Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Cultura MIÉRCOLES 3 8 2005 ABC Royuela viaja de la madurez a la inocencia con Violeta en el cielo con diamantes b Esta obra rescata el título de Dentro de los poco disimulados esfuerzos por capitalizar el legado del gran actor, una editorial de EE. UU. publicará en septiembre como novela un guión inédito sobre piratas en los Mares del Sur Marlon Brando, novela de piratas TEXTO: PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL una canción mítica de los Beatles (aunque no suena en el relato) que descubre fantasmagorías, emociones y sentimientos ANTONIO ASTORGA MADRID. El embrión del relato nace de un fantasma que se le apareció a un barbilampiño Royuela: La sensación de ver a una señora asomada en una casa en Galicia, con enormes cristaleras y con las ventanas blancas, me asustó muchísimo. Ahí nació esta historia de fantasmas, de aparecidos. Los recuerdos emergen como fantasmagorías que viajan del pasado al futuro En 1943 el químico suizo Albert Hoffman sintetizaba por accidente la dietilamida del ácido lisérgico, el llamado LSD. Su vuelta a casa montado en una bici por las calles de Basilea fue el primer viaje de la historia. Casi tres décadas después, los americanos pisaban la Luna, Don Juan Carlos era nombrado Príncipe de España y Los Beatles componían Lucy in the Sky with Diamonds En Violeta en el cielo con diamantes (Alfaguara) un viaje de la madurez a la adolescencia, el presente es julio de 1969: Mientras que aquí estaban las fronteras cerradas y Franco se miraba el ombligo para ver cómo podía perpetuar su sucesión, la de su régimen, fuera sucedían cosas muy intreresantes: mayo del 68, nacía el movimiento hippy con toda su filiosofía de paz y amor y las herramientas que se utilizaban para combatir la realidad, como la música y el LSD, que propiciaban esa experiencia dice. WASHINGTON. Gigante físicamente. Gigante del teatro. Gigante del cine. ¿Y también gigante de las letras? Dentro de los esfuerzos por capitalizar el multimillonario legado de Marlon Brando, cuyas pertenencias personales ya fueron subastadas en junio al mejor postor, las librerías de Estados Unidos recibirán, a partir de la primera semana de septiembre, una novela atribuida al legendario actor, tan genial como excéntrico. El libro, de 272 páginas y portada retro, se titula Fan- Tan y es una aventura de piratas en los Mares del Sur, con bastantes connotaciones autobiográficas. La trama de la novela transcurre en los años veinte y se centra en un cincuentón y obeso aventurero- -Anatole Doultry- -que es seducido por una atractiva mafiosa asiática- -Madame Lai Choi San- -para robar un valioso cargamento de plata. Pero en esta peculiar singladura literaria, la editorial Knopf se ha contagiado de la trampa y cartón que suelen caracterizar a Hollywood, ya que el texto es un guión que Brando originalmente escribió con el cineasta Donald Cammell, fallecido en 1996. Le dieron cien mil dólares de adelanto El reto inverso de transformar un guión en una novela ha recaído en David Thomson, un especialista en historia del cine que se ha tenido que emplear a fondo para dar forma a este empeño narrativo, llegando a escribir un capítulo final y un epílogo. La azarosa génesis de este libro se remonta a finales de los años setenta, cuando Brando y Cammell se retiraron a su isla privada de Tetiaroa para escribir su historia de piratas. Los dos recibieron en 1982 un avance de 100.000 dólares para su publicación literaria. Pero Brando, siendo Brando, se negó a cumplir con lo pactado, devolviendo el dinero y congelando su lanzamiento. Tras la muerte del octogenario Brando en julio del año pasado, la viuda de Cammell volvió a la carga con el proyecto inconcluso, recibiendo el visto bueno de los herederos del actor, que ya se han repartido un patrimonio estimado en 20 millones de dólares. Además de los beneficios de la subasta de bienes personales realizada al principio de este verano por la firma neoyorquina Christie s. Lotes de 320 objetos, incluidas algunas piezas clave en la historia del Séptimo Arte como el guión anotado de El Padrino que alcanzaron un total de 2,4 millones de dólares. A pesar de su cuestionable y enrevesado pedigrí, Fan- Tan -cuyo título corresponde a un juego chino de azar- -está siendo presentada como un viaje literario por las debilidades y obsesiones del reclusivo Marlon Brando, que en 1994 sí que se decidió a publicar Un sueño optimista El autor ha supeditado el lenguaje a la narración: La vida es un viaje y la llegada es la muerte: lamentablemente sí, pero no nos lo planteamos hasta que no salimos de la infancia. De repente te empujan de ese paraíso, donde descubres cosas maravillosas, como el primer amor, y cosas terribles: ¿De dónde venimos? ¿hacia dónde vamos? Violeta en el cielo con diamantes es una novela que da cuenta de muchos viajes, explica su autor: El iniciático, el viaje a la luna, el viaje de la infancia a la adolescencia y de ahí, a la madurez... El destino de la vida lo tenemos claro. Y por eso hay que detenerse lo más posible en todas las paradas. Aquella sociedad que desconoce su pasado no puede pergeñar el futuro. El pasado está hecho de fantasmagorías y nosotros los recontruimos por capricho Royuela dice que con Violeta ha creado la novela más optimista jamás soñada. Marlon Brando, con su exótica novia Tarita, en una escena de Rebelión a bordo su autobiografía Canciones que mi madre me enseñó Según explica David Thomson en su epílogo, Hollywood es la historia de todas las películas que se han hecho. Pero es más: es el relato más oscuro, más loco de todos los grandes sueños y proyectos que nunca se realizaron. Y al final, quizá los sueños no cumplidos, como Fan- Tan son más románticos y oníricos que los que se han cumplido fácilmente El departamento de marketing de la editorial Knopf ha empezado a promocionar su inminente lanzamiento no como una simple curiosidad sino como una fresca y excitante narración. Con su correspondiente tifón, apariencias engañosas, paradisíacos escenarios, apasionado sexo, combates mano a mano, travesías desde las Filipinas hasta Shanghai, y muchas ansias de libertad. Sólo falta que lectores mitómanos, y dispuestos a pagar 24 dólares por ejemplar, se lancen al abordaje. El libro, de 272 páginas y portada retro, tiene connotaciones autobiográficas