Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 8 2005 29 Madrid Las restricciones a la circulación en la colonia Marconi dividen a partidos, vecinos y asociaciones IU llevará la medida a los tribunales por extrema e inconstitucional b No impedimos la libre circulación de personas; cumplimos nuestras competencias de ordenar y regular el tráfico recalcan los responsables municipales M. J. ÁLVAREZ MADRID. La polémica está servida. La iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de cerrar al tráfico en horario nocturno- -de 23 a 6 horas- -la colonia Marconi (Villaverde Alto) a los vehículos de los no residentes ha suscitado todo tipo de críticas. Las más suaves hablan de inutilidad y marketing del alcalde Alberto Ruiz- Gallardón. Las más fuertes afirman que atenta contra el derecho a la libre circulación de las personas. Como telón de fondo está la prostitución, la actividad que pretenden combatir. Los partidos de la oposición fueron los más críticos. Desde el PSOE, su concejal Óscar Iglesias, recalcó que la iniciativa es una chapuza condenada al fracaso. ¿Qué ocurre con el comercio sexual durante el día? ¿Y con quien vaya a ver a un familiar de noche? se preguntó. Tras indicar que se resentirá el comercio y la industria, subrayó que las restricciones al tráfico atentan contra un principio fundamental: la libre circulación de las personas, por lo que no descartamos ninguna medida legal y política para impedirlo Nuevos cortes en la M- 30 agravan el tráfico de la capital, que soporta casi un centenar de obras a la vez REACCIONES José Luis García Armengol Juez decano de Madrid Hay que atajar el tráfico sexual en origen impulsando políticas conjuntas en la Unión Europea Pedro Calvo concejal del área de Seguridad No limitamos la libre circulación de vecinos; pero sí lo tendrán ahora más difícil los clientes Óscar Iglesias concejal del PSOE Sólo las políticas globales y la lucha contra las mafias sirven para combatir la prostitución no barbaridades de este tipo Concha Denche concejal de IU Calvo confunde la solución con el problema y condena aún más a los vecinos, los relega a un gueto Los controles de tráfico nocturnos son por ahora informativos al verse obligados a utilizar un salvoconducto para acceder a sus casas. El director general de Movilidad, Javier Conde, calificó de barbaridad esas acusaciones. Recalcó que si son inconstitucionales las restricciones de de Marconi, también lo son las del barrio de Las Letras, Sol o las limitaciones de los parquímetros. Ejercemos nuestras competencias de regular el tráfico, sin recortar ningún derecho al peatón, desincentivando la demanda y la actividad alegal que se realiza en los turismos, a petición de los vecinos Indicó que las dudas que tienen los residentes son normales. Cuando vean que sus efectos son positivos lo aceptarán Hasta el mediodía se habían concedido más de 3.200 tarjetas de acceso para transitar por la zona. El juez decano, José Luis González Armengol, indicó que es un parche. DANIEL G. LOPEZ Las restricciones no son una buena solución; crean diferencias entre los ciudadanos en función de donde habiten. Hay otras fórmulas más eficaces Como en las urbanizaciones de lujo Es un paso adelante porque hemos reclamado durante mucho tiempo soluciones. Yo acepto de buen grado las incomodidades si sirven para algo. Vamos a gozar de cierta vigilancia nocturna como en las urbanizaciones de lujo decía Juan Antonio del Castillo. El secretario de la AA. VV. Resina, Daniel Vela reconoció que el martes hubo menos meretrices. Igual se cambian todas al día o se acercan aún más a nuestras casas. Es una medida provisional que a la larga no solucionará el problema La asociación Hetaria criticó al Ayuntamiento por su doble moral. Las prostitutas son el chivo expiatorio Cruce de acusaciones Concha Denche (IU) fue más allá y aseguró que su grupo llevará en septiembre a la iniciativa municipal por extrema y presunta inconstitucionalidad. Serán ellos quien determinen si se puede aplicar o no Añadió que la actividad seguirá mientras que los vecinos (2.000) y trabajadores (más de 5.000) verán recortadas sus libertades