Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Los Veranos JUEVES 4 8 2005 ABC EN PORTADA (Viene de la página anterior) do sus existencias, al igual que los supermercados y farmacias, que venden tiritas y crema solar como si se fueran a terminar en cualquier momento, porque las continuas caminatas a la playa tienen también sus secuelas... poco importan a cambio de unos rayos de sol, la exquisita fruta a precio regalado y la música de calidad. Este año el 50 por ciento de los bonos se ha vendido en Europa que, con mayor poder adquisitivo encuentra en este Festival una semana de acampada, playa y música por el precio de 170 euros de abono. El uniforme Fiber requiere tan solo zapatillas de goma, bañador y pulsera de acceso al recinto, pero el plan es tan diferente como los distintos poderes adquisitivos de los diferentes bolsillos. Hay quien se lo monta exclusivamente de acampada, botellón y gastronomía de subsistencia pero los hay, cada vez más, que han introducido el festival en su calendario de vacaciones, sin renunciar a la comodidad de la cama en el hotel o el plato de paella sin concesiones. FIB 2005, la fiebre de cada año M. MOREIRA Este año los programadores se han llevado el gato al agua con Nick Cave y sus malas semillas (aunque ya sin Blixa Bargeld) The Cure, Yo la Tengo y Lemonheads, acogiendo además el regreso de Dinosaur Jr. A pesar de su creciente y asentada amplitud de miras, el FIB siempre hace honor a su causa llevando a lo más alto del cartel a algún representante del género fiber por antonomasia, el brit- pop, que el sábado estará abanderado por el trío Keane, que comenzó su andadura musical en 1997 tocando versiones de Oasis y The Beatles. Curiosamente serán los malhumorados hermanos Gallagher los que encabezarán el cartel del domingo. Se trata, en suma, de un cartel épico donde no sólo rutilan las leyendas vivas para nutrir a nostálgicos. El indie rock de Athlete y Hot hot Heat y el rítmico revival post punk de Radio 4 proveerá de sangre joven a un cartel en el que se vierten muchas expectativas del público, que sabe que arrambla con todo en sus directos y que Devendra Banhart tiene fama de encandilar con su folk ácido. En el apartado electrónico, Fischerspooner, Matthew Herbert y Andrew Weatherall serán la sensación en un cartel colmado de joyas como Mouse on Mars o el todavía poco reconocido Optimo. Más europeos que nunca Son todas las caras de las tribus urbanas, este año más europeas que en anteriores ediciones, pero con menos crestas y más piercings, rastas y tatuajes, con destacable presencia de la marca de los adeptos a la estética The Cure, enfundados de negro y protegidos del sol, que también los hay. Mientras tanto, la avalancha Fiber sigue llegando en cualquier medio de transporte, desde Francia, Italia, Holanda o Irlanda, pero también hay americanos y japoneses que se apuntan a la movida globalizadora, enriquecida con los matices de todas las culturas. Se prestan los cuchillos del pan, los CDs de música o los mismos instrumentos que percuten en la playa hasta el amanecer, porque si el recinto de conciertos se dispara de público aún más sus alrededores, con fiestas alternativas de quienes no pueden pagar la entrada y se lo montan de Rave. Los hay también que con un fogón improvisan en cualquier inmundo descampado de acceso al recinto la venta de comida casera y aprovechan la ocasión para hacer su agosto. Nada importa porque la brisa mediterránea es el vehículo para escuchar, en primera línea o de fondo, sus acordes favoritos, y es que el festival es el pretexto de la peregrinación de todos los adeptos a la música alternativa. Una joven se maquilla para asistir a los primeros actos del Festival El buen ambiente entre los asistentes es la nota predominante del evento