Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional VIERNES 5 8 2005 ABC Ian Paisley acusa a Blair de hacer excesivas concesiones ante las exigencias del IRA El líder unionista considera precipitada la desmilitarización británica de Irlanda del Norte ministro recibió en Downing Street a Paisley y a Gerry Adams, dos encuentros que sirvieron para evidenciar las dificultades del proceso de paz ABC LONDRES. El abandono de las armas anunciado el pasado jueves por el Ejército Republicano Irlandés (IRA) ha vuelto a fijar las miradas en el viejo conflicto del Ulster, una cuestión casi relegada al olvido durante un verano que ha centrado toda su atención en los atentados islamistas de Londres. Ayer, el primer ministro británico, Tony Blair, se reunió por separado con Ian Paisley, líder del Partido Unionista Democrático (DUP) y con Gerry Adams, máximo responsable del Sinn Fein, tradicional brazo político del IRA, para intentar impulsar un proceso de pacificación definitivo en Irlanda del Norte, una empresa ardua a tenor del abismo que sigue separando ambas posturas. El anuncio de desarme de los republicanos no son más que palabras, en opinión del irreductible Ian Paisley, una simple declaración que evidencia que Tony Blair ha cedido a las presiones IRA al anunciar la reducción de tropas británicas en la isla. b El primer La ex ministra Mowlan, en estado crítico ABC MADRID. Mo Mowlan, quien ocupara la Secretaría para Irlanda del Norte durante los Acuerdos de Paz del Viernes Santo de 1998, se encuentra en situación crítica pero estable a consecuencia del cáncer que padece desde hace años, según informaba ayer The Daily Telegraph. Mowlan, muy popular en el Reino Unido por su energía vital y su franqueza, había abandonado la política activa en 2001, tras el primer mandato de Tony Blair. Gerry Adams y Tony Blair, ayer, en el número 10 de Downing Street IRA es absoluta, y no existe ningún motivo para poner en duda el comunicado de la banda. Para el líder republicano la cuestión no reside en saber si los unionistas van a compartir el poder con el Sinn Fein, sino cuándo. O Paisley acepta unirse a nosotros y a todos los demás para seguir construyendo este proceso o debe ponerse a un lado y dejar que continuemos en él. Yo prefe- EPA riría que se uniera, pero ésa es su decisión declaró. Adams no quiso desaprovechar la ocasión para dar rienda suelta a su optimismo, ahora que su causa parece ganar cierta popularidad frente a un Paisley anclado en el inmovilismo. Irlanda será independiente y unida antes del fin de mi vida afirmó en tono profético. Escepticismo unionista Según Paisley será necesario un prolongado periodo de evaluación antes de dar credibilidad al comunicado del grupo terrorista y aceptar compartir el gobierno autónomo con los independentistas católicos, competencias que fueron suspendidas en octubre de 2002 a raíz del supuesto espionaje del IRA a la Asamblea regional. El vicepresidente del DUP se encargó de poner fecha al vago término de prolongado periodo expresado por su jefe de filas. En opinión de Peter Robinson, la restauración del gobierno compartido podría retrasarse dos años Con el manual del buen mediador en la mano, Tony Blair intentó distribuir responsabilidades en el conflicto y asumir las propias de su gobierno. Para los unionistas, una explicación; para los republicanos, una advertencia. Así, según el premier británico la decisión de desmilitarización del Ulster está plenamente justificada en términos de seguridad, si bien el proceso de restauración de gobierno autónomo está condicionado al definitivo abandono de la lucha armada por parte del IRA. Como no podía ser de otro modo, en el lado opuesto del conflicto las cosas se ven de un color muy distinto. A ojos de Gerry Adams la credibilidad del La Unión Europea condena el golpe de Estado de Mauritania, mientras el país recupera la normalidad ABC BRUSELAS NUAKCHOT. Calma en el interior y tormenta de condenas desde el exterior; ésta podría ser una visión sintética de la situación que vivió ayer Mauritania, tras el golpe militar de libro que acabó triunfando el pasado miércoles. Desde Bruselas, la Comisión Europea expresó su gran preocupación por la situación que vive el país africano tras el derrocamiento del presidente Ould Taya y pidió el regreso al orden constitucional. Louis Michel, comisario de Ayuda al Desarrollo, lamentó la toma de poder mediante la fuerza y exigió el respeto a la democracia y el marco legal Bruselas aseguró que seguirá atentamente los sucesos del país magrebí y evaluará si es necesaria la adopción de medidas en el marco del acuerdo de cooperación de Cotonu entre los países ACP (África, Caribe y Pacífico) y la Unión Europea, del que también es signatario Mauritania. Asimismo, la presidencia de turno británica de la UE se sumó a la condena, y exigió a las partes implicadas que respeten la democracia y los derechos humanos El Reino Unido, como presidencia de la UE, sigue de cerca los acontecimientos en la República Islámica de Mauritania y condena cualquier intento de hacerse con el poder mediante la fuerza proclamaba un comunicado difundido ayer por el Ejecutivo británico. Por su parte, la Unión Africana (UA) decidió ayer excluir a Mauritania del listado de sus 53 miembros, como medida de deslegitimación y condena del golpe perpetrado por el autodenominado Consejo Militar para la Justicia y la Democracia, dirigido por el jefe de la Guardia Presidencial. El Consejo de la UA ha decidido suspender la participación de Mauritania en todas sus actividades hasta que se restablezca el orden constitu- cional en el país afirmaba una declaración publicada ayer por el Consejo de Paz y Seguridad de esta organización. La Unión Africana condena firmemente el golpe de Estado en Mauritania y exige una pronta restauración de la normalidad democrática añadía. Críticas internas Mientras, en el interior del país se vivía una jornada de normalidad en las calles y de división entre la clase política. Los comercios volvieron a abrir, la gente salió a de su casa con relativa tranquilidad y la Administración operó como una jornada más. Pero en el seno de las fuerzas políticas las aguas no estaban tan calmadas. Mientras el hombre fuerte del régimen, el coronel Ely Ould Mohamed Fall, recibía a los embajadores y confirmaba a los ministros del gobierno anterior en sus puestos, algunas voces interiores se alzaron contra el golpe. Fue, como era previsible, el Partido Republicano Democrático y Social del derrocado Ould Taya el que con mayor vehemencia aireó sus protestas, y llamó a todos los actores a rechazar este cambio inconstitucional