Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 8 2005 Los Veranos 101 FACTOR 32 Por ROSA BELMONTE MATA MUA (ÉRASE UNA VEZ) La baronesa Thyssen con ese pedazo de barco y yo con estos pelos. Sólo se podía ver a la tripulación y a Borja hablando por teléfono V uelvo a Palma. A surdo a la cultura española en car las aguas de la los últimos cincuenta años bahía de ídem en una (digo cincuenta pero podía especie de bañera al lado del decir cien) Y tiene a la hora Mata Mua. Da un poco de corde poner nombre a los barcos te, qué quieren, aunque la bael buen gusto que le faltó ronesa no estuviese a la viscuando decidió poner nomta. En mi imaginario hay dos bre a su único hijo. No olvidebaronesas: la baronesa mos que el buen gusto tamSchraeder de Sonrisas y lábién se adquiere. Imagínengrimas (o sea, Eleanor Parse que el velero se llamara Tiker) y la baronesa Thyssenta o Borja igual que otros bauBornemisza. Pues la baronetizan a sus barcos como Pitisa Thyssen- Bormemisza con na o Mariechant (por Marie ese pedazo de barco y yo con Chantal) No sería lo misestos pelos. Sólo se mo. Mata Mua, adepodía ver a la tripuSu barco es más de ser un cuadro lación (uniformade la colección particutan blanco da con polos azular de Carmen Cerveque deslum- ra (yo en mi colección les) y a Borja hablando por teléfo- bra, tan gran- particular tengo un no a través de una de que lo pue- póster de El Gordo y el ventana. Creo. El de llenar de Flaco) es la obra que barco de Carmen pintó Gauguin al ver bicicletas Cervera es tan que en Tahití había blanco que deslumdesaparecido la cultubra, tan grande que la baronera autóctona por la dominasa lo puede llenar de bicicleción francesa. Mata Mua sigtas y todavía le sobra sitio panifica érase una vez o hara un piso ministerial de 30 bía una vez una época Hametros. Debía de tener dos bibía una vez una época en Macicletas a bordo, pero estos días ha comprado otras dos, según me cuenta un fotógrafo de la prensa local. Borja también ha adquirido unos patines en línea (los patines los pagó él; las bicicletas, su madre) Antes de zarpar desde el Club de Mar, cosa que no se produjo muy temprano, que para eso están las vacaciones (o lo que sea que hagan en agosto) los ocupantes del Mata Mua sintieron la llamada de Verano Azul y pedalearon un rato por el Paseo Marítimo de Palma. Los cuatro. ¿A que todo esto es fascinante? La baronesa Thyssen, una apasionada de Mallorca llorca. Y no hace falta remontarse a Errol Flynn y su barco Zaca (cuyo gemelo, destartalado, se puede ver todavía por aquí) Con recordar a Michael Douglas o a Valentino es suficiente. Dice la prensa local que el Blue One está al caer. Ya digo que esto es como Bienvenido Mr. Marshall Olé Virginia y Michigán y viva Texas que no está mal. ERNESTO AGUDO Q enos cachondeo, que Carmen Cervera es la mujer (u hombre) que más ha aporta- M Se espera la llegada de Valentino a bordo del Blue One en el que suele navegar invitada la modelo Claudia Schiffer ABC uien no hay duda de que cumple con sus devociones (u obligaciones) hacia la isla es la Familia Real. Ayer, aparición de la Reina y la familia Urdangarín en el Somni Su Majestad, que es una profesional, y la Infanta Cristina son las que más se han dejado ver. Pero, aun así, a los periodistas les sabe a poco. Bueno, también hay que decir que Doña Sofía pidió el otro día a los fotógrafos por el centro de Palma que la dejaran tranquila. La diferencia con el Príncipe de Asturias es que éste pidió que dejaran en paz a Doña Letizia cuando paseaban por el Club Náutico en loor de multitudes (estilo Cuenca o Zaragoza en tumultuoso pre viaje de novios) y la Reina cuando estaba de compras. Quiero decir que Su Majestad parece tener más razón. Y aquí va una historia. Mata Mua (érase una vez) Mientras veía una foto en la prensa de la pequeña Irene en su portabebés, llega un compañero, me coge el periódico, se fija en la fotografía y empieza a contar: Uno, dos, tres, cuatro... tiene cinco ¿Le estáis contando los dedos de los pies a la niña? pregunto estupefacta y con la mandíbula descolgada. Otro compañero había dicho que le faltaba uno. Así están las cosas (y las cabezas)