Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 8 2005 Internacional 25 La presunta infanticida de Brandeburgo asegura no recordar ningún asesinato La acusada ingería grandes cantidades de alcohol antes de cada parto en paro de 39 años, pasaba largas horas cerca de las macetas donde se hallaban los cadáveres de sus nueve hijos asesinados RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Pequeñas jardineras y un acuario lleno de tierra han sido sus ordenados féretros. Pero el apreciado orden alemán no ha ahorrado la congoja a un país tan protector de la familia que un hijo es una garantía de ayuda social. Los vecinos recuerdan frecuentemente a Sabine H. sentada entre sus flores, en las que ella sentía a sus hijos. Ayer la Policía seguía buscando con perros ante la posibilidad de que aparezcan otros niños muertos. Sabine H. bebía para dar a luz, pero en tales cantidades- -asegura a la Policía- -que no recuerda por qué mató a continuación a cada uno de sus nueve bebés y fue enterrándolos en jardineras. Un sobrino encontró al primero de ellos, dentro de un acuario lleno de arena, desvelando a la Policía un macabro secreto de 15 años. A lo largo de ellos esta enfermera en paro, ayudante de dentista de 39 años, fue dando a luz posiblemente en solitario y enterrando a sus hijos en macetas, que luego han llenado de flores su balcón durante largo tiempo. Su marido se ausentaba frecuentemente de casa, se separaron este año y ahora la mujer vive con su hermana en la vecina localidad fronteriza de Francfort del Oder. Sabine H. ha confesado que pasaba horas en su terraza entre las flores, a fin de estar entre sus hijos, y que éstos serían de su marido, extremo que la Policía procura establecer. La mujer ha sido vaga en sus recuerdos ante la Policía, que ha localizado al marido con quien convivió durante b Sabine H. una enfermera Villepin se opone a que la UE negocie con Turquía si no reconoce a Chipre b La Comisión Europea considera cumplidas las condiciones impuestas a Ankara y traslada la decisión final al conjunto de los veinticinco Estados miembros LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL PARÍS. El primer ministro francés, Dominique de Villepin, puso ayer en guardia a Ankara, al considerar inconcebible el compromiso de iniciar negociaciones el próximo 3 de octubre con vistas al ingreso de Turquía en la UE, tal como estaba previsto, mientras las autoridades turcas no estén dispuestas a reconocer a Chipre. Villepin se mostró expectante sobre la posibilidad de que Ankara no respetase la fecha del 3 de octubre para cumplir todas las condiciones que le fueron dictadas e imponer las suyas propias. Habrá que esperar que Turquía tenga una voluntad verdadera de entrar en el proceso de negociación afirmó Villepin, que no dudó en reconocer la posibilidad de la fractura del calendario trazado. El pasado viernes Turquía allanó el camino hacia Europa firmando el Protocolo de Ankara, que amplía el acuerdo de unión aduanera a los diez nuevos Estados miembros, Chipre entre ellos, cumpliendo implícitamente los requisitos establecidos por la Unión Europea para el comienzo del proceso de adhesión. La Policía rastreaba ayer las proximidades del lugar donde se hallaron los niños más de una década, entre los años 1989 y 1999 en que se produjeron los nueve asesinatos, aunque la investigación apunta a que ella fue la responsable en solitario. AFP Amnesia parcial Según la fiscal Anette Bargenda, Sabine H. dice recordar los nacimientos, al menos de los dos primeros, pero no la causa de la muerte de los niños, debido a lo que bebía en el momento del parto a fin de pasar las contracciones. Sin embargo dijo haber rehusado entregar los niños en adopción porque habría sido muy embarazoso para ella. Recuerda que en varios casos cubrió a los bebés con una manta tras su nacimiento e insiste en no haber ejercido violencia alguna contra los niños. Al parecer habría despertado de su embriaguez cuando los bebés ya habían