Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 8 2005 23 Golpe militar en Mauritania poco después del hallazgo de importantes reservas de petróleo Casi un centenar de muertos en los disturbios en Sudán tras la muerte del vicepresidente Garang Irán anuncia que reanudará su actividad nuclear la próxima semana Los europeos vacilan en torno a presentar su última oferta para evitarlo b La Agencia de control nuclear de la ONU pide a Teherán que le conceda un plazo mayor para enviar a sus expertos y poner en marcha la vigilancia ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. El tira y afloja diplomático entre la Unión Europea e Irán en torno a la reanudación por parte de éste de su programa de enriquecimiento de uranio se relajó ayer mínimamente tras el cruce de advertencias y acusaciones de los últimos tres días. Teherán anunció que no reactivará la planta nuclear de Isfahán hasta la próxima semana, bajando el tono mantenido desde que el lunes manifestara su intención de retomar de forma inmediata la fabricación de hexafloruro de uranio (el material previo al uranio enriquecido que alimenta las centrales atómicas y también las bombas nucleares) Hasan Rowhani, hasta la fecha jefe de la misión negociadora con la UE, indicó que los trabajos comenzarán a principios de la próxima semana, desmintiendo así las fuentes iraníes que habían señalado que los experimentos empezarían ayer mismo. En este sentido, la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) solicitó a Teherán que retrase el comienzo de sus actividades en Isfahán hasta mediados de la próxima semana para que los técnicos de esta agencia de la ONU con sede en Viena tengan tiempo de instalar equipos de vigilancia que permitan supervisar los experimentos iraníes. El nuevo presidente iraní, Ahmadineyad, besa la mano del Líder Supremo, Jamenei, en presencia de Jatamí, el jefe de gobierno saliente, ayer en Teherán Esta petición fue calificada de inaceptable por el Consejo Supremo de Seguridad Nacional del régimen de los ayatolás. Desde el lado europeo, el trío de países que lidera las conversaciones con EPA REUTERS El fracaso de los Escorpiones M. G NUEVA YORK. La creación de los Scorpions fue autorizada personalmente por Bush en febrero de 2002 como parte de la estrategia en Irak. Con la ayuda de los kurdos, se reclutaron a exiliados y opositores en cuyo entrenamiento se invirtió millones de dólares. Sus actividades se limitaron a pintar grafitis, cortar cables de electricidad y marcar X en los edificios considerados objetivos militares. Entrenados en Jordania, la CIA los camufló en algunas ciudades clave del país para dar la impresión de que se estaba produciendo una rebelión popular contra Sadam. No funcionó. La conclusión de la CIA- -filtrada al Washington Post- -es que los planes estaban mal hechos y el grupo mal entrenado Destinados en principio a hacer trabajos sucios su control se fue de las manos. Su existencia clandestina fue tan secreta que las tropas de EE. UU. los confundieron con insurgentes así como sus casas confundidas con sedes rebeldes. La ruptura definitiva de la negociación con la UE permitiría el estudio de sanciones, como pide EE. UU. Irán- -Alemania, Francia y Reino Unido- -expresó sus dudas sobre la conveniencia de mantener los planes de ofrecer a finales de esta semana un paquete de incentivos económicos, tecnológicos y políticos a Teherán. Esta oferta sería la contraprestación europea al compromiso asumido por Irán el pasado noviembre de suspender voluntariamente todas sus actividades de enriquecimiento de uranio, un pacto que los europeos consideran quedaría roto si Teherán retoma la producción de hexafloruro de uranio. Medidas de castigo Jamenei asume el control con la investidura de Ahmadineyad ABC TEHERÁN. El máximo líder iraní, el ayatolá Alí Jamenei, advirtió ayer al nuevo presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en contra de tomar decisiones precipitadas en relación con el diferendo sobre la política nuclear que el país mantiene con Unión Europea. Según los analistas, Irán confirma con esta sinuosa fórmula que está dispuesto a dar aún una última oportunidad a los europeos antes de retomar del todo su programa de la bomba nuclear. El Líder Supremo aprovechó ayer la ceremonia de toma de pose- sión del nuevo presidente para dejar claro que será él quien dicte la política exterior iraní, especialmente tras la llegada a a la jefatura del Gobierno de su candidato, el radical Ahmadineyad, en sustitución del reformista Jatamí. En su discurso de investidura, el ex alcalde de Teherán adoptó también un tono moderado y conciliador. Ahmadineyad prometió luchar por los desfavorecidos, la justicia y la paz, en un mundo desprovisto de armas de destrucción masiva precisamente el día en que Irán anunciaba que reanudará su programa atómico. De hecho, Irán argumenta que esa oferta ya tendría que haber sido presentada, por lo que asegura que es Europa quien ha incumplido el acuerdo. Además, insiste en que no tiene intención de producir uranio enriquecido, sino sólo el gas de hexafloruro del que se obtiene. Aunque los contactos diplomáticos se sucedían ayer, los ministros de Exteriores de la troika europea ya advirtieron por escrito el martes a Irán que reabrir Isfahán, clausurada desde los acuerdos de noviembre, supondría el fin de las negociaciones y empleo de otras medidas, entre las que podría estar denunciar a Irán ante el Consejo de Seguridad de la ONU. La decisión de la UE de presentar o no ese paquete de medidas, calificadas por la UE como muy buenas para Irán, se tomará en las próximas horas en función de la actitud que tome el Gobierno iraní.