Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 8 2005 Los Veranos 89 I FESTIVAL ABC DE FOTOGRAFÍA COLECTIVA en El Grao de Castellón, donde se preparan los célebres sepionets El más conocido es Rafael. De las miles de imágenes recibidas en el concurso de ABC y Notodofotofest. com, cada día publicamos una serie. Hoy, Paris plage 2004 de Pablo CMadariaga Direcciones El Faro de Vinaroz. Zona Portuaria, s n. Vinaroz. 964 45 63 62. Vinya d Alos. Paseo Blasco Ibáñez, 13. Vinaroz. 964 45 49 62. Casa Jaime. Av. Papa Luna, 5. Peñíscola. 964 48 00 30. Rafael. Churruca, 28. El Grao. Castellón. 964 28 16 26 Verano en la ciudad llegar el verano- -especialmente agosto- -medio mundo parece sufrir una extraña manía persecutoria, llamada vacaciones que impulsa a las personas a huir de sus lugares habituales de residencia y refugiarse en cualquier otro lugar. El dónde, a veces, parece lo de menos. Pero algunos se resisten a otra epidemia, logran aplazar sus síntomas para otra época del año (o son convencidos por sus jefes de las ventajas que tiene tomarse las vacaciones en febrero) o bien un vistazo a los atascos o al precio de los hoteles (y de todo lo demás) les ha disuadido de emprender la fuga. Estos miembros (forzosos o no) de la resistencia son los que conocerán las insospechadas atracciones que aparecen y se multiplican en sus ciudades durante los meses veraniegos (no, no nos referimos a las obras, por más que los aficionados a la arqueología puedan encontrar apasionantes tantas excavaciones que, en algunas ciudades hacen sospechar que se pueda encontrar hasta el tesoro de los Nibelungos) Es el caso de esta improvisada playa a orillas del Sena, donde los parisinos (y también los viajeros, los turistas y es de temer que los devotos peregrinos del camino de Dan Brown) pueden refrescarse con duchas de agua fría, dejar que los niños jueguen... o jugar ellos mismos. Las playas, y las vacaciones, pueden surgir donde menos nos las esperemos. Abran bien los ojos: nunca se sabe cómo nos puede sorprender el verano en la ciudad. Al TEXTO: MANUEL MUÑIZ Pechugas de pollo al vinagre de Jerez Ingredientes para 4 personas; 2 pechugas de pollo; 500 ml de vino blanco seco; 200 ml de vinagre de jerez; 1 cebolla grande 2 zanahorias tiernas; 6 dientes de ajo; aceite de oliva virgen extra; 10 granos de pimienta negra; 4 clavos de especia; 1 rama de tomillo; 2 hojas de laurel; sal. Atar las pechugas de pollo formando dos rulos. Salpimentar después. Dorar en una sartén con un poco de aceite y reservar. Pelar la cebolla y cortarla en juliana. Pelar las zanahorias y cortarlas en láminas. Saltearlas unos minutos en el mismo aceite que se salteó el pollo. Añadir los dientes de ajo sin pelar, la pimienta negra, el clavo, el tomillo y el laurel. Rehogar todo junto hasta que la cebolla esté transparente. Cubrir con el vino y el vinagre y cocer unos 30 minutos hasta que el volumen del escabeche se haya reducido a la mitad. Meter las pechugas de pollo, cocer 10 minutos a fuego medio. Dar la vuelta, añadir dos rodajas de limón y dos de naranja, cocer 5 minutos. Poner la tapa a la cacerola, apartar del fuego y dejar enfriar. Cuando el escabeche esté frío meter en la nevera y macerar hasta el día siguiente, nunca antes. Colar el escabeche y reservar la cebolla, la zanahoria y los dientes de ajo. Emulsionar 5 cucharadas de escabeche con aceite y un diente de ajo pelado. Servir acompañado de la cebolla y la zanahoria, aliñado con el escabeche. Para convertirlo en un plato único basta cocer verduras (judías verdes, patata, por ejemplo) mezclarlas con la cebolla y la zanahoria, añadir tomate natural pelado y picado y la pechuga de pollo troceada. El autor Pablo Cubria Madariaga- -Pablo CMadariaga de nombre artístico- -ha vivido en Gijón, Dundee, Bolonia, Bérgamo, París, Madrid... Es todo un viajero que, pese a no ser por el momento fotógrafo profesional, ha participado en varias exposiciones, entre ellas Descubrimientos en PHE 05 Paris plage 2004 de Pablo CMadariaga: Se trata de uno de los curiosos rincones que podemos encontrar en agosto paseando por las orillas del Sena