Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 8 2005 Nacional 17 MUERTE DE UN DETENIDO EN EL CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL DE ROQUETAS La autopsia El informe forense concluye, a falta de los análisis toxicológicos, biológicos y criminalísticos solicitados, que existe una relación de causalidad entre el fallecimiento y la situación de detención del sujeto que la causa inmediata de la muerte es una insuficiencia respiratoria o cardiorrespiratoria aguda y que la causa o concausas fundamentales de la muerte se encuentran en estudio Los forenses señalan, no obstante, que no se ha encontrado macroscópicamente una evidencia directa o ineludible que explique el origen del fallecimiento (hemorragias viscerales, fracturas craneales, shock hemorrágico... Por todo ello no se debe concluir nada sobre la causa de la muerte hasta que se hayan completado todas las pruebas Entre las concausas relacionadas con la detención los forenses describen traumatismos directos, fractura esternal, infiltrados hemorrágicos cervicales o empleo de un spray irritante. Sobre estos puntos se han solicitado análisis más exhaustivos. piés y manotazos, una patrulla golpeó a Juan con una defensa y al mismo tiempo intervino el teniente que se encontraba en la planta donde están las viviendas. Los agentes utilizaron una porra eléctrica y otra extensible, así como un spray paralizante, tal y como aparece en la declaración judicial- -la autopsia detalla los golpes y lesiones que provocaron estas armas, que no son reglamentarias, al detenido, si bien añade varias causas más aún en estudio- Los traumatismos directos reflejan un forcejeo y empleo de violencia intenso pero no son causa directa del fallecimiento señala. El tercer agente explica que en el momento de mayor violencia del detenido le ponen boca abajo para inmovilizarlo- -en la puerta del cuartel- -y le colocan un punto de dolor en el cuello, se pone morado y al darle la vuelta ya no respiraba. Le intentan reanimar, pero Juan ha muerto. La juez del número 1 será la encargada de determinar si existen responsabilidades penales. Juan Martínez (a la derecha) murió a la entrada del cuartel de Roquetas tras ser detenido por resistencia a la autoridad EFE Los agentes justifican los golpes porque no podían reducirlo ni con grilletes La familia denuncia que el arrestado murió a causa de la brutal paliza una evidencia directa que explique el origen del fallecimiento según la autopsia, que revela que Juan Martínez consumía drogas de abuso CRUZ MORCILLO MADRID ALMERÍA. El pasado 24 de julio Juan Martínez Galdeano, de 39 años, moría en el cuartel de la Guardia Civil de Roquetas de Mar (Almería) a las 17.44 horas, una hora y media después de que se presentara en esas dependencias diciendo que acababa de sufrir un accidente de tráfico y que lo querían matar En esos aproximadamente 90 minutos, este robusto agricultor gritó, forcejeó y lesionó a varios agentes. Nueve funcionarios, incluido el teniente al mando, intentaron reducirlo; lo detuvieron, le golpearon, lo esposaron y le causaron heridas de distinta gravedad, según consta en la autopsia y grabaron las cámaras de seguridad perimetral del cuartel. b No se ha encontrado cencias judiciales que continuarán hoy con el resto de funcionarios. Los tres agentes coinciden al declarar que Juan Martínez, vecino de Roquetas, les dijo que había tomado drogas -también consta en la autopsia, que cita antecedentes clínicos de consumo de drogas de abuso y que la víctima sufría anhidrosis (déficit de sudoración) En sus manifestaciones, a las que ha tenido acceso ABC, los tres guardias describen que la víctima estaba muy nerviosa, muy alterada se tiró al suelo, se agarró al mástil de la bandera, daba manotazos y decía que lo querían matar. La primera declaran- te señaló que Juan no llevaba zapatos ni pantalones y cayó al suelo en el primer forcejeo en el patio del cuartelillo. Ante esta situación lo detuvieron por resistencia a la autoridad y le colocaron grilletes. Aparentemente en ese momento el arrestado se tranquilizó, pero cuando iban a introducirlo en un coche policial para conducirlo a los calabozos de la Policía Local se arrojó al suelo pidiendo auxilio y llamando a la Guardia Civil- -según consta en la declaración- En este forcejeo el detenido le rompió un dedo a la agente y le reventó las yemas de las falanges con la puerta del vehículo. Entre punta- Atado de pies y manos PP e IU piden la comparecencia de Alonso para explicar el suceso C. H. MADRID. El PP pretende interrumpir las vacaciones de muchos miembros del Gabinete ministerial a cuenta de diversos acontecimientos de los últimos días, entre los que destacan la muerte de Juan Martínez y las nuevas revelaciones del sumario del 11- M. Los populares quieren la comparecencia del ministro del Interior, José Antonio Alonso, y apoyarán también las iniciativas que presente IU, quien podría solicitar la convocatoria de la Diputación Permanente para que Alonso explique las circunstancias de la muerte de Juan Martínez en el cuartelillo de la Guardia Civil de Roquetas de Mar. Alonso ya Dijo que lo querían matar La juez de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Roquetas ha imputado a los nueve agentes. Interior ha suspendido de sus funciones al teniente y se ha abierto la depuración política de responsabilidades. Para la familia de la víctima, Juan murió a consecuencia de una brutal paliza Sin embargo, la autopsia no resulta concluyente sobre los motivos concretos de la muerte y remite, de un lado, a exámenes toxicológicos y biológicos que aún no han concluido y, de otro, a las declaraciones de los ahora imputados. Ayer se produjeron las tres primeras compare- ha anunciado que dará explicaciones una vez acabe la investigación y el secretario de Estado, Antonio Camacho, también ha solicitado comparecer. Sobre esta cuestión se pronunció la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, que aseguró desde Santiago de Chile que a este Gobierno no le va a temblar la mano para llegar hasta el final en esta investigación, porque los derechos humanos son un eje fundamental de la política gubernamental dijo. El PP quiere también que comparezcan la ministra de Sanidad, Elena Salgado, por la salmonela alimentaria que ya afecta a más de 1.000 personas y el de Trabajo, Jesús Caldera. El abogado de la familia, José Ramón Cantalejo, declaró ayer que la víctima presentaba literalmente golpes en todo el cuerpo y explicó que su fallecimiento por asfixia se pudo producir hasta por cuatro causas diferentes, todas relacionadas con la paliza, y lo novedoso es que estaba atado de pies y manos informa Martín Navarrete. Además, el letrado desveló que uno de los agentes que declaró en el Juzgado reconoció que el teniente había usado armas antirreglamentarias. Cantalejo reiteró que ha habido una extralimitación y una negligencia, con resultado lamentable de muerte por parte de alguien que no se lo merecía Mientras, los compañeros de los imputados desde la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) defienden la actuación policial porque no lograban reducirlo ni siquiera esposado y su abogado, Gustavo Arduán, reitera que no se ha cometido ninguna ilegalidad como demuestran las grabaciones