Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 8 2005 Nacional 15 POLÉMICA TERRITORIAL LA CRISIS CATALANA Maragall aún cree viable el Estatuto y el sector de Montilla ya lo da por perdido El PSC teme los efectos políticos de un fracaso en la reforma institucional otros rechazan hablar de un adelanto de las elecciones autonómicas en Cataluña, aunque el tripartito entre en crisis si el nuevo texto no sale adelante IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y los miembros socialistas de su gobierno comparten una profunda preocupación por la situación en la que ha quedado el Estatuto catalán tras la votación del texto en Comisión parlamentaria- -cuando ERC y CiU se aliaron para aprobar la apelación a los derechos históricos que el PSC no está dispuesto a aceptar de ningún modo- Y aún así, la postura de Maragall, que se resiste a dar por perdido el Estatuto, es más optimista que la de los miembros del PSC que, englobados en torno al ministro de Industria, José Montilla, dan prácticamente por perdidas las opciones de que el Estatuto se apruebe en el Parlamento catalán. Así, fuentes del Govern reconocían ayer la profunda preocupación por la situación creada con la última votación en el Parlamento autonómico pero expresaba su confianza de que las aguas vuelvan a su cauce. Un objetivo que en el caso del PSC pasa por regresar a la situación en la que se encontraba el debate cuando el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, salió de La Moncloa declarándose dispuesto a impulsar un Estatuto plenamente constitucional, tal y como exigía el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. b Unos y por lo menos hasta conocer el dictamen del Consejo Consultivo de Cataluña sobre la constitucionalidad del texto aprobado en julio. Sin embargo, en ámbitos próximos al ministro Montilla se da prácticamente por descontado el fracaso del proyecto. Según estas fuentes, tras el cambio de mayorías escenificado en el Parlamento autonómico por CiU y ERC los republicanos difícilmente volverán al redil de los acuerdos tripartitos, ya que el PSC de ningún modo aceptará la apelación a los derechos históricos para blindar las competencias, condición irrenunciable para el partido de Carod- Rovira. Y aún en el hipotético caso de que Esquerra recon- siderara esta posición, CiU no aprobaría un Estatuto a medida del PSC. Este sector ve en el Estatuto pactado por CiU y ERC una amenaza para el Ejecutivo de Zapatero, mientras recuerda que los socialistas catalanes siguen teniendo en sus manos la baza del modelo de financiación autonómica, una reforma que en última instancia negociarán el ministro Solbes y el consejero Castells, ambos socialistas. En lo que no sigue habiendo unanimidad es en la negativa a hablar de elecciones anticipadas. Unos y otros abogan por cumplir por lo menos parte de su ambicioso programa social, aunque reconocen que si el Estatuto fracasa no podemos pretender que no haya consecuencias de peso en Cataluña. ERC pone en peligro el Estatuto Todo lo que vino después pone en peligro el Estatut señalan los socialistas en referencia al cambio de postura de ERC. Aún así, Maragall se niega a dar por perdido uno de los objetivos prioritarios de la legislatura, convencido de que alguien ha errado sus cálculos en las últimas semanas, que han situado al borde del precipicio un proyecto que hace apenas un mes parecía viable. Estas serían, en resumen, las reflexiones que Maragall habría trasladado a sus más directos colaboradores esta semana, durante una reunión de la que ayer informó La Vanguardia En un encuentro al que acudieron todos los consejeros socialistas, la vicepresidenta del partido, Manuela de Madre, y el viceprimer secretario, Miquel Iceta- -que son a su vez los dos máximos responsables del Grupo Parlamentario- y el hermano del President, y secretario general del Gobierno catalán, Ernest Maragall; el President reclamó nuevos esfuerzos y se mostró dispuesto a reemprender en breve el diálogo con el líder de CiU, Artur Mas, aunque con la voluntad de que esos contactos se mantengan en privado