Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional SÁBADO 6 8 2005 ABC Estudio comparativo de las retribuciones brutas anuales (incluida la productividad) Cifras en euros. Año 2005, con trienios FUERZAS ARMADAS CUERPO NACIONAL Puesto Coronel Teniente Coronel Comandante Capitán Teniente Alférez Suboficial Mayor Subteniente Brigada Sargento Primero Sargento Cabo Mayor Cabo Primero Cabo Soldado Cabo Primero (Temp. Cabo (Temp. Soldado (Temp. Media 46.625,72 40.925,32 35.876,14 32.155,72 27,162,80 25.347,12 33.268,94 29.062,40 24.448,32 22.961,64 21.244,98 20.485,02 17.995,58 16.361,00 14.962,32 15.350,08 13.487,38 12.402,14 Grupo A A A A A B B B B B B C C C C D D D Puesto Comisario Principal Comisario Personal Facultativo Inspector Jefe Inspector Personal Técnico Subinspector CUERPOS DE POLICÍA POLICÍA A. VASCA Media 57.283,10 54.444,10 43.940,36 40.890,50 35.712,92 39.083,60 31.316,76 Puesto Superintendente Intendente Media 63.928,40 56.120,98 POLICÍA A. CATALANA Puesto Mayor Comisario Intendente Media 72.141,7 64.578,7 55.216,1 Comisario Subcomisario 49.977,48 45.990,42 Inspector 46.592,3 Oficial de Policía Policía 25.831,24 23.119,08 Oficial Suboficial Agente de 1 Agente 38.338,32 33.855,12 30.085,90 28.961,14 Subinspector Sargento Cabo Mozo 39.533,2 34.047,1 29.173,9 25.721,8 Infografía ABC Los cálculos se han efectuado teniendo en cuenta el número de trienios medios por empleo dentro de las Fuerzas Armadas, aplicándose igual número a las diferentes categorías de los Cuerpos de Policía Un sargento del Ejército cobra al año un 60 por 100 menos que uno de la Policía catalana Defensa maneja un estudio comparativo que revela la discriminación salarial en las Fuerzas Armadas b Durante los 20 años en que un militar es teniente, capitán y comandante, su sueldo medio es de 32.522 euros brutos; el de un policía en Cataluña, de 55.216 LAURA L. CARO MADRID. De tanto repetirlo, José Bono ha hecho famoso el caso del brigada que con 21 años de servicio, cobra al mes 1.200 euros, menos que su hijo. recién ingresado en los Mossos D Escuadra cuya nómina- -decía- -ronda los 1.600 desde el momento de su incorporación. Este ejemplo, añadido a otros como el salario de 789 euros que percibe un soldado seis años después de su incorporación a las Fuerzas Armadas, se ha convertido en el argumento de fuerza empleado por el ministro de Defensa para reivindicar un esfuerzo que haga posible un aumento de las retribuciones de los miembros de los Ejércitos. Con expresa atención, se ha dicho, a las exiguas cifras que van a parar a los bolsillos de los suboficiales. La primera vez que Bono hizo mención a este objetivo fue en una conferencia a mediados de abril en el Fórum Europa, delante de su colega de Hacienda, Pedro Solbes, y con la petición por delante de la complicidad social para activar una medida, bien lo sabe el ministro, que no va a contar el beneplácito de todos. La última, el pasado lunes en Afganistán, cuando ante las tropas españolas en Misión de Paz, el ministro lanzó el órdago de que, o lo consi- gue, o se va. Eso sí, con un as en la manga que es el respaldo previo del presidente del Gobierno, que el mismo día corroboraba su postura a favor de esta propuesta expresando su sí al aumento salarial con un se lo tienen ganado Salarios brutos, empleo a empleo Entre una fecha y otra, el Ministerio de Defensa ya ha dado pasos adelante para sustanciar su petición, y maneja un estudio, al que ha tenido acceso ABC, que pone de manifiesto que las cantidades referidas a los bajos emolumentos de los militares que ilustran la cruzada emprendida por José Bono no sólo son ciertas, sino que, comparadas con los haberes que reciben los funcionarios de los Cuerpos de Policía Nacional y con los autonómicos vasco y catalán, adquieren- -sobre todo en los empleos más bajos del escalafón- -categoría casi de subsidio. La comparativa, referida a las retribuciones brutas anuales empleo por empleo, incluidos trienios medios, confirman aquello del brigada que cobra menos que su hijo mosso: 24.448 euros, frente a los 25.721 del policía autonómico. Pero, más allá, la tabla revela diferencias abismales en las retribuciones Convencer a los socios parlamentarios de IU y ERC, la otra tarea de Bono Aunque todo está por ver, las cifras oficiosas apuntan a que la intención del ministro de Defensa de subir el sueldo a los militares va a suponer a las arcas públicas un esfuerzo de 400 millones de euros, que- -ya se ha avanzado- -no se incorporarán de golpe a las nóminas, sino a lo largo de tres presupuestos. La iniciativa, que cobrará forma y fondo a partir del otoño, ha sido contestada ya por IU, desde donde su coordinador general, Gaspar Llamazares, advertía ya esta semana que su grupo tratará de contenerla No pierde de vista el líder de Izquierda Unida que los Presupuestos de 2005- -en los que, por cierto, Defensa ya vio recortada su asignación anual en 36 millones de euros por una moción de IU y ERC- -salieron adelante con los votos de la coalición, y que su negativa a lo que hoy plantea Bono más vale tenerla en cuenta. De nada ha servido que el titular de Defensa invocara en su momento la complicidad social para sacar adelante las subidas salariales: para convencer a los socios parlamentarios -IU y ERC- a José Bono le va a hacer falta algo más que buenas intenciones. de los grados medios siempre en perjuicio de los integrantes de las Fuerzas Armadas, de modo que un sargento militar, con una nómina de 21.244,98 euros brutos al año, cobra menos que un policía del Cuerpo Nacional (23.119,08) y muy por debajo de un oficial de la Ertzantza o un subinspector de la Catalana, que perciben respectivamente 38.388, 32 y 39.533 euros por ejercicio. Estos dos salarios también superan a los de un subteniente, un suboficial mayor, un alférez, un teniente, un capitán y hasta el de un comandante, que accede al empleo a los 20 años de servicio en los Ejércitos, y casi alcanzan a los de un teniente coronel, que recibe al año 40.925,32 euros brutos. Una situación muy grave La situación, en palabras del presidente de la Asociación de Militares de España (AME) coronel José Conde Monge, sólo puede calificarse de un modo: muy grave Máxime, si se tiene en cuenta que la discriminación salarial que arrastran los militares obvia sin ningún pudor el artículo 220 de las Reales Ordenanzas en el que se dispone- -recuerda el coronel- -que la retribución del personal de los Ejércitos será fijada en analogía con los criterios que rigen en la Administración Civil del Estado A modo de resumen, e incidiendo en las categorías intermedias, desde este colectivo, su presidente llama la atención sobre los 32.522 euros que, como media, cobra el militar al año durante sus primeros empleos de teniente (3- 4