Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Internacional MIÉRCOLES 3 8 2005 ABC 1- Un Airbus de Air France toma tierra en el aeropuerto de Toronto con 297 pasajeros a bordo 2- Por causas que se desconocen, el aparato entra en la pista con demasiada velocidad. Algunas fuentes apuntan al impacto de un rayo Accidente aéreo en el aeropuerto de Toronto Airbus A 340 3- El avión rebasa la zona de aterrizaje y se precipita por un pequeño barranco en el que se parte en dos y se incendia El aparato se incendió a escasos metros de una concurrida autopista de la ciudad canadiense -Longitud: -Alcance: -Peso con carga: -Velocidad crucero: 59,42 m. 14.000 km 277 tm. 914 km h Final de pista Pearson International Airport Terraplén Infografía ABC Sólo 14 heridos leves tras salirse de pista un Airbus con 297 pasajeros, partirse en dos e incendiarse El impacto de un rayo y las malas condiciones atmosféricas en Toronto, causas del accidente horas, las imágenes de los restos del aparato ardiendo junto a la autopista y la falta de información hicieron temer una tragedia ABC M. GALLEGO TORONTO NUEVA YORK. Ha sido un milagro que ninguno hayamos muerto Uno de los 297 pasajeros del Airbus 340 de la compañía Air France no comprendía aún cómo lo que se presumía la mayor catástrofe aérea de Canadá se había saldado sólo con 14 heridos leves después de que el aparato, procedente de París, se saliera de la pista de aterrizaje del aeropuerto Pearson de Toronto en medio de una tromba de agua, recibiera al parecer el impacto de un rayo, acabara estrellándose junto a la autopista y, finalmente, se partiera en dos y terminara envuelto en llamas. Hacia las cuatro de la tarde, hora local, diez de la noche en la península, las televisiones canadienses interrumpían su emisión para ofrecer imágenes en directo de los restos de un avión envuelto en llamas en la pista de aterrizaje del aeropuerto Pearson de Toronto, el principal del país. Una nube de humo negro se elevaba de los restos del aparato junto a la autopista, completamente colapsada. b Durante más de dos de varias víctimas aunque sin concretar su gravedad. Entre ellas, varios de los 12 miembros de la tripulación. Tras más de dos horas de angustia, las autoridades del aeropuerto Pearson de Toronto emitían un comunicado: todos los pasajeros del avión se encuentran vivos y sólo había que lamentar 14 heridos leves Varios testigos señalaron posteriormente que el avión no pudo frenar debido a la gran cantidad de agua que se había acumulado en la pista. Algunos dijeron que el aparato iba a gran velocidad cuando trataba de aterrizar y otros afirmaron haber observado que el Airbus había sido alcanzado por un rayo, extremo que fue corroborado por versiones de los pasajeros. Escapar del infierno Los restos del Airbus arden en el aeropuerto de Totonto junto a la autopista a la hora en que el Airbus intentaba tomar tierra. Las emisoras de radio locales aseguraban que varios testigos estaban viendo cómo los pasajeros intentaban salir del aparato en llamas, mientras otros grupos vagaban desorientados por las inmediaciones La sede de la compañía aérea gala se negaba a hablar de víctimas y sólo comunicaba que una célula de crisis había sido constituida. Una hora después del accidente, y mientras la única información fehaciente eran las imágenes del avión ardiendo tomadas por las cámaras de tráfico de la autopista, comenzaron a difundirse informes oficiosos de los servicios sanitarios de varios hospitales cercanos que confirmaban la llegada Uno de los ocupantes del aparato siniestrado, Olivier Dubos, dijo que justo antes de aterrizar, el avión iba extremadamente rápido y que, un minuto antes de tomar tierra, se quedó sin luz. Todo el mundo estaba aterrorizado dijo Dubos, quien señaló que se hincharon las rampas de emergencia y los pasajeros pudieron abandonar la nave antes de que comenzara el infierno Una odisea que, milagrosamente, acabó con tan sólo 14 heridos leves. Los peores presagios Las primeras informaciones confirmaban que el aparato era un Airbus 340, completamente lleno, de la compañía Air France y procedente de París. La espectacularidad del suceso desató las alarmas mientras el dispositivo de seguridad del aeropuerto intentaba sofocar el incendio y evaluar el número de víctimas. Rápidamente, fuentes oficiales de la Policía canadiense descartaban la hipótesis de un atentado terrorista y achacaban el siniestro a las pésimas condiciones atmosféricas con una intensa lluvia y aparato eléctrico El Pentágono confirma la muerte de otros siete marines en Irak el lunes AP BAGDAD. El mando norteamericano en Irak confirmó ayer que siete marines fueron asesinados el pasado lunes en dos ataques de la insurgencia iraquí en la zona oeste del país. Con ellos son ya 1.801 los soldados que Estados Unidos ha perdido en ese país desde que el comienzo de la guerra eb marzo de 2003. Seis de los marines asesinados el lu- nes pertenecían al Equipo de Combate 2 de la Segunda División de Marina y murieron en Haditha, unos 220 kilómetros al noroeste de Bagdad. Pese a la confirmación oficial del Pentágono, la resistencia iraquí elevaba a 10 el número de soldados norteamericanos muertos en esa emboscada y así lo reivindicaba en varios carteles que aparecieron ayer colgados en varias calles de esa localidad iraquí. Igual- mente, afirmaban haberse apoderado de gran parte de su armamento. El séptimo marine murió en la ciudad de Hit, a 80 kilómetros de Haditha, donde una bomba hizo explosión al paso de los efectivos militares. Las dos localidades que han sido escenario de estos ataques son feudo de la insurgencia suní. De los 1.801 soldados estadounidenses que han muerto en Irak desde el inicio de la guerra, siempre según un recuento de la agencia de noticias Associated Press, un total de 1.382 murieron como consecuencia de ataques enemigos.