Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 5 8 2005 Internacional 23 Acusan a la mujer de Tony Blair de lucrarse por su condición de primera dama El Parlamento se plantea la posibilidad de abrir una investigación sobre su comportamiento ABC LONDRES. La conducta de Cherie Blair, a la que se acusa de aprovechar su condición de esposa del primer ministro británico, Tony Blair, para su lucro personal, podría dar pie a una investigación parlamentaria sobre el comportamiento de los consortes de los ministros. Así lo señalaba ayer el diario conservador The Daily Telegraph tras el anuncio, el pasado miércoles, por Alistair Graham, presidente del comité parlamentario sobre normas en la vida pública, de que está a favor de revisar el código de conducta ministerial. Varios dirigentes conservadores, entre ellos el líder de la oposición en los Comunes, Chris Grayling, han criticado a Cherie Blair, abogada especialista en derechos humanos, por quedarse con el dinero que cobra por sus discursos y otras intervenciones públicas en lugar de dedicarlo a causas benéficas. ya que a raíz de los atentados de Londres se han prohibido las manifestaciones en distintos lugares de la capital británica, incluidas las zonas aledañas a Whitehall. Lauren Booth, hermana de Cherie Blair, en la protesta contra la guerra de Irak EPA Ganancias millonarias Así, el pasado junio ganó supuestamente unos 30.000 euros por una conferencia que pronunció en Washington y que coincidió con la visita a esa capital de su esposo para entrevistarse con el presidente estadounidense, George W. Bush. Más de mil asistentes pagaron 75 euros por persona para tomar parte en un acto que se presentó como Una charla con la esposa de Tony Blair en el que Cherie habló de su triple vida como madre, abogada y esposa del jefe de Gobierno. El mes pasado, la esposa del primer ministro desistió en el último momento de participar en la inauguración de una galería de tiendas en Malasia debido a la publicidad adversa que precedió al evento. Según fuentes parlamentarias citadas por The Daily Telegraph, se le ha pedido que suspenda ese tipo de actividades lucrativas mientras se clarifican las reglas de conducta. Las críticas no se limitan a los círculos conservadores, sino que también algunos diputados laboristas se quejan en privado de que ese tipo de intervenciones públicas están perjudicando a la imagen del partido. El presidente del comité sobre normas en la vida pública señala, sin embargo, que carece de potestad para investigar asuntos individuales y agrega que la esposa del primer ministro no es una funcionaria pública, por lo que su caso quedaría fuera de su competencia. El debate se produjo el mismo día en que la hermana de Cherie, Lauren Booth, se manifestaba contra la guerra de Irak delante del Parlamento británico. La cuñada de Blair pidió ser detenida