perecido, sin conjeturar lo sucedido. Se ha podido saber que la madre se llevó consigo las macetas con sus hijos a lo largo de varias mudanzas, hasta dejarlos finalmente en el garaje de la finca en la que había vivido con sus padres y donde fueron descubiertos. Pero también se sabe por la Fiscalía que en el interrogatorio se ha desmoronado, y admite que no quería tener hijos. Sabine H. tiene aparte otros cuatro: una joven de 21 años, dos chicos de 18 y 20 años- -que viven con el ex marido- -y una niña de dos años, que les fue retirada recientemente por el departamento de Asuntos Juveniles y de la Familia, tras una pelea de la pareja y alegando su grave estado de abandono. Siempre según testimonio policial, Sabine H. ha parecido aliviada por el descubrimiento de los hechos, sucedidos en Brieskow- Finkenherd, cerca de Francfort del Oder, en la actual frontera con Polonia. En el pueblo se la señala como una mujer agradable al saludar a los vecinos y de la que nunca se supo que estaba embarazada, ni si quiera sus padres ni su ex marido. Exclusión de Chipre Sin embargo, Turquía incluyó un anexo donde afirmaba que su gesto no equivalía a un reconocimiento de la autoridad del gobierno grecochipriota sobre toda la isla. La firma, la ratificación y la aplicación de este protocolo no significan para nada un reconocimiento de la República de Chipre a la que este protocolo hace referencia subrayó el canciller turco. La declaración turca deberá ser interpretada por el conjunto de los Estados miembros de la UE, que deberán llegar a una posición común los días 1 y 2 de septiembre en Newport (Reino Unido) después de que la Comisión Europea considerara ayer que Turquía cumple las dos condiciones impuestas para dar inicio a las negociaciones. Ayer, el portavoz del ejecutivo europeo, Amadeu Altafaj, indicó que los dos requisitos impuestos a Turquía el pasado diciembre ya han sido satisfechos, es decir, la introducción de reformas políticas en el país y el reconocimiento de Chipre. La decisión queda, pues, en manos de los ejecutivos de los Estados miembros, quienes deberán interpretar hasta qué punto Ankara ha ejecutado las exigencias de Bruselas. Macabro hallazgo de más de 300 fetos y cadáveres de niños en la morgue de un hospital de París ABC PARÍS. Más de 300 fetos y cuerpos de niños muertos, conservados de forma ilegal durante décadas, fueron descubiertos en la morgue del hospital San Vicente Paúl de París, según informaron ayer fuentes del Ministerio de Salud Pública. Por su parte, el secretario de los hospitales de París Jean- Marc Boulanger, dijo que algunos de los fetos estaban conservados desde 1985 y calificó la situación de inaceptable Boulanger precisó que los hospitales de París habían sido informados de este descubrimiento el 28 de julio y que el Ministerio fue avisado el pasado lunes. El inventario fue realizado este fin de semana por los empleados de la morgue recalcó Jean- Marc Morin, director jurídico de los hospitales parisinos, según el cual el lugar está bajo vigilancia para que nada sea alterado Si un bebé es expulsado del vientre materno sin vida, la legislación gala establece que debe ser incinerado por el hospital en un plazo de diez días si su cuerpo no es reclamado por la familia para su entierro. El ministro francés de Sanidad, Xavier Bertrand, anunció que el Gobierno ha encargado a las autoridades sanitarias una investigación administrativa para arrojar luz sobre este asunto y determinar las responsabilidades Asimismo, la Fiscalía de París ha abierto una investigación preliminar paralela. Las autoridades sanitarias elaboran en este momento un inventario del número de cadáveres y de fetos sin vida encontrados en el depósito, sin ninguna seña sobre su identidad ni su procedencia. Fue un responsable del hospital el que descubrió el osario. El ministro aseguró que el Gobierno lanzará una investigación en todos los depósitos de cadáveres de los hospitales en los que también exista un servicio de maternidad.