Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid DOMINGO 7 8 2005 ABC Viene de la página anterior tráfico, muchas veces en plan sorpresa, aunque en la mayoría de los casos durante las horas nocturnas. Desde el aire sí se observa en ellos un mayor cúmulo de obras que en los anteriores, sobre todo porque los aparejos están sobre las calzadas del tercer cinturón. Pese a ello, han sido las actuaciones para enlazar en subterráneo los accesos a la carretera de Valencia y realizar la conexión con el futuro by- pass sur los que se han convertido, desde hace meses, en tema casi obligado de conversación para los conductores. Participar en un rally La concentración es obligada. Las rayas amarillas se mezclan con las blancas en el pavimento, que sube y baja, y seguir su trazado es como participar en un rally. Los grandes conos blancos y verdes que marcan los caminos de entrada o salida aparecen de repente y lo mejor que puede hacer el conductor es pensar que si se salta una salida ya encontrará otro punto por el que acceder al destino deseado. Desde el aire el espectáculo es también muy llamativo. Parece como si, de repente, las rectas calzadas de la M- 30 estuvieran desenfocadas por un fuerte sol y, a la vista, hicieran aguas y se convirtieran en el recorrido sinuoso de una serpiente. Si hasta el principio del verano fue este tramo del tercer cinturón el que atrajo la mayor atención, la ribera del Manzanares está consiguiendo, en poco tiempo, desbancarlo. Allí ha empezado el soterramiento de la M- 30 a lo largo de 6 kilómetros. Ya no se trata de enlaces sueltos, sino que todas las calzadas desaparecerán en el subsuelo. Las vallas para canalizar las distintas salidas del trazado son continuas, al tiempo que delimitan cualquier mínimo espacio lateral que, aunque tuviera árboles, ha sido aprovechado para situar maquinaria o material. La convivencia con el tráfico, pese a que no ha hecho más que empezar, no es fácil. Los accesos han perdido carriles y los coches, aún en verano, forman un reguero de retención continua. Zona sur Sobre estas líneas, dos aspectos más del tramo del río. En las márgenes pueden observarse las hileras de árboles, algunos de los cuales han tenido que ser talados, originando una fuerte polémica, aún no resuelta, entre partidos políticos y asociaciones vecinales El corredor verde Impresionante panorámica de la zona sur, donde se ultima uno de los proyectos más ambiciosos del Ayuntamiento: transformar el espacio que quede libre entre el Nudo Sur hasta el Puente de los Franceses en un impresionante corredor verde (imagen de la izquierda) Al fondo puede apreciarse la silueta del estadio Vicente Calderón Playa de grúas Todas estas vallas son muy visibles pero lo que más llama la atención del conductor es el gran número de grúas que se elevan al cielo cada pocos metros y marcan, de verdad, la envergadura de los trabajos que van a hacer. A vista de pájaro es significativo el gran tramo de terreno que se ve en obras, aunque el río Manzanares, seco y acosado por las máquinas, se convierte en el punto principal de mira desde el cielo. La entrada por la nacional de Extremadura, que está siendo deprimida, tampoco se salva de zonas acotadas y de vías de servicio desaparecidas. Con todo ello, el Ayuntamiento pretende recuperar el río para los madrileños y hacer una gran alfombra verde, según las palabras del alcalde, Ruiz- Gallardón, que comunique la Casa de Campo con el Palacio Real y el Campo del Moro. Llevará su tiempo. Dos años estará el oeste del tercer cinturón en obras. Como contrapartida, los enlaces del tramo Este empezarán, lentamente, a despejarse y habrá nuevas estructuras para distribuir el tráfico. Nudo norte El nudo norte quedará aplazado hasta la próxima legislatura, por lo que la remodelación del tercer cinturón, presupuestado en 4.000 millones, no estará finalizada en 2007 Moratalaz La imagen refleja con claridad los zig- zag que se ven obligados a realizar los coches, cómo se estrechan los carriles o cómo la maquinaria invade el terreno libre