Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 8 2005 Deportes 73 ATLETISMO CAMPEONATO DEL MUNDO Resultados españoles María Vasco (20 kilómetros marcha) cuarta con 1 h. 28: 51. Maite Gargallo (20 kilómetros marcha) decimosexta con 1 h. 32: 24. María José Poves (20 kilómetros marcha) vigésima octava con 1 h. 36: 12. Naroa Aguirre (pértiga) sexta en el grupo A de calificación con 4,40. Pasa a la final. Luis M. Martín Berlanas (3.000 obstáculos) quinto en la primera serie con 8: 17.47. Pasa a la final. Antonio Jiménez Penti (3.000 obstáculos) tercero en la segunda serie con 8: 17.72. Pasa a la final. José L. Blanco (3.000 obstáculos) tercero en la tercera serie con 8: 21.04. Pasa a la final. Mario Pestano (disco) undécimo en la final con 62,75. Mayte Martínez (800) cuarta en su semifinal con 1: 59.40. Pasa a la final. Kluft y Barber, espalda contra espalda, pelearon por el oro en heptatlón REUTERS Iván Rodríguez (400 vallas) séptimo en la primera semifinal con 49.97. Eliminado. Carlota Castrejana (triple) 13,86, undécima en la final. Kluft insiste en ser la más completa Se hizo con el primer puesto en longitud, la especialidad de Barber, y mantuvo el oro de heptatlón que se colgó en París hace dos años M. FRÍAS HELSINKI. Carolina Kluft, 22 años, revalidó el título de campeona mundial de heptatlón que obtuviera hace dos años en París, pero, esta vez, con más oposición que entonces. En ambas ocasiones ha tenido como principal rival a la francesa Eunice Barber, la única que parece capaz de hacerle sombra en el panorama actual. La sueca sumó un total de 6.687 puntos (lejos de los 7.001 de París) por los 6.624 de la gala. El bronce fue para la ghanesa Margaret Simpsom, que se quedó en 6.375 y dio la gran sorpresa. La mejor forma de Barber- -en París estaba recién salida de una lesión- -y la lesión que se produjo en el tobillo izquierdo Kluft la víspera de la competición han sido las causas de que ambas atletas pelearan hasta el último momento por el oro. Los españoles, hoy Juan Carlos de la Ossa (18.20) final de 10.000 metros. Reyes Estévez y Arturo Casado (19.05) semifinal de 1.500 (cinco primeros y dos mejores tiempos) Juan Carlos Higuero (19.15) semifinal de 1.500 m. (cinco primeros más dos repescados) rival- -no había ojos en el estadio para nadie más- -por 23.74 contra 24.01, dejando la diferencia a favor de Barber en la general a tan sólo dos puntos (3.973 contra 3.971) Nunca se había visto tanta igualdad. Ayer ya fue otro cantar. Y, además, Carolina Kluft ha tenido que vencer en terreno enemigo pues la primera prueba de la jornada era la de longitud, en la que Barber era favorita. Sus errores técnicos le dejaron en 6,75, mientras que Kluft se fue hasta los 6,87. Casi podían haber sido medallistas en cualquier final de longitud. En ese momen- to, Carolina era la líder de la clasificación. Barber no se rindió y recortó distancias en jabalina (48,24 por 47,20) dejando la distancia únicamente en 18 puntos a favor de Carolina para la última prueba, la de los 800 metros, en los que esos puntos significaban 1.2 segundos de diferencia. Barber intentó descolgar a su rival tirando muy fuerte al paso por los 400 metros. No sólo no lo consiguió, sino que eso le permitió a Kluft sobrepasarla y quedar segunda (por delante de Barber, que era lo que le importaba) y apuntarse su segundo título mundial. Las finales del día Martillo (hombre) 17.40 (hora española) Altura (mujeres) 18,10. 10.000 (hombres) 18,20. 3.000 obstáculos (mujeres) 19,35. 100 (mujeres) 20,35. EL TRIUNFO DE LA CABEZA JAVIER MORACHO Lucha a muerte Kluft pagó en la primera jornada las consecuencias de su lesión, que le impidieron rendir a tope en el salto de altura. Barber se impuso en los 100 metros vallas (12.94 por 13.19) y en el salto de altura (1,91 contra 1,82) aventajando en ese momento a la sueca en 153 puntos. Pero llegó la reacción inmediata de la nórdica en el peso, donde Kluft mejoró en 25 centímetros su mejor marca y se fue hasta los 15,02 metros, por los 13,20 de la francesa. Después, en los 200 metros, Kluft se impuso ante su gran E l duelo de la sueca Carolina Kluft y de la francesa Eunice Barber ha sido, hasta el momento, el de mayor interés del Mundial. Durante dos días los espectadores se han enganchado a una disciplina que otras veces pasa casi inadvertida. Las dos han estado muy igualadas y han llegado en perfecto estado de forma, hasta el punto de que la sueca se ha sobrepuesto a la lesión en el tobillo, como demostró en la longitud, pese a saltar con la pierna de batida lastimada. Esta ha sido la clave. En las pruebas combinadas hay que dar el máximo en cada una de las intervenciones, ya que se trata de una competición por puntos, que se suman de acuerdo con las marcas. Es preciso sumar cuantos más mejor sin fijarse en lo que hacen los demás. Barber, que salía como favorita en longitud, realizó los tres intentos con tres ritmos diferentes, por lo que desaprovechó unos centímetros importantísimos. En la caída también mostró muchos problemas técnicos, ya que dejaba atrás su pierna derecha. De haber mejorado en todo esto, hubiese llegado a los siete metros. Sus deficiencias técnicas se acentuaron en jabalina, por lo que no llegó a los 50 metros. Se quedó en 48 Así las cosas, a la prueba final, 800 metros, llegaron con una diferencia de 18 puntos, que sólo representan 1.2 segundos. Ambas aspiraban todavía a llegar al oro. En ese momento lo fundamental era tener la cabeza muy fría para que el triunfo no se escapase. Un entrenador francés me comentó, justo antes de la carrera, que la cabeza decidirá el oro Y la sueca demostró, con una inteligente administración de fuerzas, que también era la mejor en este apartado.