Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 6 8 2005 41 Sociedad La Fiscalía recurre el auto de la juez de Denia para que la pareja gay pueda casarse El PP da un ultimátum a la ministra de Sanidad y le pide que dimita si no comparece en 24 horas El mayor brote de salmonelosis de los últimos 25 años suma ya más de 1.800 casos b La empresa Sada reconoce que sus programas de autocontrol fallaron, pero no da detalles de los sistemas que utiliza para garantizar la seguridad de sus productos N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El Partido Popular lleva días reclamando la presencia pública de la ministra de Sanidad, Elena Salgado, para que explique la actuación del Gobierno en la intoxicación por consumo de pollo contaminado. Pero ayer dio un ultimátum. La secretaria ejecutiva de Política Social del PP, Ana Pastor, pidió a la ministra que deje el cargo si no comparece en 24 horas para explicar la crisis alimentaria Pedimos a Zapatero que la llame a Marruecos o donde esté para que explique a los ciudadanos y en el Parlamento lo que sucede En su ausencia, el Partido Popular se verá obligado a convocar la Diputación Permanente, aseguró. Pastor insistió en que en España hay más de un millar de enfermos porque el Gobierno no ha informado Como ha repetido estos días volvió a calificar de grave la actitud de la ministra de Sanidad que, a su juicio, ha hecho gala de una irresponsabilidad absoluta y extendió estos adjetivos a todo el Gobierno por estar de vacaciones y ausente ante una situación de riesgo para la salud pública en la que no ha hecho absolutamente nada Un pollo envasado en una imagen tomada ayer en un mercado de Córdoba MADERO CUBERO En los últimos tres días, sólo dos personas han empezado a tener síntomas de salmonelosis Sada sustituirá las instalaciones y conductos de la fábrica antes de reanudar la producción las investigaciones, ni la empresa Sada, responsable de la intoxicación, quisieron ayer pronunciarse sobre la evolución de la investigación. A través de uno de sus representantes, la empresa insistió en que reconoce que sus programas de autocontrol fallaron y asumirán sus responsabilidades. Sin embargo, no quisieron dar ningún detalle de los tratamientos y sistemas que utilizaban para garantizar la higiene y seguridad de sus productos. La única información que se tiene es que el foco de salmonela estaba al final del proceso de elaboración; en el interior de la tubería que suministraba la salsa que bañaba al pollo ya asado, momentos antes de su envasado. No se sabe por qué la propia empresa Sada no detectó o no realizó los análisis aleatorios que permiten saber si un lote del Falló la tecnología más moderna La aparición de salmonela es un indicador del nivel higiénico de la cadena alimentaria. como es el cólera para indicar el nivel de desarrollo de un país. La planta de Lominchar, en Toledo, donde se elaboró el pollo contaminado, fue remodelada hace apenas ocho meses. Incorporaba los sistemas de tecnología más modernos para garantizar la seguridad y calidad de sus productos. Pero su protocolo de control falló. Ni funcionaron los procesos térmicos para evitar la aparición de salmonela ni los controles aleatorios, que se hacen en una industria alimentaria para detectar si se ha producido una contaminación. La salmonela puede crecer en apenas dos horas, pero si aparece en un tubo de dispensación de salsa, eso significa que no se ha desinfectado el tubo, simplemente con agua caliente cuenta Pedro Alomar, de la Sociedad Española de Microbiología. Por poca cantidad de salmonela que hubiera en el tubo, bastó un fallo en la cadena del frío para que las bacterias se multiplicaran en pocas horas. Las inspecciones fallaron El principal partido de la oposición también dirigió sus críticas hacia la Junta de Castilla- La Mancha, la comunidad donde se manipularon los pollos contaminados con salmonela. La portavoz regional, Carmen Riolobos, negó que la única responsabilidad sea de Sada, la empresa fabricante, como ha declarado la directora de Salud Pública de Castilla- La Mancha. La empresa tiene la obligación de poner en el mercado un producto seguro y la Administración tiene la responsabilidad de proteger la salud de sus ciudadanos y comprobar que el sistema de autocontrol de la empresa funciona y se cumple. Está claro que las inspecciones de la Junta fallaron señaló. Riolobos justificó la actuación de los inspectores, pero también dijo que está convencida de que la Junta debería dotar de más recursos a los servicios de inspección veterinaria. La portavoz regional está convencida de que con este brote de salmonela, el mayor en España de los últimos 25 años, se está cuestionando la credibilidad de nuestro sistema de alimentación en Europa. Ni la Dirección de Salud Pública de Castilla- La Mancha, responsable de producto ha sufrido alguna contaminación, como sucedió. El gerente de la planta Sada en Lominchar (Toledo) -donde se elaboraban los pollos Sada y Pimpollo -sí adelantó a sus trabajadores que se sustituirán las instalaciones y conductos de la fábrica antes de reanudar su producción, aunque Sanidad levante el cierre de las salas afectadas. La planta fue remodelada y reinaugurada hace apenas ocho meses. Sólo dos nuevos afectados La lista oficial de intoxicados volvió ayer a incrementarse con quinientos afectados más. Desde el inicio de los brotes, la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica ha confirmado un total de 1.700 casos, una cifra que empieza a aproximarse a los 1.834, el dato que manejan las Comunidades Autónomas. Previsiblemente, la lista de intoxicados seguirá engrosándose por casos atrasados que se confirman, muchos de pacientes restablecidos. La buena noticia es que ayer volvió a notarse la tendencia a la baja del brote. En los últimos tres días, sólo dos personas empezaron a tener síntomas de salmonelosis. Estas dos personas, de Castilla- La Mancha y Castilla y León, adquirieron el producto antes de que se ordenara su retirada. Los datos confirman que el brote se encuentra en fase de remisión y que la información a los ciudadanos está llegando a todos los rincones Ayer permanecían hospitalizadas 41 personas, ninguna de gravedad.