Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Madrid MIÉRCOLES 3 8 2005 ABC Tres beagle, un DC- 3 y un Falcón 20 son las cinco viejas glorias de la aviación que desde hace algunos meses descansan sin permiso en el aeropuerto madrileño Barajas, también cementerio de aviones TEXTO: HENAR DÍAZ FOTOS: EFE MADRID. Parece increíble que Barajas, ese gran aeropuerto de la capital con vistas a convertirse en uno de los mayores de Europa cuando a partir del próximo diciembre inaugure su nueva terminal, siga siendo elegido como destino donde retirar las viejas glorias de la navegación aeroporturaria. Pues es cierto, lo sigue siendo, y si no que se lo pregunten al Ministerio de Fomento, que desde hace algunos meses anda loco buscando dueño a los restos de cinco aviones abandonados en las inmediaciones de las pistas del aeropuerto. Tres beagle un DC- 3 y un Falcón 20 son los tres modelos en cuestión que decidieron convertir Barajas en su particular cementerio. Aunque Fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) niegan que sea una práctica habitual en los aeropuertos españoles, reconocen que la situación no es nueva, sino que ya ha ocurrido en más de una ocasión; sin embargo, también confirman que no existen más aparatos abandonados que dependan de ellos en otros aeropuertos españoles. En ocasiones no se trata de aviones abandonados, sino simplemente de aeronaves retiradas del servicio, y es más común que elijan para su particular retirada aeropuertos militares como el de Cuatro Vientos en Madrid o aeródromos de segunda clase como el de Corral de Ayllón en Segovia, los de Igualada y Sabadell en Barcelona o el de Ocaña en Toledo, entre otros. Sin dar señales El beagle Los aviones, que actualmente se encuentran localizados en una zona restringida del recinto aeroportuario, llegaron al aeropuerto madrileño sin que Barajas sepa aún el cómo ni el por qué: Muchas veces pertenecen a empresas que quiebran comentaron fuentes del aeropuerto. Hoy, deteriorados con el paso del tiempo, se sigue sin saber la compañía a la que pudieron pertenecer, sólo se han reconocido los modelos y que en su día fueron aviones militares y comerciales. Tras meses de búsqueda y papeleo- -se intentó localizar al dueño en el Registro Mercantil sin obtener resultado- Fomento publicó el pasado mes de junio un primer anuncio en es uno de los tres modelos que se el Boletín Oficial del Esencuentran abandonados en Barajas desde hace algunos tado (BOE) para que los meses. El B 206 Beagle Basset- -ese es su nombre técnipropietarios de las aeroco- -llegaba a pesar en vacío 2381 kilogramos. naves pudieran recuperarlos si es lo que deseaban. Al no obtener respuesta, el Ministerio ha vuelto a intentarlo con un segundo anuncio el pasado 27 de julio. El DC- 3, otro de los modelos abandonados, es un avión de factura estadounidense. A finales de los años treinta, el avión de pasajeros Douglas DC- 3 era la aeronave más popular que poblaba los cielos. Se convirtió en uno de los modelos comerciales que mejor El B 206 diseñado por la Beagle Corporation de Inglaterra. El primer prototipo, con una cabina dispuesta para cinco asientos, realizó su primer vuelo en agosto de 1961 y fue presentado en sociedad en el festival aeronáutico en Farnborough un año después, 1962. de restos como éstos deberán publicarse en el BOE, en tres fechas distintas, durante los tres meses posteriores al descubrimiento para dar todas las facilidades posibles al propietario si quiere encontrar la aeronave perdida. Si transcurrido el plazo de un año desde la fecha del hallazgo el dueño no hubiera reclamado su pérdida, dice la ley que se estimará la presunción legal de abandono y es cuando las autoridades podrán proceder a la venta del avión en subasta pública quedando su importe en beneficio de las arcas del Estado. Previamente se habrán deducido los gastos de los trámites y el premio que se le otorga al descubridor de las aeronaves abandonadas- -la tercera parte del valor del avión- La ley considera abandonada aquella aeronave cuando estuviese sin tripulación y no fuera posible determinar su legítima pertenencia por los documentos de a bordo, marcas de matrícula que ostente u otro medio de identificación, o bien cuando el propietario manifieste de modo expreso su deseo de abandonarla De momento, hasta que se localice a sus dueños, estos fantasmas de la aviación permanecerán retirados en este descuidado paraje como si se acabasen de terminar un combate en una película sobre batallas aéreas. Segundo anuncio Si en esta segunda ocasión los dueños no volvieran a dar señales, el anuncio podría volverse a publicar en una tercera fecha siempre y cuando no hayan transcurrido más de tres meses respecto del primer anuncio. Según los artículos 138 y 139 de la ley 48 1960 sobre Navegación Aérea, el hallazgo Este modelo se dejó de fabricar en 1969 con un total de 85 aparatos tanto civiles como militares. Con una altura de 3,43 metros y una longitud de 10,26, alcanzaba una velocidad máxima de 354 kilómetros por hora.