Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 8 2005 Nacional ESTRATEGIAS ANTE EL SEGUNDO AÑO DE LEGISLATURA 13 Política social PSOE Asume un giro hacia la mayoría social tras los polémicos derechos civiles Impulsará la Ley de Dependencia, sobre atención a discapacitados y otros colectivos desfavorecidos PP Convencido de que el PSOE no dejará de lado otros asuntos polémicos como la eutanasia y los beneficios a los transexuales para abonar el frentismo Presupuestos PSOE Busca nuevos apoyos más allá de IU, y sobre todo de ERC, para no tener que negociar en condiciones de debilidad. Seguirán las negociaciones PP Ahondará en un proyecto alternativo para gobernar convencido de que en política económica y presupuestaria, nosotros ya hemos demostrado que sabemos hacerlo bien convencidos de que a largo plazo, la mayoría de la gente se dará cuenta de la doble irresponsabilidad del Gobierno de poner en cuestión la unidad de España y de acercarse a la banda terrorista El PSC acepta que el PSOE busque nuevos socios de gobierno si no incluye a Convergencia Esquerra asegura que quiere mantener su condición de socio prioritario entre PSC y ERC por el cambio de mayorías en el debate del Estatuto da alas a quienes reclaman romper la alianza con los republicanos IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. Los socialistas catalanes han asumido la posibilidad de que el PSOE rompa su alianza con ERC- -cuyo apoyo se hace cada vez más incómodo para amplios sectores del partido que lidera José Luis Rodríguez Zapatero- -y busque nuevos socios que garanticen la estabilidad parlamentaria durante la segunda mitad de la legislatura. La única condición del PSC, visto el delicadísimo momento por el que pasan sus propias relaciones con Esquerra, sería que esa nueva entente no incluya a CiU, principal partido de la oposición en Cataluña. Hasta ahora, los socialistas catalanes eran los principales defensores de la alianza del PSOE con ERC en el Congreso, especialmente el sector más catalanista del PSC, identificado con los miembros del Gobierno de la Generalitat presidido por Pasqual Maragall. Sin embargo, la fractura entre el PSC y ERC, provocada por la decisión de los republicanos de votar con CiU los principales puntos del articulado del nuevo Estatuto- -dejando al PSC en minoría- -ha dejado sin argumentos a este sector, profundamente dolido con la actitud de ERC. Así pues. el bloqueo en el que se encuentra la negociación del nuevo Estatuto podría tener consecuencias a corto plazo en el mapa de alianzas nacionales. Una ruptura en el Congreso que en opinión de los socialistas catalanes no debería incidir en el tripartito catalán ya que, según estas fuentes, se trata de escenarios paralelos, siempre y cuando las nuevas alianzas no pasen por CiU b La fractura Lucha antiterrorista Menos derechos civiles Con la negociación presupuestaria como telón de fondo, es en materia social en la que el crispado primer año de legislatura puede dar paso a una mayor tranquilidad si se cumplen las previsiones del secretario general del Grupo Socialista, Diego López Garrido. En un notable giro tras la polémica atención a los llamados derechos civiles -matrimonio homosexual, divorcio exprés López Garrido anuncia a ABC una mayor atención a otros colectivos La futura Ley de Dependencia, que se centrará fundamentalmente en los discapacitados y, en general, a los menos favorecidos será el eje social del segundo curso parlamentario. Aunque en medios populares se tiene la convicción de que el PSOE no renunciará a seguir con el frentismo incidiendo en asuntos poco demandados y radicales como una flexibilización de la eutanasia o la mayor cobertura a los transexuales. En su relación de prioridades para el ejercicio que viene, López Garrido incide también en la que denominan profundización democrática en materia de telecomunicaciones, incluida la televisión, materia en la que los populares acusan al Gobierno de haberse centrado, con la nueva Ley, en beneficiar a sus amigos Si los Presupuestos Generales del Estado suelen protagonizan el otoño parlamentario, y más en un año complicado para que el PSOE revalide su mayoría de gobierno, el PP anuncia una oposición que ofrecerá alternativas para gobernar Según declaró Zaplana a este periódico, nosotros hemos demostrado durante ocho años de gobierno que sabemos gestionar este país, y lo vamos a demostrar presentando propuestas El portavoz dejó entrever que su grupo parlamentario abrirá el acento de su oposición a los asuntos económicos y sociales, tal y como anunció en su día el líder del PP, Mariano Rajoy. Pese a todo, en medios populares se advierte que a la vuelta del verano se volverá a exigir la reapertura de la comisión de investigación del 11- M, tras las últimas revelaciones del sumario del juez Del Olmo, así como la creación de otra sobre el trágico incendio de Guadalajara, en el que el Gobierno no ha dado la cara Mas pide al Gobierno que dialogue también con CiU El presidente de CiU, Artur Mas, se mostró claramente a favor de que en algún momento del proceso el Gobierno hable con ETA, siempre que la banda terrorista haya depuesto las armas, aunque aceptó que esto causa un resquemor lógico en aquellas personas que han tenido familiares, amigos o conocidos asesinados por ETA En una entrevista a Ep, Mas dio su confianza al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que trabaje en la lucha antiterrorista. y se felicitó por los contactos más o menos discretos entre el Gobierno, el propio PSOE y el PNV, porque demuestran normalidad. Aunque pidió que el Ejecutivo dialogue también con CiU. han dado alas a aquellos miembros del PSC, englobados en la órbita del ministro José Montilla, que juegan ya abiertamente con la hipótesis de que el Estatuto no se aprobará, pero que este fracaso no tiene por qué afectar especialmente al PSC. Según estas fuentes, aun en el caso de poder reconducir las negociaciones con ERC, CiU jamás dará su apoyo a un Estatuto avalado por el PSC, por lo que la mejor opción para los socialistas es concentrarse en la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica. Un terreno en el que el PSC no necesita el aval de CiU ni de ERC en sede parlamentaria y en el que los socialistas están convencidos de poder dejar en evidencia el acuerdo suscrito en 2001 por los nacionalistas con el Gobierno del PP. Con este argumento, restan importancia al eventual fracaso en la reforma del Estatuto, pese a ser un proyecto abanderado por Pasqual Maragall. Desde ERC, sin embargo, la visión del futuro inmediato es diametralmente opuesta. Los republicanos se declaran convencidos de que el PSC acabará cediendo en septiembre, porque no puede asumir el coste político de ser el responsable del fracaso de la reforma estatutaria. En este contexto, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, insistía esta semana en que su formación mantiene intacta la voluntad de apoyo al Gobierno de Zapatero. La reforma constitucional de ERC De hecho, los propios republicanos son conscientes de que su apoyo es más incómodo ahora que al principio de la legislatura, especialmente para un sector del PSOE Una situación que ha agudizado con sus últimos retos: el plantón al PSC en la votación del Estatuto y la propuesta de reforma constitucional, con derecho a la secesión incluido. Estos dos últimos movimientos CHEMA BARROSO