Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 8 2005 Nacional 17 Una patera con diez niños recién nacidos a bordo fue interceptada en aguas de Tarifa en la noche del lunes. Aunque el número de inmigrantes que ha llegado a las costas españolas ha descendido un 17 por ciento en el primer semestre de este año con respecto a 2004, las mafias han dado una vuelta de tuerca más en el inicio de la temporada veraniega Los bebés del viento de poniente TEXTO: C. MORCILLO M. A. BARROSO ALGECIRAS MADRID. La gente tiene hambre y se va, y que Dios reparta suerte Mustapha El Mrabet, presidente de la Asociación de Trabajadores e Inmigrantes Marroquíes en España (Atime) no le da más vueltas al asunto. No cree, como indican algunas voces de la lucha contra la inmigración ilegal en España, que llenar las pateras de bebés sea una estrategia de las mafias para complicar la repatriación de estas personas, como si los recién nacidos fueran una especie de salvoconducto. Es hambre, y desesperación. El viaje empieza 1.500 kilómetros antes, en el desierto. No se habla de los que no llegan, de los que perecen por el camino, que a buen seguro son muchos. Pero ningún padre envía a su hijo al infierno El cielo, o así, les debieron parecer las costas de Tarifa a esas madres aferradas a los cuerpecitos de sus hijos. Nadie puede imaginarse la escena- -comenta un voluntario de la Cruz Roja- durante horas estas mujeres viven la angustia de darles calor a unos bebés que cruzan el Estrecho en condiciones infrahumanas Es tal la protección que les dan a los pequeños que son los primeros en recuperarse cuando los equipos de emergencia hacen su trabajo. Algunos de los inmigrantes interceptados (entre ellos, 16 mujeres y 10 bebés) son trasladados en un vehículo de la Cruz Roja EFE Máxima gravedad dice el PSOE El portavoz de Inmigración del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, calificó de máxima gravedad la llegada de diez recién nacidos en patera. Este suceso supone un agravamiento cualitativo, desde el punto de vista humanitario, del tráfico ilegal de seres humanos. Es necesario que los gobiernos de España y Marruecos apliquen con el máximo rigor la legislación en la materia Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, calificó el hecho de escandaloso y reiteró su llamamiento a Marruecos para que se emplee a fondo para solucionar la situación por la que atraviesan muchas familias marroquíes e impedir que pongan en riesgo sus vidas de esta manera También solicitó a la UE más ayudas para la integración de los inmigrantes. Los bebés, en buen estado Empujados por los vientos de poniente, diez recién nacidos llegaron el lunes por la noche junto a sus madres y otros compañeros de aventura, 29 en total (16 mujeres) todos subsaharianos, al litoral gaditano. Efectivos de la Guardia Civil de Algeciras (Cádiz) avistaron e interceptaron su embarcación- -una lancha neumática semirrígida de unos siete metros de eslora- -frente a la playa Jabonera de Bolonia. La patera tocó tierra sobre las 22: 17 horas, y ahí acabó el viaje terrible desde la lejana Nigeria (su lugar de origen, según confesión propia, aunque siempre dicen lo mismo apunta Isidoro Macías, conocido como el padre Pateras que regenta una casa de acogida en Algeciras) Voluntarios de la Cruz Roja atendieron a los inmigrantes en la playa- -todos los bebés se encontraban en buen estado- y una de las mujeres, embarazada y con síntomas de hipotermia, fue trasladada al Hospital Punta Europa de Algeciras. Su bebé nacerá en España. La Benemérita localizó más tarde en la playa, a unos 150 metros de la lancha, a otra mujer que desembarcó antes de que llegaran los agentes y se ocultó. Las madres y sus hijos fueron trasladados al Centro de Atención al Inmigrante de Tarifa, que les facilita pisos de acogida para los primeros días. Pa- sado ese periodo, las mujeres suelen buscar otros centros o bien viajar a ciudades como Madrid o Barcelona para buscar trabajo, según explica el padre Pateras por cuya casa de acogida han pasado en la última década más de 200 subsaharianas y otros tantos niños. Ayer la casa gaditana de los franciscanos estaba de fiesta: acababa de nacer un nuevo bebé de las pateras, de la penúltima que llegó en abril con dos embarazadas y el cadáver de un niñito a bordo que no resistió la travesía. Una risa nueva que sumar a otras seis. Luego se irán y algunas volverán a pe- dirnos ayuda o papeles cuenta Isidoro Macías. Con la llegada de estos bebés son ya 34 los que han cruzado el Estrecho en lo que va de año, a los que habría que sumar otros 36 menores que, en su mayoría, no viajaban acompañados de sus progenitores. El número de inmigrantes interceptados cuando intentaban alcanzar las costas españolas ha descendido un 17 por 100 en el primer semestre de 2005 con respecto al año anterior, según el Ministerio de Trabajo. Pero la campaña veraniega de las mafias no ha hecho más que empezar. Si os quedáis embarazadas es casi imposible que os repatríen MADRID. El mensaje de las mafias a las mujeres subsaharianas es claro: Si os quedáis embarazadas, será casi imposible que os repatríen Por este consejo y por llevar dos viajeros en la patera- -la madre y el feto- -les cobran 1.300 euros por el pasaje, mientras que los hombres pagan entre 800 y 900, según han explicado algunos de ellos a quienes les asisten, una vez en España. Otra de las prácticas de las organizaciones de tráfico de seres humanos, según ha detectado la Guardia Civil, es acudir en Marruecos a las casas de familias en condiciones precarias y con hijos de entre 12 y 13 años para enseñarles vídeos sobre los centros de acogida de la Junta de Andalucía e instarles a que crucen el Estrecho, con la seguridad de que si son interceptados tendrán un sitio donde quedarse. El interés del menor prevalece en nuestra legislación sobre la Ley de Extranjería y las condiciones que ésta fija para la expulsión de los irregulares. De esta forma, es prácticamente imposible que un bebé sea devuelto a su país. Se haría si se repatría a su madre, pero la dificultad de documentar a estas mujeres lo convierte en una quimera. Las mafias usan anzuelos enseñan a las familias con hijos vídeos de las casas de acogida de Andalucía Es sobrecogedor ver cómo esas mujeres se abrazan a sus pequeños dice un voluntario de Cruz Roja