Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid SÁBADO 6 8 2005 ABC SE DICE SE COMENTA PILAR MARTINEZ AL PIE DEL CAÑÓN El núcleo duro de Gallardón está bien instruido. Saben cubrir con destreza los vacíos que provocan las vacaciones oficiales de su jefe y reaccionar con energía ante los momentos más peliagudos. Pilar Martínez es, en esta ocasión, el ejemplo más cualificado. Precisamente ella, una de las personas más identificadas con el alcalde, ha sido quien se ha fajado con el toro de los atascos. No se ha cortado un pelo para combatir con sus razones el cabreo ciudadano por los insufribles colapsos circulatorios. Fe ciega en sus convicciones. LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es MADRID AL DÍA INTRUSOS Y HUÉSPEDES JOAQUÍN ALBAICÍN Tala de árboles Los días 4 y 5 de agosto de 2005 una empresa adjudicatoria del Ayuntamiento ha realizado una tala salvaje de árboles supuestamente enfermos. No se informó a los vecinos previamente de la problemática de los árboles, y no tenemos ninguna noticia de los planes y plazos del Ayuntamiento para reponerlos. Actuaciones como estas restan votos en las elecciones. En las pasadas dí mi voto al PP. En las próximas me abstendré. Lamento dar la razón a otros partidos, pero con la prepotencia y el desprecio de los ciudadanos no se va a ninguna parte. No quiero Madrid 2016. Simplemente me importa que mi calle vuelva a estar como estaba. Rafael Sánchez de Molina Pinilla ciudadanos de todo. Vivo en Madrid, aunque nací en un pueblo de Cuenca. Desde que llegué, hace ya algunos años, todos los veranos veo despilfarrarse el agua por metros cúbicos. Por ejemplo, en el parque de la Quinta de los Molinos, por el que paso a diario, está plagado de aspersores, que riegan pinos y eucaliptos sin vegetación bajo ellos, zonas de paso que se convierten en auténticos barrizales, almendros bajo los cuales no hay césped, sino maleza... vertiendo toda el agua sobre un punto fijo, otros se salen por la conexión a la boca de riego y otros están funcionando a cualquier hora, a medio día, por la tarde... Y de verdad que no lo entiendo. Parece que los ciudadanos de a pie somos unos despilfarradores de agua por no meter una botella en la cisterna. ¿De qué sirve usar el agua que condensa el aire acondicionado para regar las plantas? ¿o ahorrar 1,5 litros cuando usamos el inodoro? ¿De verdad sirve de algo cuando se está tirando tanta agua, se sabe y no se hace nada por remediarlo? Juan Angel Utiel Ortega EL TRABAJO DE OPOSICIÓN Los socialistas madrileños no han levantado el pie del acelerador en este verano dentro de su plan de conquista de la Comunidad. Saben que no hay tiempo que perder. Por ello, cada motivo tiene su razón de ser bien sea por medio de una rueda de prensa o de una nota informativa. Simancas, viajero incluso, es el primero en dar ejemplo. Dicen que esta táctica de acción- reacción responde a una cuidada estrategia de proyección pública para escenificar que los problemas de la región siguen existiendo bajo el sol. Y por si fuera poco el entretenimiento, les llega el mapa televisivo. Ahorrar agua No lo entiendo. Todos los días oigo que este es el año más seco desde... que tenemos que ahorrar agua, que hay que hacer un consumo responsable, no dejar los grifos abiertos innecesariamente, meter una botella de agua en la cisterna del inodoro, arreglar los grifos que gotean y un largo etcétera. Pero son las administraciones las grandes culpables de los despilfarros de agua, aunque han encontrado la forma de evitar las protestas: echar las culpas a los DANIEL G. LOPEZ Colonia Marconi. ¿Por qué se rasga las vestiduras Izquierda Unida con los controles de la colonia Marconi? ¿Qué estrategia sigue, si no es la de desorientar incluso a los suyos? Si no se ponen medidas, malo; si se ponen, peor. ¿Por qué no se va a vivir allí el señor Llamazares y luego opina? José Luis R. Balboa DIMES Y DIRETES SEGURIDAD INFANTIL punto sobre el que hemos de traos datos de un reciente esbajar, porque los niños son seres tudio encargado al Instituvulnerables que no pueden decito Mapfre por la Oficina dir por sí mismos. Somos los aduldel Defensor del Menor sobre setos quienes tenemos la responsaguridad vial en los niños deben bilidad de garantizar su segurihacernos reflexionar sobre si dad durante los viajes y conserealmente, como padres, hacePEDRO guir que los comportamientos mos todo lo posible por proteger NÚÑEZ que tiendan a ello se interioricen a nuestros hijos. Si más