Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Los Veranos MIÉRCOLES 3 8 2005 ABC GENTE EN VERANO GERONA. LA GLORIA DEL SUQUET CARLOS MARIBONA a cocina marinera catalana, y especialmente la del norte, responde bien a lo que Josep Plá llamaba cocina directa la que con ingredientes óptimos y una manipulación sencilla y tradicional da el máximo nivel. Para él la gran cocina de su región es la que se basa en el mar. Y es en la Costa Brava donde se L capturan los mejores productos del Mediterráneo, sobre todos los inigualables pescados de roca. Con ellos se elaboran magníficas sopas, entre las que destaca por méritos propios el suquet, la antigua olla de peix de pescadores y marineros, que se hacía en recipientes de barro con aceite, ajo, perejil, tomate, mucha cebolla, patatas y pescado. Se puede considerar el plato más representativo de la rica cocina marinera gerundense. Resulta excelente el que se sirve en El Roser 2, en La Escala, uno de los mejores restaurantes marineros de Cataluña. No muy lejos, también junto al mar, está el mítico El Bulli de Ferrán Adriá, pero su categoría desborda estos breves apuntes. También destacaba Pla de la Costa Brava los pescados a la brasa y los caldosos y aromáticos arroces de pescadores, con ingredientes como la escórpora- -cabracho- la cabeza de mero o el congrio. Pescados y arroces se pueden disfrutar en Almadraba Park, restaurante de hotel sobre un acantilado que, pese a su nombre, es una referencia de la costa gerundense. También nos gustan mucho los arroces de Garbet, chiringuito situado en la misma arena de la playa de ese nombre. La lista sería interminable porque en esta zona se come muy bien. Apunten en cualquier caso El Far de Sant Sebastiá, jun- La playa de Sanlúcar reúne a miles de personas, que contemplan la espectacular carrera de caballos sobre su arena Los caballos galopan de nuevo en Sanlúcar La historia y el espectáculo se dan la mano donde muere el Guadalquivir TEXTO: EUGENIO CAMACHO FOTOS: AFP eles a su cita desde hace justamente 160 años, el milagro del hipódromo natural que emerge con la bajamar vuelve a hacerse realidad en Sanlúcar de Barrameda. Frente al marco incomparable de la puesta de sol en los confines del Coto de Doñana, los centauros galopan estos días para mayor disfrute de los aficionados Fi a las carreras y para deleite de los sentidos. Las playas de Sanlúcar reciben la mayor avalancha de público de todo el año con los dos ciclos en los que se divide la temporada sanluqueño. El primero de ellos, con un contenido más deportivo que social, sobre todo si se compara con el segundo y definitivo, pro- gramado para mediados de agosto. Los purasangres son los absolutos protagonistas a lo largo de dos kilómetros de playa de arena fina y dorada, desde Bajo de Guía hasta la Punta del Espíritu Santo. En el recorrido, miles de personas se agolpan sobre la malla de plástico que separa el improvisado hipódromo de la zona de esparcimiento. La emoción y la igualdad marcan cada jornada el desarrollo de las carreras, pero no sólo en la arena, también en la grada, donde no faltan las apuestas entre los aficionados. nizaban carreras sin más orUna edición más, queda fueden ni reglamento que la velora de toda duda porqué este cidad y la fuerza de los percheevento, declarado de interés rones. turístico internacional, está No fue hasta el 31 de agosto considerado como el mayor esde 1845 cuando las carreras de pectáculo de las playas del caballos, como hoy las conocesur. mos, no tomarían verdadero La extraordinaria estampa cuerpo. Organizadas de los purasangres gaal más puro estilo inlopando frente a la desembocadura del Los purasan- glés, las normas de apGuadalquivir congres son los titud, peso y velocidad de los équidos patrasta con los inicios de este centenario protagonistas saron a ser condición evento, que radican en un recorri- indispensable para en las competiciones do flanqueado contribuir a la mejoimprovisadas por los por miles de ra del espectáculo. Hasta que no apadueños de los cabapersonas rezca el documento llos que se acercaban que indique lo contrahasta Bajo de Guía pario, las de Sanlúcar son las cara transportar el pescado y el rreras de caballos más antimarisco que, a lo largo de los guas de España. Sólo las supeaños, han hecho de Sanlúcar ran las celebradas en 1835 en uno de los puntos gastronómila finca madrileña de la Alamecos más solicitados del litoral da de Osuna, aunque estas reespañol. En ese punto, mienuniones hípicas fueron intertras los barcos, faluchos y bomitentes y de corta duración. tes volvían de faenar, se orga-