Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional JUEVES 4 8 2005 ABC De la Vega propone a Chile un papel más activo en las cumbres iberoamericanas b La vicepresidenta del Gobierno fue recibida ayer por Ricardo Lagos y hoy se desplaza a Argentina, dentro de su gira por varios países del continente sudamericano ABC SANTIAGO DE CHILE. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se entrevistó ayer en el Palacio de la Moneda con el presidente de Chile, Ricardo Lagos, en la segunda escala de su primera gira oficial por el continente sudamericano, que comenzó en Costa Rica. De la Vega expresó a Lagos el deseo del Gobierno español de que Chile intervenga de una manera más activa en el funcionamiento de las cumbres iberoamericanas y de manera especial en la próxima, que se celebrará en Salamanca los días 14 y 15 de octubre. De la Vega ofreció a Lagos que un chileno forme parte del equipo de la nueva Secretaría General Iberoamericana, a cuyo frente estará Enrique Iglesias. Durante una rueda de prensa, tras su reunión con el mandatario chileno, la vicepresidenta animó a las pequeñas y medianas empresas de España a que inviertan en el país andino, después de que en los últimos años lo hicieran las grandes compañías españolas, como Telefónica, las eléctricas o los grandes bancos. El Gobierno considera que ahora puede producirse una segunda oleada si se aprovechan las oportunidades de negocios que hay para ese tipo de empresas. De la Vega, que hoy se desplazará a Argentina, próxima escala de sus gira, habló también con Lagos sobre la cumbre contra el hambre que a mediados de septiembre se celebrará en la ONU, en Nueva York, y de los sistemas de financiación del proyecto, del que España y Chile son dos de los cinco impulsores. Los féretros con los restos de los marqueses de Urquijo en la puerta de su chalé en Somosaguas, donde fueron asesinados Veinticinco años después del asesinato de los marqueses de Urquijo, uno de los sucesos más sonados de la crónica negra de España, las incógnitas siguen viajando en el tiempo. ¿Actuó Rafi Escobedo solo o en compañía de otros? Sea como fuere, el delito ha prescrito El crimen de una noche de verano que se quedó sin respuestas TEXTO: ISABEL G. ESLAVA FOTOS: ABC MADRID. Esta misma semana se cumplían 25 años de uno de los asesinatos que más tiempo y espacio ha ocupado en los medios de comunicación. El 1 de agosto de 1980 aparecían asesinados en su chalé de Somosaguas (Madrid) Lourdes de Urquijo y Manuel de la Sierra, marqueses de Urquijo. A partir de ese momento, el crimen de los Urquijo ingresaba por derecho propio en la crónica negra de España al contar con todos los elementos para ello: un matrimonio de la aristocracia muerto de forma violenta, sin un móvil aparente. A esto se sumó la detención, y posterior condena, de Rafael Escobedo, ex marido de la hija de los marqueses, por cuyo amor- -según el acusado- -asesinó a sus suegros. Sangre, dinero y pasión, todo un caramelo de morbo hasta para los más desapasionados. Si, además, los hechos objetivos y demostrados- -que Rafi Escobedo estuvo en el lugar de los crímenes y disparó al marqués- -se aderezan con unas cuantas incógnitas respecto a la autoría, todo ello da como resultado que 25 años después se siga especulando sobre el quién, el cómo y el porqué del asesinato de los marqueses. Esa noche de verano de 1980, alguien, uno o varios individuos, apretaron el gatillo de una pistola de calibre 22 causando la trágica muerte del matrimonio. El personal de servicio descubrió los cadáveres, el del marqués con un tiro en la nuca y el de su esposa con dos disparos, uno en la boca y otro Rafi Escobedo en la yugular. Las primeras investigaciones llevaron a un presunto culpable, Rafael Escobedo. Él mismo se declaró autor y, en uno de los juicios más sonados que se recuerdan, fue condenado por el doble asesinato a sendas penas de 26 años, ocho meses y un día de cárcel (53 años, cuatro meses y dos días en total) y al pago de 20 millones de pesetas a los dos hijos de las víctimas, Myriam y Juan. En la sentencia se señalaba que Rafi había actuado solo o en compañía de otros frase que ha hecho correr a lo largo de estos 25 años ríos de tinta y que, incluso, se convirtió en el título de una película. A pesar de que Rafi estuvo solo en el banquillo de los acusados, dos de sus antiguos compañeros de correrías también fueron puestos a disposición judicial. Javier Anastasio fue declarado coautor de los asesinatos, aunque, después de cumplir el tiempo máximo de prisión provisional, huyó a Brasil en diciembre de 1987 y sigue en paradero desconocido. Además, Mauricio López Roberts fue condenado por encubrimiento y cumplió una breve condena en el penal de Ocaña. Rafi ya en la cárcel, empezó a insinuar que sabía más cosas de las que había contado hasta el momento. Tanto es así, que en una entrevista en un programa de televisión de la época, el yerno de los Urquijo aseguró que había más gente implicada y amenazó con tirar de la manta Pero en el caso de que realmente hubiera otros culpables, Rafi no quiso o no pudo revelar la verdad. El 27 de julio de 1988, apareció ahorcado en su celda de El Dueso (Cantabria) Para muchos su suicidio fue la prueba de que el caso Urquijo tenía aún muchas incógnitas por resolver. Para otros, simplemente el último acto de un hombre cuya conciencia no pudo soportar el delito que había cometido. Sea como fuere, 25 años después el crimen ha prescrito y si en compañía de otros significara que hubo colaboradores desconocidos hoy no se podría emprender acciones legales en su contra, pero sí contra Javier Anastasio, quien llegó a ser declarado coautor.