Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 Deportes LUNES 8 8 2005 ABC Están siendo los propios jugadores con su esfuerzo y exigencia quienes están haciendo dura la pretemporada, la novedad de una pequeña Copacacabana mejorará la potencia Arena de playa para un Madrid más potente TEXTO JULIÁN ÁVILA IRDNING (AUSTRIA) La plantilla del Real Madrid tiene atravesado estos días a Antonio Mello, preparador físico, y a Marcos Teixeira, segundo entrenador. Normal. Son los responsables del plan físico de la pretemporada y representan la diana ideal para los lamentos de los jugadores- -más tarde será Luxemburgo quien les reemplace cuando haga las alineaciones- ¡Tengo agujetas de las series de fondo ¡Tengo una sobrecarga del circuito aeróbico! ¡Me duelen los brazos de las pesas! Y así hasta no parar. Entre tanta queja en bloque cabría pensar que les están machacando vilmente. Falso. En esta ocasión son los propios jugadores quienes han puesto el listón muy alto porque se están esforzando al máximo con el objetivo de hacerse con un puesto en el once. Hay más competencia en el trabajo diario desde que Luxa manifestó públicamente que sólo jugará aquél que se encuentre en óptimas condiciones físicas. Tres sesiones han sido más que suficientes para corroborar el celo profesional y diferenciar a los jugadores que pasan por un buen momento físico y de los que arrastran problemas para mantener el ritmo del grupo. Raúl y Baptista, entre los mejores El primer día superaron una doble sesión de nueve ejercicios de 30 segundos de duración, con un minuto de descanso (saltar la comba; abdominales, flexiones, skiping sprint corto... y varias series de cuatrocientos metros. Aquí ya se comprobó como Raúl man- tiene su encomiable dedicación y sigue como un toro; Baptista es un portento físico; Zidane está muy fino; Roberto Carlos da ejemplo; Beckham refrenda sus dotes de atleta; o Salgado luce casta. Se vio en dificultades a Ronaldo, como no, pues no le gusta la parte física; Pavón, Helguera y el canterano Soldado estuvieron justos de fuerza. Marcos Teixeira dejó a ABC un esbozo de los planteamientos en esta concentración: La pretemporada no va a ser dura. Necesitamos alcanzar un nivel alto de preparación, pero no nos vamos a poner al máximo. Hay muchos partidos domingo y miércoles en los próximos meses y debemos dosificar el esfuerzo. Luego, cuando haya un parón de diez días allá por el mes de enero haremos una mini pretemporada para cargar o descargar a los jugadores en función de las competiciones en las que estemos El segundo día de trabajo corroboró lo del anterior en dos series de 1000, 500 y 250 metros (Raúl y Raúl Bravo fueron los más destacados) El grupo más rápido en cubrir el kilómetro, por debajo de los cuatro minutos, estaba formado por Zidane, Raúl, Raúl Bravo, Baptista, Beckham, Roberto Carlos y Diogo. Ninguno se descolgó. El más lento, hecho a dedo como el resto de los grupos por el cuerpo técnico, lo integraban Ronaldo, Pavón, Mejía, Portillo, Owen, Guti y Arbeloa. A continuación todos los jugadores se trasladaron hasta un recinto de arena artificial, como si se tratase de la playa de Copacabana, para afrontar Zidane y Beckham se ejercitan en la arena otro carrusel de ejercicios de potenciación (saltos, giros, sprint, comba, tijeras... y un circuito entre conos con saltos, carreras de espaldas y al frente en la misma secuencia y un eslalon. Trabajar sobre esta superficie es una novedad para la mayoría de los jugadores madridistas, excepto para los brasileños. Los maniobras requieren de mayor potencia. Los pies se hunden entre los granos de arena y es preciso un suplemento extra para iniciar el movimiento de las piernas, se refuerza el equilibrio por la inestabilidad del terreno y es más agradecido porque al no quedarse clavado el pie se reduce notablemente el riesgo de lesiones. REUTERS Piques en los entrenamientos Ese mismo día, en el entrenamiento vespertino, ya con balón, Luxemburgo tuvo que llamar la atención a los jugadores para que no fuesen tan bruscos en sus acciones, pues se escenificó más de un pique. No había dudas, son los jugadores quienes están haciendo más dura y más exigente esta concentración. El sábado los jugadores derrocharon sudor en el gimnasio con otro circuito exigente, de repeticiones en treinta segundos, con pesas. Para supervisar los resultados de algunos ejercicios seleccionados, el cuerpo técnico cuenta en esta concentración con la colaboración de Edmundo Silami, un fisiólogo que ha trabajado diez años al lado de Luxemburgo. Cuando llegamos al Real Madrid no teníamos ningún dato. No había nada de referencias para trabajar y tenemos que buscar datos señala Teixeira. Ahora, a los jugadores se les pesa cada poco tiempo; tienen una dieta personalizada no muy estricta, diseñada por la nutricionista Patricia Teixeira; se les mide el nivel de grasa corporal y el del ácido láctico en los tejidos musculares; se les revisa la boca y el estado de la dentadura; pruebas de esfuerzo para calibrar la respuesta aeróbica y anaeróbica... Raúl, el mejor del partidillo J. A. IRDNING. El capitán no cede. En el primer ensayo dispuso de tres ocasiones de gol, anotó uno, dio otro y fue el más destacado en un partido marcado por la efectividad de los delanteros (4- 1, tantos de Raúl, Ronaldo, Portillo y Owen) Luxemburgo, en la primera parte, alineó al once que se presume titular. Juego excesivamente lento, problemas en defensa, descoordinación en la presión y pérdidas de balón. El Madrid jugó con un sólo medio centro y ese honor recayó en Gravesen, pero tanto Beckham como Baptista tenían la obligación de echarle una mano porque el equipo sigue jugando sin extremos naturales. Fue el primer partido de Baptista. Jugó de interior izquierdo y pasó inadvertido. Estuvo bastante desorientado. Apenas participó en el juego de Roberto Carlos disputa el balón a Balta AFP construcción, encontró dificultades para echar una mano en la tarea defensiva y se movió casi siempre muy lejos del área rival. No dispuso de ocasión ni disparó a puerta. En la segunda mitad, el Madrid sacó un equipo completamente nuevo. Portillo firmó uno de los tantos y se vio a un Owen bastante desmotivado, pese que marcase en el último minuto. Víctor Blanco se ha incorporado a la concentración ante la lesión de Raúl Bravo y Juanfran tiene una oferta para irse cedido una temporada al Liverpool. REAL MADRID: Casillas (Diego López) Salgado (Diogo) Helguera, Pavón (Mejía) Roberto Carlos (Arbeloa) Beckham (De la Red) Gravesen (Pablo García) Baptista (Guti) Zidane (Owen) Raúl (Portillo) y Ronaldo (Soldado) Todos los cambios se efectuaron en el descanso.