Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 8 2005 Los domingos 49 ENTREVISTA JILL DONNELLY Presidenta del Movimiento Mundial de Madres La experiencia de las madres dice que la adopción por gays es negativa El Movimiento Mundial de Madres nació en 1947, durante un congreso de la Unesco, para fomentar la educación de los hijos como ciudadanos de paz y evitar otra guerra mundial. Pero hoy, 58 años después, la guerra sigue, y las transformaciones sociales y científicas cuestionan el papel natural de la madre que la presidenta del MMM batalla para poner en su sitio POR VIRGINIA RÓDENAS Estudiosa de lenguas modernas, y con la experiencia de haber sido durante nueve años magistrado en la justicia británica que se ocupa de la familia y los jóvenes, Jill Donnelly concentra todas sus fuerzas en conjugar madre y futuro pasando por un espinoso presente que en España ha bendecido legalmente los matrimonios entre personas del mismo sexo y, por tanto, la adopción de niños; que pronostica la creación de úteros artificiales y la llegada de las máquinas- madre y que vive una realidad cotidiana que deja a las madres de carne y hueso hechas trizas por obra de una conciliación entre vida personal y laboral que no suele pasar de la pura teoría. Pero a la madre Donnelly las dificultades no la arredran y desde el seno de la ONU, de la que el MMM es órgano consultivo general, trabaja sin denuedo para vencerlas. -El primer artículo de la Carta de la madre dice que la madre es la primera artesana de la historia humana y su influencia es capital en la vida familiar, económica, social y cívica ¿Cómo encaja esta definición ante el matrimonio gay y qué pinta ahí la madre? -Este artículo se entiende en relación a un enfoque que reconoce la diferencia de los sexos, necesaria para la supervivencia y el equilibrio de la humanidad. En el caso de una legislación que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, esta realidad no se produciría. Respetando otras formas de convivencia, el MMM apoya y protege la maternidad, entendiendo que ésta es posible cuando existe el matrimonio de hombre y mujer, porque los roles del padre y la madre son, por definición, sexuados, y posibilitan por su complementariedad el mejor desarrollo del niño. ¿Qué es familia -Sencillamente, una madre y un padre que viven y educan juntos a sus hijos biológicos o adoptados. Esta familia puede cambiar de configuración a lo largo de su vida debido, por ejemplo, a la viudedad, abandono de hogar... Jill Donnelly (abajo, sexta por la derecha) con las representantes del MMM durante su asamblea internacional celebrada en Madrid ¿Y cuál es la postura del MMM ante la adopción de niños por parejas homosexuales? -La adopción es un derecho del niño, el ser más vulnerable. Los pocos estudios sólidos realizados sobre el tema son contradictorios y su validez científica no está reconocida porque las premisas de las que parten algunos de ellos no son correctas. Por ejemplo, en la mayoría, la elección de la muestra de la población no es aleatoria, lo que ya invalida el resultado. Además, se llevan a cabo sin un seguimiento de los efectos en el desarrollo del niño a largo plazo. El MMM ha constatado, a través de su implantación en muchos países diferentes, que la experiencia y opinión de las madres es que, mayoritariamente, estos son negativos. -El filósofo y biólogo Henry Atlan acaba de publicar El útero artificial donde pronostica que, en 50 años, los niños nacerán de una máquina. ¿Estamos ante el fin de la maternidad? -No lo creo. Según Atlan, el útero artificial tiene una justificación terapéutica, pero no tiene en cuenta que separarse de toda exigencia biológica conducirá, seguramente, a una deshumanización perjudicial para la sociedad. Además, Atlan parece tener una enorme laguna científica acerca de la importancia de la vida intrauterina y prenatal. Está demostrado que al embrión le afecta su madre y su entorno, y es permeable a esta primera forma de comunicación que condicionará, en parte, su desarrollo y expansión ulterior. Dudo de que un embrión gestado en una máquina sea viable. ¿Qué significa ser madre y cuál es hoy su función social? -El papel de la madre es universal. La maternidad rebasa todas las barreras- -sociales, étnicas, culturales, religiosas y temporales- Desde el inicio de la historia de la humanidad, ha sido una función constante, un refugio seguro en un mundo cambiante e incierto. Y hoy sigue siendo igual. Ser madre significa asumir la responsabilidad humana más importante: asegurar el bienestar del ser más vulnerable y educarlo en el respeto a sí mismo y a los demás, preparando al niño para ser un adulto equilibrado, productivo y responsable. Si tiene éxito en esta tarea necesaria para conseguir un futuro seguro, ha cumplido en sí misma una función social de capital importancia. El MMM busca sensibilizar sobre la acción esencial de las madres en la educación para la paz, en la familia y en la sociedad. Y me refiero no sólo a los cuidados cotidianos, sino también a la educación en la ética y las tradiciones. Hoy el gran debate europeo es cómo valorar esa abnegación, esa inversión de tiempo y esfuerzo, ese trabajo complejo y sutil que realizan las madres. -Cómo en Europa se lo piensen demasiado, muchas mujeres, hartas de que conciliar sea igual a sacrificar acabarán tirando la toalla. -Si existiera verdadera voluntad, las políticas sociales podrían ayudar a conciliar responsabilidades familiares y profesionales. Una inversión importante para ayudar a los que quieren ocuparse personalmente de sus niños o de sus familiares ancianos o discapacitados exige una visión estratégica y a largo plazo, que dará como resultado una sociedad más estable y humana. El MMM junto a Acción Familiar y la Comunidad de Madrid organizó hace unas semanas en la capital española un seminario sobre conciliación y quedó claro que la ley puede facilitar, pero es imprescindible el cambio de cultura y mentalidad. Sólo se logrará esa compatibilidad con la corresponsabilidad de los agentes claves de los cambios socioeconómicos: la empresa, el sector público y cada uno de nosotros. ¿Dónde están peor valoradas las madres? -Sin duda, en los países desarrollados, donde se procura promocionarlas como mujeres, sin tener en cuenta su posibilidad de optar por la maternidad. En cambio, entre musulmanes y africanos tienen un estatus social, sólo por el hecho de ser madre, ya que como mujer no tienen valor reconocido. El MMM intenta corregir estas dos visiones, ambas desequilibradas. La acción materna es esencial en la educación para la paz. Hoy el gran debate europeo es cómo valorar esa abnegación, esa inversión de tiempo y esfuerzo, ese trabajo complejo y sutil que realizan las madres