Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional SÁBADO 6 8 2005 ABC Fallece el niño que cayó a la acequia en la que murió su abuela al intentar salvarle b El menor, de cuatro años, se encontraba ingresado en la UCI del Hospital Infantil de Zaragoza después de que fuera rescatado exhausto por los bomberos ABC ZARAGOZA. El niño de 4 años que cayó el jueves en una acequia del barrio zaragozano de Miralbueno, donde su abuela se ahogó al intentar rescatarlo, falleció ayer en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infantil de la capital aragonesa, según fuentes del Gobierno autonómico. El suceso se produjo a las seis de la tarde cuando la mujer, Adela Duval, de 51 años y etnia gitana, se encontraba con dos nietos que jugaban en las inmediaciones de la acequia de riego, y uno de ellos, de 4 años, cayó al cauce. La mujer saltó a la acequia para intentar rescatar al pequeño, pero la corriente del agua los arrastró hacia el sifón, según los bomberos de Zaragoza. Aunque la acequia es poco profunda, el sifón tiene una altura de dos metros, por lo que la mujer, de más envergadura que su nieto, fue atraída por el remolino y ya no logró salir. El niño fue llevado por la corriente unos 400 metros hasta que logró agarrarse a una tajadera (compuerta que se pone para detener la corriente de agua) por lo que cuando llegaron los bomberos tras recibir el aviso del suceso el niño se encontraba exhausto, pero pudo ser reanimado en el lugar y trasladado al Hospital Infantil de Zaragoza. La niña de 3 años, que en un primer momento se dio por desaparecida, fue localizada posteriormente sin lesiones en un vehículo estacionado junto a la acequia. Once medios aéreos colaboraron ayer en las labores para tratar de extinguir el fuego EFE El incendio que amenaza Las Médulas ha arrasado ya más de 1.500 hectáreas Se trabaja a destajo para que el fuego no llegue al parque arqueológico b La Comisión para la Prevención de Incendios ha decidido que los medios del Ministerio de Defensa estén en prealerta desde el momento en el que se declare el nivel 1 ABC LEÓN. El incendio declarado el pasado miércoles en la localidad leonesa de Pombriego ha arrasado ya más de 1.500 hectáreas de matorral y monte bajo, según informó la Junta de Castilla y León, y está a un puñado de kilómetros del parque arqueológico de Las Médulas, declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco. No obstante, se confía en que el fuego quede controla- do hoy- -si acompañan las condiciones meteorológicas- -antes de que toque el espacio protegido. Ayer continuaban activos tres frentes en las zonas de Ferradillo, en el término municipal de Ponferrada; Castroquilame, en el término de Puente de Domingo Flórez, y Voces, dentro del municipio de Borrenes. La Junta, que mantiene el nivel 2 de alerta, explicó que no corre peligro ningún núcleo habitado, si bien la difícil orografía está dificultando seriamente las labores de extinción. En la zona trabajan once unidades aéreas, además de la dotación terrestre en la que participan unas doscientas personas. En referencia al origen el incendio, un vecino de Voces declaró a Efe que las llamas vienen todos los años del mismo sitio, de los montes de Pombriego y se lamentó por comprobar que los servicios de extinción no habían logrado controlar en dos jornadas de trabajo un fuego declarado en una zona de monte bajo El alcalde de Benuza, Rafael Blanco, considera que la localidad de Pombriego, adscrita a ese Ayuntamiento, es ya zona catastrófica dado que ha perdido el pulmón que tenía en un suceso que ha ocasionado cuantiosos daños económicos Fin de semana de alto riesgo El director de la Agencia de Protección Civil de Castilla y León, Luis Aznar, ha pedido que se extremen las medidas de precaución en especial de cara a este fin de semana, cuando se esperan elevadas temperaturas La hipótesis que baraja la Junta como posible origen del incendio es una quema de rastrojos incontrolada. Por otra parte, ayer fueron controlados los incendios declarados el jueves en los Montes de Toledo, que devoró unas mil hectáreas de pinos y matorrales, y en el monte Ezcaba, al norte de Pamplona, que calcinó cerca de 145 hectáreas. El riesgo de estos siniestros es extremo en el occidente andaluz, Galicia, Baleares y litoral de Gerona, y alto en el resto de España, según los datos aportados ayer por la Comisión Interministerial para la Prevención de Incendios. La Comisión, que se reúne por tercera vez desde su constitución el 21 de julio, ha decidido que los medios del Ministerio de Defensa estén en situación de prealerta desde el momento en el que se declare el nivel 1 en un incendio, sin esperar al 2 como ocurría hasta ahora. La mujer quemada y apuñalada en Asturias pudo autolesionarse EFE OVIEDO. La Guardia Civil baraja que la mujer que el miércoles fue encontrada en una aldea de Cangas del Narcea con numerosas quemaduras y varias puñaladas pudo haberse autolesionado y no haber sufrido ninguna agresión, tal y como indicó en el momento de ser auxiliada. Aunque la investigación sigue abierta, la hipótesis que cobra más fuerza es que fue la propia mujer la que se roció el cuerpo con un líquido inflamable, se prendió fuego y se provocó diversos cortes. El desplome de unas rocas en un acantilado de Portugal provoca la muerte a dos turistas españoles BELÉN RODRIGO. CORRESPONSAL LISBOA. Dos turistas españoles fallecieron el pasado miércoles en la playa portuguesa de Almagreira, en Peniche, aplastados por las rocas tras el derrumbamiento de un acantilado. La pareja fue sorprendida por el desplome provocado probablemente por las altas temperaturas cuando disfrutaban de un día de playa, y sus cuerpos quedaron enterrados hasta ser rescatados por una excavadora. La identidad de la mujer (L. E. P) fue facilitada ayer por el juez encargado del caso, quien no quiso desvelar los datos del hombre, cuyo rostro quedó completamente desfigurado a causa del impacto de las rocas. Las autoridades locales de Peniche, a cien kilómetros al norte de Lisboa, recibían, sobre las seis y media de la tarde, un aviso de derrumbe en la playa de Almagreira. Bomberos y agentes de la Policía Marítima acudieron rápidamente al lugar de los hechos, en el que se pensaba que podría haber al menos seis personas atrapadas. Sin embargo, una vez finalizadas las labores de rescate, la Policía portuguesa confirmó la aparición de los cadáveres de dos personas, un hombre y una mujer.