Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Los Veranos MARTES 2 8 2005 ABC EN PORTADA (Viene de la página anterior) CAM o el Aifos así como la Infanta Doña Cristina, que solía pilotar el Azur de Puig Sin embargo, este año Don Juan Carlos es el único miembro de la Familia Real que tiene previsto competir en la regata más prestigiosa del Mediterráneo, ya que ni Don Felipe, por su próxima paternidad, ni la Duquesa de Palma de Mallorca, por su reciente maternidad, se han inscrito en la regata. Atrás quedan, por el momento, las imágenes de veranos pasados en las que Don Juan Carlos, Don Felipe y Doña Cristina salían en sus veleros y, a bordo del Fortuna o del Somni la Reina contemplaba la competición, acompañada de sus nietos, de la Princesa de Asturias o de Iñaki Urdangarín. El jueves, descanso Finalmente, el inesperado anuncio de la muerte del Rey Fahd ha dejado la primera jornada de la Copa del Rey sin ningún miembro de la Familia Real entre los tripulantes, algo que posiblemente no había sucedido nunca. Pero, aunque Don Juan Carlos no haya podido participar en la inauguración de esta prueba náutica, que durará toda la semana, los organizadores de la regata esperaban que en los próximos días el Rey pueda incorporarse a su puesto al mando del Bribón y competir junto a las más de cien embarcaciones inscritas en la regata. Salvo el jueves, que las tripulaciones descansan de la dura jornada de mañana, que toca la prueba de altura, los veleros saldrán todos los días a la mar y Don Juan Carlos podría incorporarse en cualquier momento. Pero ayer el Rey pasó todo el día en su despacho de Marivent. Si por la mañana estuvo transmitiendo su dolor y su pésame por la muerte del Rey Fahd y abordando el panorama político de la región, por la tarde recibió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se trasladó desde Madrid para despachar con Don Juan Carlos antes de iniciar hoy sus vacaciones en Lanzarote. En el primer día de la Copa del Rey, la actividad en el Náutico era frenética La Reina y Doña Cristina visitan a la Princesa Alexia en Barcelona A. M. -F. PALMA DE MALLORCA. Si una muerte- -la del Rey Fahd- -obligó ayer al Rey a interrumpir sus planes, un nacimiento modificó también las vacaciones de la Reina y de la Infanta Doña Cristina. Doña Sofía, acompañada por la Duquesa de Palma, abandonó ayer Mallorca y se trasladó a Barcelona para conocer al tercer hijo de su sobrina, la Princesa Alexia de Grecia, hija del Rey Constantino, que nació el pasado viernes en la clínica Teknon. Los Príncipes, en tierra Mientras tanto, los Príncipes continúan con su verano terrestre, muy alejados de los veleros y de la Prensa, pero aprovechando estos días de descanso, soleados pero no demasiado calurosos en Palma, para compartir cada momento en su residencia de Son Vent. El próximo verano, con un bebé de nueve meses, todo será ya muy distinto para ellos. El recién nacido, que se llamará Carlos- -como su padre- es el primer hijo varón de la Princesa Alexia y del arquitecto Carlos Morales, que tienen dos hijas, Arrieta y Ana María, de cuatro y dos años respectivamente. La Princesa Alexia tampoco quiso conocer el sexo del bebé que esperaba hasta el momento de su nacimiento, una costumbre que los Duques de Palma de Mallorca han seguido en los cuatro embarazos de la Infanta Doña Cristina. Además, aunque ambos matrimonios dejaron muy claro que el bebé sería muy bien recibido, fuera cual fuera su sexo, lo cierto es que las dos familias han conseguido con estos últimos nacimientos lo que les faltaba. Así, Doña Cristina e Iñaki Urdangarín han sido padres de una niña, después de tres varones, y la Princesa Alexia, madre de un niño, después de dos hijas. Quienes tampoco han querido conocer, hasta ahora, el sexo del hijo que esperan son los Príncipes de Asturias. De momento, sólo lo sabe el médico que atiende a Doña Letizia y, de esta forma, no hay riesgo de que a alguien se le escape la noticia.