO LIGERO as sandalias están muy lejos de ser una liberación para nuestras sufridas extremidades. Los pies pasan de la tiranía de los zapatos a ser víctimas de cintas, tiras y adornos de pedrería que los cubren de durezas, heridas y ampollas a la menor ocasión. De ahí que para enfrentarse con dignidad a la desnudez de los pies se requieran ciertos cuidados. Para evitar las asperezas, utilice piedra pómez a diario, con movimientos circulares y la piel humedecida, y preferiblemente por la noche, ya que después de andar todo el día es cuando aparecen. Aplíquese después una crema específica realizando un masaje desde la parte de atrás del pie hasta la punta de los dedos, insistiendo en las callosidades o durezas. Céntrese más en la planta y en el espacio entre los dedos, que son las zonas que más sufren. Para un efecto mascarilla puede embadurnarlos de vaselina antes de acostarse y ponerse unos calcetines finos de algodón para dormir. L