Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Los Veranos VIERNES 5 8 2005 ABC EN PRIMER PLANO EDUARDO ARROYO pintor El paisaje más importante es el rostro humano Es autor de libros inolvidables como la biografía de Panamá Al Brown. Hizo los decorados de la ópera La casa de los muertos que estrenará el Real. Pasa parte del verano pintando en casa de su bisabuela, en Robles de Laciana (León) a 1.100 metros de altitud POR ALFREDO VALENZUELA ¿Le gustaría ser más escritor que pintor? -No. Siempre he dicho que soy un pintor que escribe. Es una literatura muy particular la de los pintores. Hago cosas fuera de la pintura para volver a la pintura. ¿Qué cosas? -Tengo una gran relación con la ópera y el teatro, aunque no en España. Como los decorados de La casa de los muertos para la Bastilla. ¿El pincel es más lento que la pluma? -Me cuesta más escribir que pintar, y eso que pintar es angustioso y complicado. ¿Cuándo mató dos pájaros de un tiro por última vez? -Cuando pinté el cuadro que se titula así. Soy mal cazador y ese cuadro fue una chiripa. Ya es difícil tirar a las palomas, porque hay cada vez menos, o no llegan o van por otros derroteros. -Sea sincero: ¿Qué le gusta hacer un día sí y otro también? -En realidad lo que hago es trabajar... ¡No puedo ser más sincero! -Ah, como los cuadros son tan caros yo creía que los artistas eran ustedes todos ricos. -Sí, pero es que cuando yo elegí pintar se me avecinaba un mundo de sufrimientos, desasosiego y dificultades. Además, no está ligado el trabajo a las perras... Lo que hace vivir al pintor es el deseo y la obsesión por llevar a cabo una obra. En lo último que piensa es en el dinero. ¿Le han hecho un encargo más extraño que el de decorar el pabellón incendiado de la Expo 92? -Aquello fue curioso e irrepetible. Ahora un amigo coleccionista me ha pedido que le diseñe su mausoleo, que es algo extraño, así que le dije que ya hablaríamos. ¿Por qué hace tantos retratos? Eduardo Arroyo, retratado ayer en Palma de Mallorca -Es que yo empecé haciendo caricaturas y retratos en los periódicos. El paisaje más importante es el rostro humano; el que más me emociona. Me los solicitan... y yo prefiero hacer retratos de la gente que estimo. -Pues hace muchos de Lenin. -Bueno, pero ése está en la Historia, aunque yo lo estime ahora menos. ¿Un pintor es un esteta? -Hay que tener una mirada particular. En cuanto al gusto no sé dónde están las fronteras. No me considero un esteta aunque vivo de la estética. Lo que quiero es tener una mirada y ver si el cuadro la traduce. -Pero el boxeo es hermoso, ¿no? -Es uno de los actos humanos más hermosos, aunque haya quien pueda escandalizarse con esto. Su estética es innegable, como la de la tauromaquia. -También dedica cuadros a la mafia. (Risas) Es que he vivido mucho tiempo en Italia y es muy difícil no sentir esa presencia en esa cultura, como en Nueva York. Es un mundo terrible e inquietante. ERNESTO AGUDO EL ARTISTA Y EL DINERO No está ligado el trabajo a las perras. Lo que hace vivir al pintor es el deseo y la obsesión por la obra EL BOXEO Es uno de los actos humanos más hermosos, aunque haya quien pueda escandalizarse. Su estética es como la de la tauromaquia ¿Por qué pintan ustedes a tanta gente desnuda? -Qué buen tema, el del pintor y la modelo... Antes se pintaba mucho al natural, pero mi generación ya ha prescindido de eso. ¿Cuánto se tarda en pintar un buen cuadro? -A partir de la tercera semana, el cuadro empieza a cansarse. ¿A quién prefiere, a Nabokov o a las mariposas? -Las mariposas me divierten mucho y las coleccioné de niño, pero me interesa más ese magnífico escritor, aunque él sucumbiera a las mariposas.