del 30 MORGADES hasta hacerse hábitos. de los menores viaja en coche sin Pero no siempre es suficiente con la voningún tipo de sujeción, cuando se sabe luntad y, en este caso, parece evidente que el 75 de las muertes de niños y el que no lo es. Será necesario, por tanto, 90 de las lesiones graves se evitarían articular medidas que introduzcan, adecon el uso de los sistemas adecuados de más, el aspecto más coercitivo: la vigilanretención, debemos extraer la conclucia y la sanción. Ambas acciones deben sión de que la respuesta al cuestionaser continuadas e inflexibles, no asociamiento anterior es negativa. En 2004, sedas sólo a determinadas campañas, sino gún datos de la DGT, murieron en accicomo actitud permanente. Desde esta Insdente de tráfico 124 menores de 14 años y titución hemos trasladado al Consejo Suse estima que casi cien de ellos podrían perior de Tráfico una serie de propuestas haberse salvado de haber llevado puesto para que se valore su inclusión en el Códiel cinturón de seguridad. go de Circulación, especialmente las refeLa concienciación es, pues, el primer L ridas a las sanciones. Así, entendemos que el hecho de que sea el menor el que no lleve puesto el cinturón de seguridad o el sistema de retención adecuado a su edad y estatura, debe ser considerado más grave que si es el adulto el que voluntariamente ha decidido no ponérselo. Como tal agravante ha de reflejarse en la sanción que se imponga, que debería ser más elevada, tanto económicamente como en la posible retirada de puntos del carnet que la infracción provoque. Además, si el vehículo carece de sistemas de retención y resulta imposible, por tanto, sujetar al niño, debería ser inmovilizado porque la sanción cumple su función disuasoria pero no evita el riesgo, que puede producirse unos kilómetros más adelante. El conocimiento de los aspectos de la seguridad vial que afectan a los niños debe asegurarse por todas las vías posibles. A través de la educación, en primer lugar y a través de una mayor exigencia en los exámenes, teóricos y prácticos, que hay que superar para la obtención del carnet de conducir. Pedro N. Morgades, Defensor del Menor na noche, recién llegado de un viaje a Asia, soñé con un desconocido que llegaba a mi casa, presentándose: -Soy un espíritu huésped. ¿Quieres darme hospitalidad? Hoy, he creído reconocerle en el tío que aparece escoba en mano, en el fondo de una piscina, en la portada de la nueva novela de Luis Magrinyá, titulada por lo demás Intrusos y huéspedes. Muy inquietante. Aquel espíritu huésped de mi ensoñación era joven, de tez morena y ojos negros, como este, que tiene en cambio el pelo lacio en contraste con el rizado de aquel y carece del fino bigote que sombreaba su labio superior. A aquel se le diría entre mongol y ancestro del Pequeño Egipto, y al del libro, en cambio, oriundo del Magreb o Siria. Aquel llevaba una camisa gris o azul plomo sin meter por el pantalón, y la blanca de éste va por dentro. Pero es el mismo individuo, sin duda. Luego, camino de Las Ventas, en el metro, he notado que una mujer, desde el otro tren, me miraba. Era Mangala, la protagonista de El cromosoma Calcuta, de Ghosh. No sé si Jorge Herralde, editor de ambas obras, suele toparse por las esquinas con las criaturas literarias que encuaderna. Yo, sí. No podía ser menos, puesto que en alguna ocasión me he permitido echar mano de amigos, enemigos y conocidos para construir personajes literarios. Por lo general, no he informado de ello a los modelos (llamarles los interesados me parecería abusivo) Manteniéndoles ignorantes de su pertenencia al mundo de la ficción, su categoría literaria crece. Es un truco culianesco de eficacia constatada. Pero esto son recursos e impulsos que apenas tienen que ver- al menos, en el arranque del proceso- con el careo, con la posterior coincidencia- en el suburbano, en una foto, en una puerta de embarque- con el daimon literario vehiculado por pluma ajena. Quienes no tenemos ningún sitio en el cuadro de previsión globalista seguimos experimentado encuentros de este tipo, vedados- según parece- a los integrados. De hecho, nos resultaría algo cuesta arriba encarar la existencia y hallarle sentido sin ellos. Entre ciertas tribus pieles rojas, aún se asume que el soñador ha de proceder en la vigilia a ejecutar las acciones vividas durante sus correrías oníricas. Mucha sabiduría encierra esa práctica. La recomendamos encarecidamente... Como también, claro, la novela de Magrinyá. U