Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 6 8 2005 23 Sesenta años después de Hiroshima, el mundo sigue contando con 10.000 cabezas nucleares La Administración Bush, dispuesta a trasladar a la mayor parte de los detenidos en Guantánamo Principales iniciativas Expulsión de extranjeros por incitar al odio, promover actos de violencia religiosa o ideológica, o justificar esa violencia. La consideración como delito de cualquier acto que ensalce el terrorismo. Rechazo de asilo a quien tenga vínculos con el terrorismo. Despojar de la nacionalidad británica a los ciudadanos de origen extranjero que participen en acciones extremistas. Dar más poderes a la Policía para que puedan retener a sospechosos durante tres meses aunque no se presente una acusación formal o lista de cargos en su contra Prohibición del grupo radical islamista Hizb ut- Tahrir, que proclama la instauración de un califato. emitió un comunicado en el que decía que no debe olvidarse la responsabilidad del colonialismo occidental. Por su parte, el grupo Al- Muhajiroun se subdividió en dos grupos que calificaron de mártires a los responsables de los atentados del 7- J. Uno de los ellos, la Secta del Salvador, considera que los británicos son legítimos objetivos de ataque. A pesar de estos antecedentes, el Gobierno corre el riesgo de sobreactuar. Organizaciones musulmanas moderadas ya advirtieron que puede ser contraproducente prohibir a grupos como Hizb ut- Tahir. El mismo Omar Farooq, uno de los líderes más receptivos a las propuestas de Blair, opinó que es un error táctico Esta organización ha perdido terreno en los últimos años. Ha perdido credibilidad. La prohibición podría ganarle adeptos señaló. En la misma dirección se pronunció Inayat Banglawala del Consejo Musulmán de Gran Bretaña. Si un grupo está violando la ley, debe ser llevado ante los tribunales. Prohibirlo va a socavar los mismos valores que queremos proteger indicó. Irán reanudará su programa atómico pese a la generosa oferta de la UE Teherán insiste en que no renunciará a su autonomía en materia nuclear de los ayatolás dará no obstante mañana su respuesta oficial a la propuesta europea; de ser negativa, la UE y la ONU analizarán la vía de las sanciones ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Irán sigue tensando la cuerda de las negociaciones, y también la paciencia de la Unión Europa en relación con su determinación de retomar su programa de combustible nuclear. Pese a que los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Reino Unido hicieron ayer pública una generosa oferta a Teherán a cambio de renunciar a fabricar uranio enriquecido (usado en centrales nucleares pero susceptible de ser empleado en una bomba atómica) el régimen persa mantuvo su postura de continuar con la producción del componente del que se extrae esa sustancia. La propuesta europea incluye el reconocimiento del derecho de Irán a usar la energía atómica con fines pacíficos, el abastecimiento de combustible nuclear con este fin y una serie de acuerdos de cooperación económica y tecnológica, entre los que se cuentan acuerdos comerciales con la UE y el apoyo de Bruselas para que el país asiático ingrese en la Organización Mundial del Comercio (OMC) La oferta europea podría incluso llegar a impulsar la construcción de oleoductos y sustentar así la vieja aspiración de Irán, frenada siempre por Estados b El régimen Unidos, de convertirse en la mayor ruta de abastecimiento de gas y petróleo desde Asia Central. Todo, a cambio de que el régimen teocrático renuncie a disponer de un ciclo propio de combustible atómico y limite su actividad nuclear a centrales energéticas y centros de investigación, esto es, que cese cualquier actividad nuclear que pueda tener una aplicación militar. La respuesta inmediata de Irán por boca de Hossein Mousavian, uno de los miembros de la delegación persa que negocia con los europeos, fue calificar de inaceptables las propuestas de la UE para matizar luego y asegurar que la oferta será estudiada y contestada el domingo. Lo que sí quedó claro por parte iraní es que la puesta en marcha el lunes de la central de Isfahán es irrevocable a pesar de la oferta europea. La frialdad con la que Teherán recibió la iniciativa europea se caldeó con el sermón ofrecido por el ayatolá Ahmad Yanati en la Universidad de Teherán durante el que afirmó que su país no aceptaría sobornos En previsión de esta reacción, la troika europea ya solicitó el jueves la celebración de una sesión extraordinaria de la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que tendrá lugar el próximo martes en Viena. Esta oficina de la ONU tiene potestad para enviar el caso iraní al Consejo de Seguridad, donde se estudiarían las sanciones contra Irán. Palo y zanahoria Aunque esta opción es muy improbable, los europeos pretenden presionar con una resolución del OIEA que inste a Irán a respetar la suspensión y a advertir con sanciones en caso de no cejar en su actitud. Este organismo ha pedido ya a Teherán que espere al menos hasta mediados de semana para que sus técnicos puedan instalar en Isfahán cámaras de control (la producción de uranio enriquecido no está prohibida siempre y cuando se haga bajo supervisión de la ONU) Es difícil que el OIEA, que suele aprobar todo por consenso, se decida a enviar el caso iraní al Consejo. Además, de llegar el caso a Nueva York, el veto de China y Rusia bloquearía cualquier sanción a Irán. Así, pese a que Europa ha enseñado el palo parece confiar más en la estrategia de la zanahoria. La UE no ha puesto plazo para recibir una respuesta a su suculenta oferta, ha ofrecido a Teherán una reunión a finales de agosto y aceptaría suspender la sesión del OIEA del martes si Irán renuncia a sus planes. No sería la primera vez que Teherán saca ventaja de su estrategia de amenaza y marcha atrás, con la que lleva dos años escapando del Consejo de Seguridad. Con su estrategia de amenaza y marcha atrás, Irán lleva dos años escapando al Consejo de Seguridad ciadas; los grupos de apoyo a la integración hablan de miles de casos de empujones, salivazos, insultos, desprecios... Tal es la ceguera de los más activos que ya se distingue poco. Organizaciones como The Monitoring Group comentan que sólo uno de cada seis atacados es en realidad musulmán. El resto sufren agresiones simplemente por ser más o menos morenos o raros Todo esto no puede considerarse edificante y no parece tampoco demasiado ejemplar Los británicos, como cualquier otro pueblo, no es bueno ni malo Pero en momentos como este es cuando los pueblos han de mantener la compostura, la decencia, los principios básicos de la convivencia. Si la Policía puede ajusticiar a cualquier moreno que corra, o las mujeres deben cambiar su vestimenta para no verse humilladas, un pueblo está renunciando a demasiado. Aparte de su humanidad. La central iraní de Isfahán, capacitada para desarrollar los trabajos de conversión del uranio AP